mercredi 2 novembre 2016

ascenso antisocial

Acabo de ascender como "antisocial", salgo a almorzar de prisa, agarro una cartera para llevar dibujos. Llego tarde, pongo sobre la mesa el contenido, frente a amigos y clientes desconocidos y cae sobre la tabla un viejo tampón de reglas. Los ojos y las caras interrogando mi edad y asuntos de menopausia, cuando digo bien alto "estoy sangrando" y meto el tampax compak en la boca, un instante antes de que me abandonen, sin ningún motivo y me dejen sola con el camarero.

Aucun commentaire: