lundi 12 décembre 2016

Blanca con flores.

Lillian Russell, c.1893 par WM Morrison, Chicago


RECUERDA LA OLVIDADA BELLEZA
Al ceñirte en mis brazos,
estrecho contra mi corazón esa belleza
Que del mundo hace mucho se marchara:
Coronas engastadas Que reyes arrojaron
en charcas fantasmales, Huyendo los ejércitos;
cuentos de amor tejidos con Hebras de seda
por Soñadoras damas en telas Que nutrieron la polilla asesina:
rosas de tiempos IDOS
Qué las damas tejieron en sus pelos;
lirios Fríos de rocío Qué las damas portaron
por tanto corredor Sagrado,
contes Adonde Nubes de Incienso soi elevaban
Qué sólo Dios estaba con los ojos abiertos:
ya que el pálido pecho, la mano Demorada,
nos llegan de otras tierras más Pesadas de sueño,
y también de otra hora más pesada de sueño.
Y cuando tú suspiras Entre besos
ESCUCHO la blanca Belleza también suspirando
por aquella hora cuando todo
deberá consumirse cual rocío.
Mas llama sobre llama y Hondura Hondura sobre,
y trono sobre trono y medio en sueños,
posadas sus espadas en sus férreas rodillas,
tristemente cavilan sobre misterios solitarios grandes.

William Butler Yeats.

Aucun commentaire: