vendredi 13 janvier 2017

Las manos de Mary Magdalene


Ambrosius Benson - Mary Magdalene. 1520


Wichy García Fuentes


Obama descongeló las relaciones, aflojó el embargo, le rió las gracias al dictador, terminó su período quitando el parole al personal médico escapado y bloqueando la migración por mar. Poco faltó para que se bajara los pantalones y le diera una barra de mantequilla a Raúl Castro para que no se fuera a lastimar la pinguita mientras se la metía, y todavía el gobierno cubano asegura que no va a renunciar a ninguno de sus principios, que en la isla no hay presos políticos y que le pondrán a Obama un sombrero de plomo en la cabeza. Si esto no es sindrome de esposa maltratada, o pégame más pégame más qué rico papito, pues que Freud resucite y le ponga un nombre más moderno y acorde con la parafilia del presidente saliente.


Aucun commentaire: