dimanche 23 avril 2017

El sueño de las marmotas, poema de JULIO BENITEZ


The Three Ages of Life, 1859

Carlo Zatti




El sueño de las marmotas

parece una historia lejana
en medio de las montañas.

Camino por los senderos de la muchacha inocente
entre los setos de mi vuelo quebrado.
Parco me acerco a su sombra,
¿buscando el amor?, ¿la pasión de un zombie?

Se desvanece 
así como Miami Beach se me arrincona.
El Art Deccó recuerda La Habana;
aunque tantos borrachos y pinches mariguaneros
no tienen mucho que ofrecerme.
Escojo cantar al sol que quema,
sudar bajo la nube que explota,
humedecer el cuerpo 
con la lluvia de primavera
y caminar la costa hasta sumergirme en la marea.

Vuelvo a caminar sin la niña de mis sueños
ni la playa que tanto amo.
Me refugio entre los que trabajan la tierra
Y recogen las ciruelas de mis dulces.

En Homestead está todo el mundo
No necesito de California aunque la extraño
Hay chinos y coreanos y filipinos,
Sin olvidar japoneses.
También pizcan los de Centro América
Junto a los mexicanos que arrancan los camotes
Y abandonan las botellas en la carretera.

El sábado tomaré un mojito 
Y el ron cubano me alegrará la tristeza

Rebeca pide ayuda por la tierra nuestra
mientras Arisitide transforma la picardía
allá por el corazón de la ciudad

No hablo de Westchester, ni tampoco de Kendall.
La Pequeña Habana está lejos
mientras las callejuelas de mi barrio
encierran las historias de la marmota 
Y la mujer que se me escapa.

Aucun commentaire: