lundi 6 mars 2017

Alquimia y depresión


En los Trados de Alquimia es necesario destruir la materia prima. Para ello, se  pulveriza, se mezcla con el fuego secreto y se  ensambla con el rocío. Luego, se la coloca en un vaso donde las dos propiedades opuestas, el Azufre Filosófico y el Mercurio Filosófico se disuelven;  tras un largo proceso de descomposición,  la materia se pudre.

Al llegar a la etapa de la Nigredo, la sustancia es más oscura que la noche más cerrada. El cuervo negro simboliza este momento, cuando el proceso de renacimiento puede comenzar. El cuervo es un pájaro negro que se alimenta de carroña y ayuda al proceso de destrucción y transformación.

Cuando llega la noche, es momento de adentrarse, de concentrarse en lo esencial y unificar los esfuerzos, hibernar para recuperar la fuerza y la energía.

La muerte que se encuentra aquí, no es la muerte física, sino el abandono de un comportamiento desfasado y la renuncia a los hábitos destructivos.

Durante los días más oscuros del invierno, las plantas mueren, dejando sus semillas en el suelo, éstas luego germinarán completando el ciclo de la naturaleza.

De igual modo, la noche oscura del alma producirá un nuevo crecimiento a su ritmo y tiempo y el alivio.  Los momentos  oscuros tienen el poder de sanar, son la semilla de la nueva vida.


Aucun commentaire: