samedi 11 mars 2017

UN DIA COMO HOY HACE CUATRO


Margarita García Alonso, en el poemario
MAR DE LA MANCHA- 1992


Sin segundo aire
decirle a alguien yo te amo, significa: tú no debes morir.
Gabriel Marcel

En la isla murió mi abuelo.
Cual caballo ciego
en camino al matadero,
mi piel frisona.

Doble cristales contra el ruido,
el frío, el mundo y los pájaros
de este verano insoportable.

Cambié de ciudad, de apellidos
y sigo en el ala de un pájaro, 
en derrumbe perpetúo
como lágrima en zapato,
resbaladiza hacia el asfalto.

En el viejo continente
y sus  calles pobladas de perros,
mi cerebro canibaliza:
he hecho un viaje
a semejanza de mi desprecio.

Tiempo atrás  escapé
de la escoria monótona del verso,
críticos chispeantes de realeza 
entrecruzaban bártulos,
ávidos de describir al duende,
la frigidez de la coma, olfateando
estaciones, milagros y nacimientos
donde no estuve  no estaré
con mi tartamudez insoportable.  

Conozco  el final y engaño
-a excesos miento-
él que no sabía escribir ha muerto.

Mi abuelo cuida mis dientes que comen
ratones de la vida que llegó malsana
como enfermedad complaciente y lenta.

Aucun commentaire: