mardi 8 août 2017

La gata que cayó del cielo


Hoy Mimi Vuvuzela Perez se tiró de la ventana para la calle y aterrizó sobre un auto. El pobre conductor nunca había visto caer una gata negra del cielo y se rompió la nariz, la novia se hirió en la boca, ademas se torció un brazo y ambos sangraban. Desde la ventana puse el grito y las manos en la cabeza. Bajé en tromba y la rescaté del griterío. Vinieron los bomberos, les atendieron, negocié el accidente diciendo que le había dado un yeyo a mi Mimi, porque ella es incapaz de actuar con tanta locura. Me obligaron a llevarla al veterinario, por supuesto, Mimi agredió, amenazó, arañó e insultó a todos , le hicieron la total a nivel médico, solo vomitó para expresar inconformidad y me cobraron la piel de las dos nalgas y algo más, pero feliz, Mimi está en casa, duerme a pata suelta porque la tranquilizaron, en fin... una pequeña historia del verano.





Aucun commentaire: