jeudi 12 janvier 2017

Llegan lejos los agentes.

Anoche, en el Facebook, una tal Lucía Gonzalez, quien confiesa vivir en Canada y que Mariela Castro le cambió el sexo, dice que soy de la Stasi y me conoció en Villa Marista cuando la torturaba.  Se mueve con Glenda Alonso, Chabeli Castaño y Harold Prendes, junto a otro chica de Miami que fundó un grupo no hace mucho y luego le cambiaron el nombre dando "Vivas a cara e' coco", justificándose con que los habían hackeado. 

Son perfiles falsos, semi falsos y telecomandados para atacar a personas del exilio, usar identidades en youtube y otras redes, ensuciar vidas y obras. 


Qué desconsuelo, siempre he querido ser super espía y no han querido contratarme.
Lo de la tortura es más difícil porque no me atrevo a matar cucarachas. 

Bravo, 
usen el tiempo en llenarme el perfil en face 
 y comentar esas leyendas  en  este blog 
que me doblo de la risa y los suprimo. 
Gracias. 

Mi Facebook no es un almacén de desconocidos, vuelvo a baldear.

Aucun commentaire: