jeudi 23 février 2017

progresía apócrifa

flamethrowing devil
Histoire ancienne jusqu'à César, Flanders ca. 1470-1480, Rouen, Bibliothèque municipale, ms. 1139, fol. 134r


Por Rafael Piñeiro-López

La izquierda norteamericana ha reaccionado a la derrota electoral de noviembre pasado, no solo propugnando y justificando la violencia como medio legítimo de protesta, sino ejerciendo patrones de conducta que históricamente ella misma ha achacado al conservadurismo y a la derecha. 
Esta izquierda falsamente liberal, esta progresía apócrifa, ha utilizado el sexismo y la misoginia, la xenofobia, la discriminación intelectual, para atacar al nuevo presidente y a sus seguidores. Muchos dirán que han terminado por apropiarse de aquellos horrores que suelen caracterizar a la derecha. Pero esa aseveración, he de decirles, no es más que un mito, una falacia. 
En realidad, lo que la izquierda norteamericana ha estado haciendo durante los tres últimos meses no es otra cosa que volver a sus orígenes. ¿O es que acaso se nos olvida el carácter reaccionario de los autoritarismos que se incubaron en la Cuba de Castro, en Corea y en la China, en la Europa oriental de la post guerra? Pues eso, ahora atesoramos una izquierda reaccionaria, sin velos que cubran su verdadero rostro. 
A quienes andan obnubilados y letárgicos buscando una posible explicación del triunfo electoral de Donald J Trump, ahí tienen una excelente razón: la izquierda norteamericana se ha convertido en una reverenda mierda.

COMENTARIOS EN FACEBOOK
Alex Díaz La izquierda siempre ha sido una reverenda mierda. Regula hasta lo que las gentes tienen que cagar. Fagocita el fisco hasta vaciar las arcas. Aman más aumentar impuestos que a sus propias madres. Son un puto cáncer que hace metástasis a nivel de sociedad y se creen con derecho a gobernar vitaliciamente. Como diría nuestro amigo Guicho Cronico, hay que mamárselas y encima decirles que estaba rico.
Rafael Piñeiro-López El problema con esta izquierda de la que hablo, es que se ha ido al extremo, cosa que es su verdadera naturaleza, tal y como afirmo en mi comentario. Pero mi punto es que nunca antes, tal y como ha estado ocurriendo en los últimos 10 o 15 años, el velo se les había corrido tanto. Pasaron de ser los guardianes de la "humanidad y sus problemas" a ser el reflejo horroroso del problema. Eso.
Victor Angel Fernandez Calzadilla  Así mismo Rafa. La izquierda desde su entrada en el panorama político e histórico ha sido grandemente violenta. Sus tres principales expresiones durante el siglo pasado causaron la mayor cantidad de muertos que ha causado movimiento político alguno, Nacismo, Fascisno y Comunismo, a pesar de lo cual, los comunistas, con la anuencia y la complicidad incluso de la izquierda moderada, han pasado a la historia como unos santones inocentes prácticamente ascetas. Eso no lo habrían conseguido nunca sin contar con dos esferas importantísimas para la propagación de ideas: la intelectualidad y la prensa. La mayoría de la prensa ha sido siempre de izquierda, moderada o radical, pero de izquierda, y la de centro, también es de izquierda (en el caso de España hasta la prensa de derechas es de izquierda). Como la educación ha ido cayendo en sus manos desde principios del siglo XX, en la actualidad vivimos en la era del marxismo cultural, y de aquí, no creo que nadie nos saque. Esto -el planeta- se hundió.

Reynaldo Soto Hernández  Es la dictadura de la prensa. Se ha hablado mucho de la libertad de expresión sin preocuparse para nada de la responsabilidad de expresión, de la mesura en el uso del poder de la palabra. La sociedad les fue dando ciertos grados de confianza a lo largo del tiempo y al final ellos creyeron que eso les suponía el poder absoluto sobre esa misma sociedad que ingenuamente confió en ellos. Entonces, pues se dijeron a sí mismos: "quitamos y ponemos presidentes, imponemos tendencias, aterrorizamos a todo aquel que no esté de acuerdo con lo que decimos, nos convertimos en intocables y al que abra la boca lo linchamos política y moralmente. Es lo que han estado haciendo hasta ahora. No se dieron cuenta de que ese poder se estaba centrando cada vez más en los sectores menos productivos de la sociedad, en la gente que tiene tiempo para pasarse el día pegado a la radio la televisión y los periódicos comiendo papas fritas y bebiendo Coca Cola. A ese sector de la sociedad le perdonan todo, le justifican todo, le dan la razón en todo, no importa si asaltan un supermercado o queman una gasolinera para supuestamente protestar por algo. A los demás les acusan de ignorantes, de estúpidos, de racistas.... nadie se ha dado cuenta pero no es solo a Trump a quien han venido linchando moralmente en los últimos tiempos, es a los sesenta y tantos millones que votaron por él y a todos quienes le apoyan. Ni en el Granma vi nunca que acusaran de ignorantes e imbéciles a quienes se oponían al régimen comunista. Usaron muchos otros términos despectivos pero nunca trataron de meter en la memoria colectiva de la sociedad la idea de que todo quienes no creían en el comunismo éramos una manada de iletrados semi analfabetos. Aquí aterrorizaron a la gente con eso al extremo de que muchos que apoyaban a Trump desde el principio ni siquiera se atrevían a decirlo por miedo a que les tildaran de ignorantes e iletrados.



photo: Happy Presidents' Day! My President Trump. Bless USA!

Aucun commentaire: