mardi 13 décembre 2016

Monstris


                                                             Leonard Cohen.

PORQUE RESULTA QUE SOY LIBRE
Todos conspiran para hacerme libre 
Yo intenté sumarme a sus argumentos 
pero había muy Pocas actitudes 
y yo necesitaba bastantes 
         El abandonar a la muchacha adorable 
no fue idea mía 
pero ella se quedó dormida en la cama de alguien 
         Ahora más que nunca 
deseo tener enemigos 
         Vosotros que florecéis 
en el fácil mundo del amor moderno 
tened cuidado conmigo 
porque he desarrollado una terrible virginidad 
y al encontrarse conmigo 
todos aquellos que hayan sobrepasado el beso 
perecerán sumidos en la vergüenza 
con verrugas y pelos en las palmas de sus manos 
           Ya va siendo hora de que nuestros mejores hombres mueran 
en el error y la iluminación 
Moisés vigilando 
David en su casa de sangre 
Camus junto al río 
            Mis nuevas leyes favorecen 
no el satori sino la perfección 
por fin por fin 
             los judíos que van 
demasiado lejos en el Sabbath 
serán lapidados 
             Los católicos que blasfemen 
sufrirán la electricidad aplicada 
a sus genitales 
             Los budistas que adquieren propiedades 
serán aserrados por la mitad 
             Los malos protestantes 
tienen gobiernos 
para hacerles la vida imposible 
             ¡Ah! el universo vuelve al orden 
Los nuevos rascacielos de Montreal 
se chulean de los aparcamientos 
como los ganadores de un concurso de higiene 
             una suite de encendidas ventanas aquí y allá 
como una Banda de Primera Clase 
otorgada como premio a una limpieza esmerada 
             Una muchacha que conocí 
duerme en alguna cama 
y de todas las cosas bonitas 
que podría decir digo ésta 
             veo su cuerpo desconcertado 
por las impresiones de las bocas 
de todos los besos de todos los hombres 
que ha conocido 
              como un piano arrabalero 
anillado por años de vasos de cocktail 
y mientras ella se da cuenta y tintinea 
en la encantadora vieja y pecaminosa danza 
               yo camino bajo 
la rubia lluvia de noviembre 
castigándola con mi felicidad

Aucun commentaire: