samedi 31 octobre 2015

Ava Gardner c. 1940s

"Sal de ti" / Juan Vicente Piqueras

No huyas de lo que sientes. No te escondas
en lo que dices. No digas mentiras.
Sé tu voz. Haz. Trabaja. No te quejes.
No sufras por temor a sufrir más.
No mendigues jamás lo que mereces.
Por ejemplo, el amor. Hazlo y tendrás.
Funda en el fuego firme de su hoguera
tu hogar, tu oficio. Y agradece al aire
que entre y salga de ti. Sé la ventana
de lo que vive. Mira con cuidado.
Hay miradas que pueden envenenar el mundo.
No dejes que se pudra lo que sientes
dentro de ti. Haz colada de conciencia
de vez en cuando pero nunca olvides
que es posible que seas inocente.
Abre tu corazón acorazado
a las bodas del cielo con el mar,
de la luz con la sombra,
del canto de los grillos con el de las cigarras.
Pinta de azul el alma. Haz la mudanza
de lo que fuiste a lo que no serás.
Limpia tu casa. Di tu precipicio.
Cocina. Invita. Canta. Baila. Abraza.
Quita el polvo a tu voz. Riega las plantas.
Las de los pies también, en mar, en marcha.
No te detengas. Ante ti tus pasos,
us huellas de mañana, te esperan, te requieren.
No mires hacia atrás. No seas tu estatua
de sal. Y sal de ti, de lo que piensas
de ti. Sal de ese cuarto
oscuro donde escribes los poemas
que dicen lo que tienes que hacer en vez de hacerlo.
Echa a andar. Haz. Trabaja. No te quejes.
Pasa página. Ve. Mira. Sé atento
y está atento. No olvides lo que vives.
No olvides lo que acabas de vivir.
No olvides lo que acaba. Acaba. Vete
en busca de una voz nueva, lejana.
No huyas de lo que sientes. No permitas
que la vida se vaya de vacío,
que la muerte se encuentre cuando llegue
su trabajo ya hecho. Mira al cielo
como quien dice adiós,
como quien da las gracias.



J V Piqueras nace en España en 1960. Se gradúa de Filología Hispánica en la Universidad de Valencia. Pertenece al grupo generacional "Experiencia". Obtuvo el Premio Loewwe de Poesía, el "José Hierro" (1991) y el "Antonio Machado" (1999) Su expresión contemporánea, y por momentos coloquial o lírica, lo ha convertido en uno de los poetas más queridos de su generación. Actualmente trabaja en el Instituto Cervantes.

Shma Israel -Sarit Hadad- Cuando el Corazón Llora

Lista apellidos judíos

¿Tiene usted apellidos judíos?

ANDRÉS REYNALDO: Cuba, memoria y justicia

ANDRÉS REYNALDO: Cuba, memoria y justicia

Cómo hablar de reconciliación y perdón sin democracia
La memoria y la justicia se realizan en un estado de derecho
La opción para los cubanos es la continuidad de los Castro o el baño de sangre

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article41870814.html#storylink=cpy

De la virtud que ahuyenta al vicio.

Cap. XXVII: De la virtud que ahuyenta al vicio.

Donde hay caridad y sabiduría, allí no hay temor ni ignorancia.
Donde hay paciencia y humildad, allí no hay ira ni perturbación.
Donde hay pobreza con alegría, allí no hay codicia ni avaricia.
Donde hay quietud y meditación, allí no hay preocupación ni vagancia.
Donde está el temor de Dios para custodiar su atrio,
allí el el enemigo no puede tener un lugar para entrar.
Donde hay misericordia y discreción, allí no hay superfluidad ni endurecimiento.
Hay que esconder el bien para que no se pierda.

San Fransisco de Asís.

Constantin Meunier - Ophelie

Constantin Meunier - Ophelie 

David Lago González, Cuba, 1950 – Madrid, 2011 Poemas de 4 C

4 C - Obsesión por un icono roto



La atracción de la provocación con su belleza espanta por igual
a las moscas y a las mariposas.
La provocación de un perfil que se desliza con la brusquedad
de una roca de desconocido pasado sobre los prados de Stonehenge.
Esa combinación antagónica emana de tu rostro,
atrayendo el metal pesado de los perdedores de buena cepa
y marca registrada. Sobre esa piel se desliza
quien asume la pasión como una riña de gallos,
sangre, saliva, buches de ron a la cabeza, las espuelas
como las alas afiladas del corazón,
o las aristas cortantes de la lengua.
Tú no abres la puerta,
y yo no saco el pie que impide que la cierres.
Estás desesperado, te apoyas en vanas palabras
para descargar la sombra que te cubre.
Estás tan exasperado,
estás trágicamente muerto de miedo;
ya ni siquiera mañana podrás concluir alguna vez.
Lo niegas todo: el mal no existe,
sólo Baudelaire lo bebió de sus flores.
Las broncas facciones transportan el salvajismo de la hermosura.
Quien venza todos los obstáculos seguramente rozará
el oro líquido de tus labios, la caricia del agua
que de tus manos podría manar
para mitigar la impotencia ante lo irremediable.




(abril 7, 2007)
© 2007 David Lago González
 


David Lago González, Cuba, 1950 – Madrid, 2011
4 C, Editions Hoy no he visto el paraíso, 2013
al cuidado de Margarita García Alonso.
LIBROS EN BUBOK  
 
 

Thanks Google!!!!La lumière en soi/ Light per se, Margarita García Alonso


destinos-Breviario de margaritas, Margarita García Alonso



Les trois destins (The three fates) par Friedrich Paul Thumann (1834-1908), peintre, illustrateur et portraitiste allemand.



Breviario de margaritas
Margarita García Alonso

En la plaza del pubis,  la galaxia.
Mi madre abre el templo
y el incienso abisma la
ventana.

En criatura  me deslizo
sobre  una roca, desangro
el caballo de la infancia.

Relieve de fracasos,
en púrpura renacentista:

el poro sobrevuela
el tapiz de  lanzas
  que se hunden
  en mi entraña.

Soy la centinela,
amamanto lo raro,
copio  versos que cuelgan
junto al atrapa moscas
        de la sala.
Aprieto la cuerda,
   saco la lengua
y campaneo con la úvula.

Mi pubis bíblico de adolecente
entrechocaba la nuez del diablo
y  producía milagros:
el pez al servicio de la agalla,
respiraba, torcía la costura,
se  hacía único.

Sobre la colina  la nube
me redondea el vientre,
es mi  hija que cae
al amanecer de un verano
en  la boca del potro salvaje,
donde desclavo el  anzuelo
y ajusto una perla.

Qué rápido pasó  le treintena,
el nocturno tumulto
del banderín tendido
que  ahora cambia  el rostro
repleto de tachaduras
por uno menos triste.

Está por caer la noche,
se  fue mi padre,
han partido los abuelos,
mis hermanos se asustan
cuando  mi madre  no me
reconoce anciana.

Tan lejos como un agujero negro
serpenteo el infinito golpeada
 por desperdicios terrenales.

Necesito diez mil años,
setecientos caballos veloces
para cumplir la tarea y
me entro a golpes,  quiebro
el bochorno de no hacer nada,

me sacude un  temblorcillo
como si fuese una fiera
que comiese migajas.

Desapareceré en esta década,
con mi última peineta de malos dientes

no tuve y no gasté dinero
en cremas, dietas, tintes,
 sellos de correo,
zapatillas ata tobillo
para turbulencias  poéticas

como cualquier payasa en retiro
no entro al Circo,
no tengo reposo con la maldita angustia
que centellea, me llama al orden

cuando espanto al usurero de islas,
al galerista capado,
al ambicioso cobrador
de moralidad,
al académico de bolsillo,

me es indiferente  la Corte,
la  testosterona  y su destino fálico,
           la ctica,
        la autofagia,
       el canibalismo.

He desbaratado cualquier trama
que me lleve a la cumbre

como un boomerang australiano
regreso a la niña descalza,
   a la letrina del patio,

   regreso  a su espalda,
    al primitivo encanto
         del sexo
     con más ardor
    que una abeja
    sobre el suicida
       que salta.

   Aunque quisieran
no  encontrarán  el hilo
de mi conversación con vacas

   fumo  manuscritos
     doblo papelillos y
hago filtros con sentencias,

              mal  arenada
como  rosa del desierto
en un  breviario cabalístico

donde caen  ecuaciones
que descienden del vapor
al hueco miserable de mi mano
  y de ahí  a  la raíz

la raíz, la raíz de mi planta
    nunca tuvo tierra,

sobre un algodón húmedo
     muestro raicillas
y dos semillas pálidas

son mis ovarios carbonizados
que no  ayudan a matarme.

      Pesa la vejez,
pesa el astro que fuimos
      la coja encorvada
amarillosa y maloliente anciana
que deambula sin sombra
en un paisaje nórdico.

     Rezad por mí
que tanto  he olvidado

rezad en cada tercera línea,
frente a la aldaba equivocada,

estoy parada a contra viento
para que lleguen a tocarme.

mi regalo de navidad 2015 ha llegado!