lundi 5 décembre 2016

Slavoj Žižek a Fidel: “En cuanto a sus políticas prácticas, debe ser olvidado lo antes posible”

Achaemenid and Sassanian themes in Qajar tilework and related themes

Slavoj Žižek a Fidel: “En cuanto a sus políticas prácticas, debe ser olvidado lo antes posible”


El filósofo esloveno se refirió a la muerte de Fidel Castro y lo hizo con una áspera crítica a su figura y al modelo cubano. Según su visión, la isla y su resistencia no produjo ninguna alternativa deseable para el sistema capitalista.
En una entrevista al medio Russia Today (RT), el filósofo esloveno Slavoj Žižek criticó duramente el legado de Fidel Castro, de la revolución cubana y planteó su preocupación por los desafíos de la izquierda mundial.
“Desafortunadamente, claro, Castro era un personaje fascinante, pero al nivel de sus ideas, sus políticas prácticas, él debe ser olvidado lo antes posible. Tú sabes porque, por supuesto, yo sé lo que es admirar cómo un país pequeño se enfrenta a una potencia, pero pregúntate sinceramente: ¿Cuba produjo alguno nuevo en el sentido de una práctica social en economía, política, en la democracia?“, se preguntó el también psicoanalista y crítico cultural.
“Hace 10 años, lo que me deprime, no son estas violaciones humanas y la deficiencia económica, sino la sensación general de expectativa. Las personas están esperando, no están activas ni creando”, comentó.
Žižek plantea además que en la población cubana existe una resignación bastante “triste” y que demuestra el fracaso de buena parte del proyecto de Castro.
“Yo hablé con personas, sé cómo están destruidas las calles de La Habana y los edificios. Todo se está cayendo, pero no importa cómo sufren, la gente sigue esperanzada por la revolución. Esta situación en psicoanálisis lo llamamos renuncia, castración simbólica. Entonces, básicamente el régimen se legitima con nuestra fidelidad con nuestra propia castración. Es una cosa muy triste”, explicó.
Para el filósofo, el gran problema con Cuba y la revolución en general viene después del “asalto al poder”. “El gran desafío de la revolución es cuando los grandes eventos terminan, cuando termina la ‘noche salvaje’, cómo se retoman las formas después de que todo vuelve a la normalidad”.
“Para mí el discurso cubano es sólo un síntoma del gran problema de la izquierda, desde Syriza hasta Latinoamérica: Muy bien en movilizar a la gente, pero entonces la inhabilidad para proponer otro sistema económico”.

Aucun commentaire: