lundi 3 octobre 2016

Paz sí pero con dignidad!- dice Colombia.

HA GANADO EL NO

Lo que se ofrecía en Colombia:
1. 26 curules en el congreso sin pasar unas elecciones previas.
2. 1 televisora y 31 radios-emisoras gratis (pagadas con los impuestos de todos los colombianos)
3. Impunidad total sin el mas leve castigo para los altos mandos de la FARC, y reducción de penas al resto.
4. No entregan las armas (que no es lo mismo que bajar las armas) y tampoco señalan los laboratorios clandestinos donde producen la droga.
5. Otorgar sueldos y bonos superiores al salario mínimo del trabajador común sin realizar ninguna labor.


A la enfermera Kelly Juana Maza Mendoza, de 33 años, la alegría la desbordaba al conocer el escrutinio. «Planté mi 'No'», comenta firme. «Ahora que renegocien de manera justa para todos, no sólo para ellos». A paso ligero había ido, «hasta el colegio Unicentro, en las afueras de Bogotá, para votar en contra porque no es verdad que se votaba entre la paz y la guerra. Lo que se votaba son los puntos que acordó Santos donde le entregaba el país a las Farc», insistía. «Llevo 16 años, 6 meses y 28 días desplazada (expulsada por la fuerza) de mi casa, de la tierra de mi familia». Salió «con lo puesto» y fue de un lado a otro. Ahora, después de haber visto con sus propios ojos, «matar a machetazos, a tiros, robarnos todo» vive en la periferia de Bogotá con su marido y un bebé. «Si hubiera salido el «Sí» Las FARC estarían, sin que nadie les hubiera votado, con diez curules (cinco escaños en cada Cámara). Tendrían, otros dieciséis provinciales en las zonas que ellos controlan porque ¿Quién se iba a atrever a hacer política allí? Iban a cobrar el mismo sueldo que el resto de los diputados, les entregaban tierras y dinero mientras para nosotros, los desplazados, no hay plata». Pletórica con el resultado corregía sus sospechas «ya no tendremos a Timochenko de Presidente, porque a este paso parecía que llegaba». Dicho esto, añade, «todos estamos a favor de la paz pero no a cambio de entregarles la democracia».

Toda esa negociación empezó mal. En primer lugar, escoger Cuba para encontrarse y tener a Raúl Castro metido en el ajo, no podía convencer a nadie. Los comunistas comienzan a hacer las maletas en AMERICA LATINA. 



Aucun commentaire: