mardi 21 mars 2017

Hagiografía de Narcisa la bella, Mireya Robles


En Hagiografía de Narcisa la BellaMireya Robles ahonda con desbordante imaginación poética en la sexualidad femenina y la condición de mujer en la Cuba de los años cuarenta. Nada más llegar al mundo, Narcisa provoca desconcierto y cierta repulsión. Su apariencia de «dragón», su voz ronca, su disposición a someter su voluntad al bienestar de una familia insensible e indiferente a sus necesidades, hacen de Narcisa una santa; y de esta historia un relato de martirio en clave de humor.
Narcisa moldea el mundo con su pensamiento, a golpe de «meditaciones profundas», «letanías» e invocaciones; a golpe de redimensionar su realidad a través de una imaginación arcana, plagada de un poderoso simbolismo que apela a los sentimientos y a la inteligencia del lector en dosis similares.
La veremos crecer a través de unas páginas escritas con la cadencia propia de una hagiografía, pero también de un relato susurrado o de una historia contada con urgencia, como repetida, como conocida de todos. Pero lo cierto es que Narcisa es un misterio al que ni tan siquiera escapa ella misma. Y esta novela es un regalo que cruza ahora el Atlántico para recordarnos que siempre podremos ir «al infinito a buscar respuestas».
Sobre el personaje central de esta novela, Narcisa, y su imaginación alucinada y en ocasiones hilarante, Mireya Robles cuenta:
Yo creo que aun teniendo en cuenta la escena final, no es Narcisa la que desaparece, porque a pesar de la voracidad de los que tienen el poder sobre ella, nadie podrá despojarla de su esencia. Su capacidad para imaginar es tanto rebeldía como adaptación, y es también una lucha por preservar su potencial humano.
En cuanto al sentido del humor, no lo uso como escape. Simplemente está ahí, surge cuando menos me lo espero y me encanta porque me divierte cuando me toma por sorpresa.

Sobre la autora

Mireya Robles nació en Guantánamo, Cuba, en 1934. Actualmente es ciudadana de los Estados Unidos, donde ha enseñado en varios colleges. También fue profesora en la Universidad de Natal en Durban, Sudáfrica, durante diez años. Ha escrito numerosos artículos de crítica literaria y ha publicado cuatro novelas, dos libros de narraciones cortas, dos poemarios, un libro de ensayos literarios, y el Diario de Sudáfrica. Como escritora, ha merecido diversos premios literarios en Estados Unidos, México, Francia, Italia y España. La crítica y traductora Anna Diegel ha dicho sobre nuestra autora: «No existe una verdadera ruptura entre las vidas de Mireya Robles en Cuba, en los Estados Unidos o en Sudáfrica. En cada uno de esos países, según dice ella misma, llevó sus raíces consigo. Las raíces de Robles no son solamente la cubanía, sino también la indeleble identidad de una mujer que siempre se sintió aislada del mundo y que, por eso, en cada lugar donde vivió, se dedicó a crear».

Sobre el libro

  • «Narcisa fue creada con un gran amor y una inmensa admiración hacia el personaje. Surgió en unos meses del año 1980 en los que trabajé en la base militar de Fort Chaffee, en el estado de Arkansas entrevistando cubanos que habían llegado a Estados Unidos por el Mariel. Los que quedaban en Fort Chaffee procedían en su mayoría de cárceles cubanas donde cumplían sentencia por actos criminales. Un día, en mi oficina, empecé a escribir lo que pensé que sería una narración corta y que se prolongó hasta formar una novela. Admiro en Narcisa la magia de su ser, la voluntad de liberarse a través de momentos en los que su cuerpo material se hace etéreo y es capaz de atravesar espacios abiertos cubriendo enormes distancias en pocos segundos, tocada por una extraña belleza ausente en la vida familiar. Es un escape que logra a un nivel cósmico, si se quiere» – Mireya Robles.
  • «Hagiografía es muy divertida y muy feminista. Robles tiene el don de la sátira y de lo cómico, algo relativamente escaso en las letras hispanoamericanas» – Jean Franco.
Hagiografía de Narcisa la bella se publica ahora por primera vez en España (aunque en nuestra lengua ya había sido editado en Estados Unidos [New Hampshire, 1985] y en Cuba [La Habana, 2002]. Existe una traducción al inglés de Anna Diegel [Londres, 1996]).

Puedes encontrar —o encargarlo, si en ese momento no lo tienen— este mismo libro en estas librerías.

Aucun commentaire: