samedi 31 décembre 2016

by Margarita García Alonso


                                                                   Leonard Cohen.


UNA DE LAS NOCHES EN LAS QUE NO ME SUICIDÉ
Bailáis en el día que salvasteis 
mis ángeles teóricos 
hijas de la nueva clase media 
que lleváis la boca como la Bardot 
               Venid queridas mías 
las películas son verdad 
Yo soy el dulce cantante perdido cuya muerte 
en la niebla ha sido reducida por vuestras nuevas 
botas de tacón alto a colillas 
Iba caminando por el puerto esta noche 
buscando una cama de agua de 25 centavos 
pero dormiré esta noche 
con tus ligas enroscadas en mis zapatos 
como arcos iris en vacaciones 
con tu virginidad gobernando 
los cementerios de condones como una segunda oportunidad 
Yo creo Yo creo 
que el jueves 12 de diciembre 
no es la noche 
y besaré de nuevo la vertiente de un pecho 
un pequeño pezón sobre mí 
como una puesta de sol

Aucun commentaire: