jeudi 2 février 2017

2 de febrero , fiesta de la Candelaria.



El 2 de febrero es la fiesta de la Candelaria.

¿Cuál es la definición de la Candelaria y la razón por la que se comen panqueques ? ¿Y cuál es la relación con la palabra vela?

Candelaria,  conocida como "Chandeleuse", se celebra el 2 de febrero, 40 días después de la Navidad. Su nombre proviene de la palabra "vela".

En la época de los romanos, era un festival en honor del dios Pan. Durante toda la noche, los creyentes a través de las calles de Roma, agitaban antorchas. En 472, el papa la convertirá en la celebración de la Presentación de Jesús en el templo , por lo que se  organizan procesiones con velas en el día de la Candelaria, de acuerdo con una técnica específica: cada fiel debe recuperar una vela en la iglesia y traerla a casa !




El que lleva una vela encendida, de seguro  no va a morir en el año

Esta bendita vela se cree que tiene  potencias. Si viertes  unas gotas de cera sobre huevos para incubar aseguras buenos pollitos. Y también protege de los rayos, si se enciende durante la tormenta.
Mientras tanto, otra tradición del día son  las "crepas"! Esta tradición se refiere a un mito lejano ,  si no hacemos crepes el día de la Candelaria, el trigo se desintegrará en  el año.

Por otra parte, al hacer los panqueques se debe observar  la  costumbre de la  moneda de oro. Los campesinos soplan el primer panqueque con la mano derecha mientras sostienen una moneda de oro en la  izquierda. A continuación, la moneda de oro se envuelve en la tarta antes de ser llevada en procesión por toda la familia a la habitación donde  se deposita, en la parte superior del armario hasta el año siguiente.

Si se respetan todos estos ritos, la familia asegura dinero durante todo el año. El que vira la tarta sin que  caiga al suelo tendrá  felicidad hasta la siguiente Candelaria.

Hoy en día,  existen menos procesiones con velas, pero se  mantiene la tradición de las tortas.

En muchos países se cree que el Día de la Candelaria sale  un oso  de su madriguera. Si la temperatura es suave y ve el sol, vuelve reanudar rápidamente su hibernación, porque sabe que el invierno va a durar. En otros lugares es una marmota, ambos determinan si el invierno será breve o hay que seguir usando "pieles" e invernar.

En el municipio de Candelaria (isla de Tenerife) se encuentra la basílica y santuario católico de la Virgen de Candelaria, o "Nuestra Señora de la Candelaria". La imagen actual está fechada en 1827-1828, y es de estilo neoclásico, sustituyendo la talla medieval gótica que se llevó una riada en el año 1826. Es Patrona de Canarias.

El Día de la Candelaria en Cuba


Es  muy frecuente  escuchar a las personas en Cuba haciendo planes para el dos de febrero  podar las plantas, también suele programarse para esta fecha un corte de cabello y hasta de las uñas. Todo con la finalidad de que cuando renazcan lo hagan con más fuerza y belleza. 

La Virgen de la Candelaria llegó mediante los canarios y sentó su patronazgo en diversos pueblos y ciudades En la parte occidental de nuestro país, producto de la mezcla entre canarios, esclavos africanos y criollos, a finales del siglo XVIII, ante la religión católica imperante, el esclavo, para proteger a sus orishas, los enmascara ante un santo católico y es así como se produce la sincretización entre la Oyá, orisha del río Níger, portentosa diosa fluvial, dueña de las centellas, los temporales, los vientos, violenta e imperiosa, acompañante y amante de Changó y guardiana del cementerio, con la Virgen de la Candelaria. 

Entre los símbolos que acompañan a estas dos deidades están la luz, el nueve y el agua, es por ello que entre ambas se produce una relación armoniosa que se conserva hasta nuestros días. 



Narra un pattakí de Ifá, que Changó desafiaba a Oggún al convertir a Oyá en su mujer. Estando el amante Changó en casa de Oyá, dueña de las centellas y los temporales, de pronto, enterado, se apareció Oggún; rodeó la casa con un ejército formado por todo tipo de armas hechas en su fragua; interpelaba bruscamente a Changó a que saliera y le enfrentase batalla. Oyá, muy respetada y querida en su pueblo, y bajo la influencia de su amor por Changó, se cortó sus largas trenzas; se quitó también la saya de nueve colores y el pañuelo. Vistió a Changó con su atuendo. Luego abrió la puerta de su casa y Changó, vestido con la indumentaria de su amante, se abrió paso entre la multitud, imitando el majestuoso paso de Oyá. Vestido así, logró escapar de la ira de Oggún, su eterno rival en el amor. La Oyá de amor centellante, la Oyá que agita los vientos La Oyá que sacude al mundo con sus átomos violentos. La que brilla por el cielo que la tormenta presagia, Piedra del rayo dormida por el polvo de la magia.

Cuadro que representa la imagen original de la Virgen de Candelaria. Fue realizado por el pintor tinerfeño Cristóbal Hernández de Quintana en el siglo XVIII, en pleno apogeo de las peregrinaciones marianas de la imagen a la ciudad de La Laguna. El cuadro se encuentra actualmente en el Museo de Arte de Ponce (Puerto Rico).

Y para quienes quieran seguir la tradición francesa de preparar crepas, ahí las va la receta:
Si vous voulez faire des crêpes, la recette se trouve ici:
Crepas dulces
250 g de harina
5 g de sal
25 g de azúcar (opcional)
3 huevos
50 g de mantequilla derretida
1/2 litro de leche
1 cdta de agua de azahar, de extracto de vainilla o de ron según se prefiera
Una sartén grande de teflón
Mantequilla para engrasar
Nutella, mermelada, azúcar, miel, cajeta o lo que quieran.
Poner la harina en un bol y hacer una fuente en medio para poner los huevos, el azúcar y la sal. Mezclar el contenido de la fuente con un globo de repostero sin tocar la harina.
Incorporar la harina poco a poco batiendo enérgicamente mientras se vierte la leche (para evitar los grumos).
Cuando la preparación sea como una crema fluída y homogénea, agregar la mantequilla fundida y el agua de azahar/extracto de vainilla o el ron. Cubrirla para dejarla reposar durante 20 minutos.
Vertir un poco de pasta con un cucharoncito en el centro de la sartén engrasada y moverla en forma circular para extenderla de modo que cubra todo el fondo y que así la crepa quede redonda y fina. Dejarla cocer un par de minutos, voltearla y ponerla en un plato. Una vez terminadas, servirlas al gusto –dobladas en cuatro, enrolladas, etc - y con lo que se prefiera. Provecho!
Feliz día de la Candelaria!

Aucun commentaire: