mardi 18 avril 2017

Betobeto-san

Uno de los mejores ejemplos de Yokai inofensivo aunque molesto es Betobeto-san (procedente de Nara), una extraña criatura invisible que camina tras nosotros, haciéndonos escuchar sus pasos en la soledad de la noche. 

La solución para librarnos de él es detenernos y decir con educación “Betobet-san, pase usted primero”, tras lo cual nos adelantará y nos dejará en paz, de lo contrario nos seguirá hasta que le apetezca. 



Debe su nombre a la onomatopeya del sonido de sus pasos, “beto beto”, el ruido que hace con sus sandalias de madera tradicionales resonando contra el suelo en el silencio de la noche.

Betobetosan es un yôkai incorpóreo y sin forma, aunque gracias al manga Gegege kitarô se ha popularizado como una enorme bola, sin ojos, con una gran boca y cortas piernas con sandalias, aunque sigue teniendo la capacidad de ser transparente se le representa de esta forma para que el lector lo pueda asociar a un personaje.





Aucun commentaire: