mardi 26 juillet 2016

Woodland Meadow, Hans Thoma

Woodland Meadow, Hans Thoma


Hambre
por Arthur Rimbaud 



Si tengo gusto, sólo
Es por tierra y por piedras.
Me desayuno siempre aire,
Rocas, carbones y hierro.

Vuelvan hambres. Pasten, hambres,
El prado de los sonidos.
Atraigan el jovial veneno
De las amapolas.
Coman peñascos rotos,
Antiguas piedras de iglesia,
Guijas de los diluvios
Y panes de valles páeidos.
El lobo aullaba bajo el follaje
Escupiendo las bellas plumas
De su festín de aves:
Como él, así me consumo.
Las ensaladas, las frutas,
Esperan la recolecta;
Pero la araña del seto
No come sino violetas.
¡Qué duerma! Y yo pueda hervir
En el ara de Salomón;
El caldo va en el orín
Y se mezcla con el cedrón.

Aucun commentaire: