mardi 7 février 2017

BAT BAD

Esas mujeres que viven en Londres,  Roma, Lisboa, Madrid...

tan enojadas contra Trump, con esa pasión desbordante, avasalladora, incontrolable y demoníaca hacia una figura de la política. Ustedes viven muy lejos, señoras, para tanta arrancadera de pelos, ni es vuestro presidente, ni nada que diga les toca demasiado a no ser por esa carga humanitaria de humanidades mundiales que las pone así, como si tuviesen un trauma perso, irrazonable, multiestridente y parasinfónico con alguien que ni conocen, vamos, no es para misa, ni es el primero que entra a ese lugar.

Aucun commentaire: