samedi 17 septembre 2016

Vamos a viajar, por Juan Carlos Recio

Duke Henry the Pious / Lucas Cranach the Elder (1472–1553) 

   Por Recio Juan Carlos

Vamos a viajar 
el fin del mundo 
podría suceder que nunca ocurra 
y el viaje es un pretexto 
pero los viajes alivian lo domesticado,
esas posturas donde la columna
se inclina y permanece uno
junto al dolor del esfuerzo
de que un día y otro
también son, la suma y la resta,
cuando lejos muy lejos
una boca desconocida un buen pintor
un viñedo, cualquier aventura
hará que remueva 
todas las inclinaciones posibles.

Tal vez el viaje agote como viaje
Tal vez extrañemos ese rincón 
al que nombramos con sumiza alevosía 
nuestras horas feliciles
el hondo pesar dice la letra del corrido.
Lo cierto es que nada es como irse
unos días unas horas al otro lado
donde no escuches pasar al pregonero
donde la moderna televisión 
emita las falsas noticias tan antiguas 
como asesinar la reputación 
como la guerra, los desaparecidos
y aquellos que mojaron sus espaldas 
por un futuro
que aseguran les pertenecerá 
y luego sin empleo
intentan convencer al comisario
que su crimen de odio
estuvo basado en un filme una telenovela
y que no entendían, 
se trata de no entender
cuando la vida transcurre en ese agobio
igual en esta hora donde la contienda
los estafadores se postulan
y aquellas lejanas horas fundacionales
son la historia irreal en el borde
cuando damos el flash frente al abismo.

El viaje, , las aspas que lo impulsan,
el peso de irse lejos
ya lo he dicho:
por temor además 
a que nuestro corazón 
solo sea el último lugar
sobre una isla.

Aucun commentaire: