jeudi 11 mai 2017

G. Bellows

G. Bellows

EXILIO
Yo era ese pájaro que visitó todos los cielos.
Vuelo sobre vuelo conocí los mares y las nubes distantes
y vi a los desiertos y las plagas.

Era ese pájaro, en busca de que no lograren los vendavales,
buscando las pistas del sol que me secaría las alas.
Era yo audaz y breve, infeliz y amplia.
Oh fado y agonías, o dicción de las palabras de un dios más allá de otro dios! 
Era yo ese pájaro, pájaro triste de los rinconcillos,
ápices de vuelo al filo de las horas mal encendidas,
alambre de derrotas,
geometría de tiempos y de tibias incertidumbres.
Vi todas las rutas, todas las edades.
Mi sombra dibujó los grandes bosques
y las suaves colinas
y las contracorrientes.
Murieran ancianos mientras se dibujó mi vuelo.
Generaciones se fueron y otras llegaron.
Ave de edades sin memoria,
pájaros de variada suerte, antiguo y enfermo.
Yo era ese pájaro perdido dentro de mí y todos los viajes.

Y siempre guardo la llave de la vieja casa.

Fernando Cabrita.

Aucun commentaire: