mercredi 27 juillet 2016

The End Of The Story

No voy a subir mas noticias en vivo sobre los atentados a Facebook, porque mi objetivo es informar lo que sucede y conocer la salud de amigos y conocidos cercanos a la tragedia.

Quien se encuentra en medio de esta situacion, en espanto frente al horror, tiene sus emociones alteradas, busca apoyo, fuerzas, consuelo.
Muchos reaccionan con rabia legitima, otros intelectualizan y discursan desde el medioevo, sobre todo los que estan lejos.

Pero creanme, el olor a sangre, los cuerpos destrozados, los inocentes degollados lastiman, reenviar en comentarios odio y deseos de matanzas no ayuda a mi espiritu. Los gobiernos, los que tienen el poder deben parar las masacres.

Traten de ser buenos, de no confundirse en crueldad con los asesinos. Incluso, si el valor y la furia os embargan, enrolense en una armada y partan al frente, todo a su honor, es una guerra santa.

Pero al leer mi muro esta manana, entro en la caldera de lucifer, fomentan masacres.
Mi animo no alcanza para responder, aliviar o calmar a la vecina, poco tiempo, desvelo, desconsuelo , es demasiada ambicion para mis fuerzas. Trato de sobrevivir, ustedes resguarden lo que les separa de los terroristas.Esto no es una batalla virtual, andamos confusos, desprotegidos, no es quien lancé mas palabras, hay sangre roja y apestosa secandose en Europa y siente mal, irremediable mal. Gracias.
                               The End Of The Story, 1900. Marcus Stone (1840-1921).
                                                  hoy no hay acentos, el teclado ha muerto.

Aucun commentaire: