samedi 6 mai 2017

Patricio Fernández enfermo de izquierdismo obtuso degenerativo



Grotesque Animal Heads by Daniel Hopfer, ca. 1515–20.

Por Rafael Piñeiro-López

Patricio Fernández, ahora representante de la post izquierda chilena, director de The Clinic, ese diario irredento y anticapitalista que hacia la segunda mitad de los años noventa irrumpió en el Chile del juez Garzón y el Pinochet vulnerable, ha escrito un texto para el NYT en español donde nos habla, con la convicción de los creyentes que necesitan restablecer su fe, acerca de una Cuba majestuosa que se abre a la modernidad tras el pacto de Obama y la muerte de Fidel. 

Ahora se pueden poner en escena obras de teatro de alta complejidad técnica y hasta se atisban novísimas grúas constructoras en el puerto. ¡Aleluya! Un milagro de San Obama, no me cabe la menor duda. Y es que eso es el viejo zorro Barack para la post izquierda latinoamericana, un beato venerable y sabio, bueno y redentor, que vino a hacer de esta nuestra tierra, incluyendo a la tenebrosa, claro, un lugar más justo y más hermoso. Y para muestra un botón, la Cuba pujante e inclaudicable (raro mixture que habita en las mentes calenturientas de los huérfanos ideológicos de los Komsomolets rusos) que nos describe el bueno de Patricio.

Columna de Patricio Fernández en el New York Times: El fin de la Revolución cubana






Nota blogger: Este Patricio no solo come ensaladas, también fuma una yerba muy mala para el cerebro y bajo droga debe evitar escribir, le sale un corrido perrero tan ignorante y escandaloso , sin contar que los sintomas se ven de lejos, ya está ciego, y como el izquierdismo obtuso es degenerativo, tendrá pocas erecciones en el resto de la vida, mamalón. Vaya a llorar a casa de su madre. MGA



Aucun commentaire: