mardi 18 avril 2017

Déjenme dormir un poco más



EL DURMIENTE

Déjenme dormir un poco más... Es la tregua

prometida al durmiente en el largo combate;

en mi corazón acecho la luna que se alza,

pronto en mi corazón disminuirá la oscuridad.


Oh muerte provisoria, dulzura que nos mata,

medida de mis cimas, profundidad muy justa,

limbos para mi sangre y candor de las savias,

en ti, en su raíz, aun mi miedo no es miedo.


Mi dulce señor Sueño, no me hagas soñar,

y mezcla en mí mis risas con mis lágrimas;

déjame difuso, para que la Eva interior

no salga de mi flanco tan ardiente y hostil.

Rainer Maria Rilke

Aucun commentaire: