dimanche 2 octobre 2016

Christ of the Oak, Iglesia de San Mateo, Caceres, Spain.

Christ of the Oak, Iglesia de San Mateo, Caceres, Spain. 

Por  
Eduardo Jo
Entiendo a esas personas mayores que protestan ante todo aquel que venga a restregarle en la cara la mierda de la que ellos huyeron. Esa es la generación de los fusilados, a los que les quitaron su pedazo de tierra, sus casas, sus negocios, los ahorros de sus vidas, ellos son los que tuvieron que mandar solos a sus hijos sin saber si los volverían a ver, ellos son esos hijos que llegaron sin padres, ellos son las víctimas de la UMAP, de la columna juvenil del trabajo, ellos son las "tortilleras y maricones" discriminados ferozmente, ellos son los que tuvieron que adorar a su dios en la oscuridad de un closet, ellos son los que fueron expulsados de sus centros de estudios o trabajo y humillados en reuniones públicas, a ellos son a los que les rajaron la cabeza con piedras y huevos congelados, a los que les tiraban tierra en los ojos, a ellos son a los que les rompían sus diplomas de graduados en el aeropuerto, ellos han llorado la muerte de sus seres queridos sin que los dejaran entrar a su país a enterrarlos, ellos son los que llegaron en tiempos difíciles, a los que expulsaban de muchos lugares por ser cubanos, los que a fuerza de trabajar vieron crecer esta ciudad que era un pueblo cuando ellos llegaron y hoy es una de las ciudades mas bellas e importantes del mundo, ellos sienten esta ciudad un poco de ellos, la vieron crecer, le dieron su vida, le entregaron sus hijos, esta es la patria que ellos perdieron. Es una insolencia exigirles que perdonen al tirano y sus cómplices, es una insolencia pedirles que no griten su dolor, que no defiendan su territorio que sienten atacado.

Aucun commentaire: