dimanche 31 août 2014

Cosas de las cuales preocuparse




CARTA DE FRANCIS SCOTT FITZGERALD A SU HIJA "SCOTTIE":

Querido Bombón:

Estoy muy interesado en tus tareas. ¿Podrías darme un poco más de información acerca de tus lecturas en francés? Me alegra que estés contenta, pero no creo demasiado en la felicidad. Tampoco creo nunca en la desgracia. Esas son cosas que ves en un escenario o en una pantalla o en una hoja impresa, nunca te seceden a ti en la vida.

Todo lo que creo en la vida es en la recompensa por la virtud (de acuerdo a los talentos de uno) y en los castigos por no cumplir con tus tareas, que son doblemente despiadados. Si hay un libro así en la biblioteca del colegio, ¿podrías rogarle a la señora Tyson que te permita buscar un soneto de Shakespeare en el que aparece el verso: "Los lirios que se pudren huelen mucho peor que la mala hierba"?

Hoy no he tenido pensamientos, la vida parece consistir en pensar un cuento para Saturday Evening Post. Pienso en ti, y siempre con placer, pero si me llamas Pappy otra vez agarraré al Gato Blanco y lo aporrearé duro en el trasero, seis veces cada vez que seas impertinente. ¿Harás algo al respecto?
Arreglaré la cuestión de tu cuota.

Ya termino, boba. Cosas de las cuales preocuparse:
Preocúpate por el coraje.
Preocúpate por la limpieza
Preocúpate por la eficiencia
Preocúpate por la equitación...
Cosas de las cuales no preocuparte:
No te preocupes por la opinión general
No te preocupes por las muñecas
No te preocupes por el pasado
No te preocupes por el futuro
No te preocupes por el crecimiento
No te preocupes si alguien te saca ventaja
No te preocupes por la victoria
No te preocupes por la derrota excepto que se deba a tu culpa
No te preocupes por los mosquitos
No te preocupes por las moscas
No te preocupes por los insectos en general
No te preocupes por tus padres
No te preocupes por los varones
No te preocupes por las decepciones
No te preocupes por los placeres
No te preocupes por las satisfacciones.

Cosas en las cuales pensar:
¿Qué es lo que realmente estoy buscando?
Cuán bueno soy realmente en relación con mis contemporáneos en cuanto a:
El estudio.
¿De verdad entiendo a la gente y soy capaz de llevarme bien con ella?
¿Estoy intentando realmente hacer de mi cuerpo un instrumento útil o lo estoy ignorando?
Con todo amor.

8 de agosto de 1933

En la foto podemos ver al escritor Francis Scott Fitzgerald junto a su esposa Zelda y a la hija de ambos, Frances Scott (Scottie) Fitzgerald. Hace poco esta última ha publicado un libro donde se recogen las cartas recibidas de su padre, con quien mantenía una difícil relación, pero que según ella explica están rebosantes de sabiduría y buenos consejos.


jeudi 28 août 2014

"Pinto así porque el mayor defecto del hombre es ser pequeño"- El Greco y la Inquisición




Se cuenta que en cierta ocasión fue llamado a declarar por la Inquisición acusado de herejía; el motivo principal era que al parecer pintaba las alas de los ángeles de forma contraria a como se describían en la Biblia.

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte: El Greco y la Inquisición: Inmaculada - 1608 Hay quien dice del Greco que es uno de los artistas que más han influido en el posterior devenir de la pintura. Lo c...



Cosas que ayudan a seguir en la creación. Te quedas plantado en la reflexión,  sabes que la proporción y demás técnicas de buen hacer son ínfimas, vale lo que tienes que decir y a lo que vas, aunque no tengas el talento lo sabes pero vas en lo tuyo, sin molestar a nadie, en lo tuyo y en tu forma de decir y pasas entre los ojos de LA INQUISICION, cada día la inquisición y sonríes... lo mío es con los ángeles, no con jurados, museos, curadores y artistas visuales y superpoetas universales “fanfantizados” en el medio cubano. Vas en lo tuyo, bajo  las enormes alas del Greco, donde ellos no caben por inmensos. Así, y  te sientes bien, bien, bien.
"Pinto así porque el mayor defecto del hombre es ser pequeño" confesó EL GRECO FRENTE A LA INQUISICION

mercredi 20 août 2014

VACAS





Por

A las vacas hay que verlas de cerca, intercambiar con sus miradas. Con su dulzura. Con su tercer ojo. En lo posible, intentar no comérnoslas

Realización de la artista cubana Margarita García Alonso / Margó Reina de Groenlandia


GRACIAS

No hay crisis de la Poesía, por YOANDY CABRERA

 
 
 
 
 
 
 
No hay crisis de la Poesía, no la puede haber.
La que a estas alturas está en crisis es la propia y archirrepetida idea de que "la poesía está en crisis".
Otra cosa es que no sepamos leer o seleccionemos mal nuestras lecturas. En ese caso la crisis es del lector.
Otra cosa es que te vendan como poesía cualquier engendro o que las instituciones den voz y legitimidad a cualquier improvisado sin el más mínimo conocimiento ni talento. Entonces la crisis es del "mercado" y de los centros del libro.
Otra cosa es que la crítica se deshaga y se mueva entre el elogio hueco, el falso amiguismo y las inquinas personales. En ese caso la culpa es de los malos críticos.
Otra cosa es que la gente en general huya de lo que le obliga a pensar aunque sea durante dos minutos en un mundo regido por los más absurdos engendros económicos y el papeleo infinito.
Si puedes decir cinco nombres de poetas trascendentes vivos ahora mismo (más o menos locales) entonces no hay crisis de la Poesía.
El que está en crisis es el mundo en el cual el más amplio y plural concepto de poesía (tanto en estilos como en temas) deja de ser valorado como merece.
La crisis, en todo caso, es nuestra.


ESTADO DE GRACIA en Ontario



Diluvia en Normandía y me  preparo para  festejar -mañana 21 de agosto- el cumpleaños de mi hija Laura, cuando llega este regalo inmenso.

Dígito Uhrbach  en su muro:

" La pasión de la reina era más grande que el cuadro...más grande que todo lo que ven mis ojos mientras la leo..."








y luego se le escapan estos versos en correo, que tengo el honor de compartir:

"Mi reina,
estoy frente al lago Ontario
fumando
leyendo tu novela.
 El agua me salpica
pero es agua dulce"...


Eres grande Dígito Uhrbach, gracias inmensas.... 

en venta en AMAZON

 

dimanche 17 août 2014

rumores infundados del verano.

No, señores, stop. ACABEN CON ESOS RUMORES/

nO SOY LA QUE  ROBA Y PINTA VACAS


TAMPOCO ANDO PERDIDA CON MI POLLO
  SIGO 
COSECHANDO FLORES SOBRE LAS  PLASTAS QUE DEJAN SUPUESTOS AMIGOS

vendredi 15 août 2014

Google + nuevamente recompensa mi trabajo con sus efectos especiales. Gracias.


Martin Schongauer - Saint Sebastian.

Martin Schongauer - Saint Sebastian. N.d., between 1470 and 1490

El Greco - St. Sebastian (torso).

El Greco - St. Sebastian (torso). Between 1610 and 1614

Khnopff

Fernand Khnopff - A Gesture of Sacrifice. 1900

Jean Cocteau



Jean Cocteau - Orphée Aux Yeux Perlés / Orpheus with Pearl Eyes. 1950

mercredi 13 août 2014

Odilon Redon

 Odilon Redon (1840-1916), A Edgar Allan Poe : L’Oeil, comme un Ballon Bizarre se dirigeant vers l’Infini - 1892

Odilon Redon (1840-1916), La Fleur de Marécage, une Tête Humaine et Triste - 1885

 
Odilon Redon - Strange Flower (Little Sister of the Poor). 1880

Comunicación Cierra La Comunidad de EL PAÍS




Lamentamos comunicarle que EL PAÍS dejará de albergar los blogs de La Comunidad el próximo 27 de agosto.Sin embargo, le damos la posibilidad de exportar el contenido de su bitácora a otra plataforma, donde podrá conservar todo lo publicado y seguir actualizándola.

mardi 12 août 2014

Festejos por el cumpleaños de la reina Clara Angela



LA REINA MADRE QUE ME PARIO FESTEJA ANIVERSARIO








En una isla lejana, mi madre Clara Angela cumple años





Hoy 12 de agosto, mi madre Clara Angela cumple años y está lejos, en la isla. Es probable que no tengamos el tiempo ni el dinero para volvernos a ver. Ya han muerto sus padres, mis abuelitos Luisa y Gerardo, y mi padre Heriberto, el año pasado, vamos a tratar de sobrevivir este verano, más no puedo decir.


Mi madre y Fríedrich.

Cuando la princesa von Homburg
regaló un piano a Fríedrich
este cortó casi todas las cuerdas.

Con las cuerdas sanas improvisó
un diálogo monástico junto al diablo
sobre un horrible cuadro
de veleros estancados
en manchas de óleo.

Mi madre no entiende
qué hace un barco varado
en el azul Prusia.

Me escribe para ser entendida
cuando riega los cactus.

Me afino, juro que afino
pero poco puedo hacer
con un instrumento
troceado.

Tampoco mi poesía se entiende,
la escribo para no ser entendida.

Hölderlin traduce mis notas
con un tenedor de cocina
al que le faltan dientes.

Mi madre se agota
en la formulación
de cualquier palabra
que escribo.

Mi madre ha pactado con Fríedrich
para que descuartice
- uno a uno-
los filamentos de la memoria.


Día y noche, años de ausencia,
sola en el diluvio de palabras,
arranca en el huerto
la finísima pelusa
de los ángeles.






Oficio hija.


Aconteció, escogí alejarme.

Decidí no recibir sueldo, medalla,
prometí sacar lengua,
entamar  un poco de justicia.

Aconteció que fui ajena
de quienes defendía,
mi manera abierta de arrepentirme
me colocaba frente al muro áspero,
con filamentos prendidos a mi boca.
Me gastaba, se me erizaba el pelo,
se me ponía rígida la nuca.

Me hice feo baúl de historias ajenas.
Alongué mi cuerpo, aún cuando no quería
ser penetrada.

El jeroglífico en mi vagina,
la inacabada letra de sombras
susurrando el espanto de marchitar.

El cuerpo frente a ese muro
crecía como el centeno silvestre,
perforaba a los cercanos.

Nada me ha sido permitido,
debía lavar mi sangre a fines de mes
apoyar la cabeza en el desastre de la
luna, comer poco, comer alfileres,
comer ruidos, comer frente al sastre
que cortaba mi piel en fino lamé
cortaba  mi pelo
el jardín de mi pubis,
que luego trenzaba en amuletos.

Yo, de espalda, siempre de espalda
como un pájaro de cola de arcoíris,
como un ángel que mostraba
la carencia de alas,
me permitía ser la hija
de los sirvientes,
y barría aceras, tiraba agua
en interminables ritos de paciencia.

Cero, cero, cero,  golpeaba
enferma sobre la balaustrada
pero nadie veía los barrotes,
desconocían el mal que me atormenta.

Mi sangre era su medicina
si me enojaba caían tazas del andamio
la pata de la cama se desprendía
y se estacaba en mi pecho
sin  detener este corazón
que os ha amado tanto.

Hablo de que parten,
se me ha muerto el padre,
se me consume el cielo
si no acaricio a mi madre.
Empiezo cartas, hago cálculos salvajes,
confecciono mapas
otra vez dejo de comer, dejo de cortarme
el pelo para acumular piezas
para el viaje
pero me he mal juzgado,
he equivocado la fuerza de mi brazo,
hasta en la más elementales matemáticas
he fallado,
la lasitud de la vejez se posa
como una almendra dura en el paladar.
La lengua apenas murmura
se deja invadir por la colmena
que aguijonea entre dientes la fatalidad.






peligro, madre,
la ventana entreabierta,
la lámpara, 
el aire
la pluma 
rasgan
esta piel de vaca.





Mi madre no me  ha visto envejecer
 pero teme  mi muerte.
Mis amigos se extinguen 
en la  droga de otoño,
 bajo manzanos y
pájaros que emigran
donde no han podido regresar.
Ninguno tendrá tumba,
el destierro condena a vagar
como polvillo de  tempestades.

Soy la dama muy joven,
la  viuda de todos los Hombres.
No conquisté bienes,
no conquisté fama
no conquisté patria
me arrebataron al nacer
        la casa.
     En jirones,
rozando barrancos
del  viejo Continente,
lloré sobre   reliquias
biodegradables:
cartas, boletos,
paños que vistieron
    muertos.
 Soy el despojo 
de  la contienda política
ítica lítica  Po Li
 soy zupia de luz
la ahechadura  enferma
que recuerda.









mi sombra cojea
tras  mis padres,
como una sierva
con espina en la pata.





Entre mi casa y la casa de mi madre
     el Atlántico,   los astros
      y una extraña cañería
 donde corre el agua sucia de
          las  lavanderas.

     El salitre despeina,
desenreda las moles  de paja
        que se achican
       como niña de ojo           
        niña apaga vela
             que llora
             sin  luna.







Doy testimonio,
la mano  en  el topacio
   de Occidente

       pasa rápido
          la vida,
        el enojo,
     la separación,
      la soledad.

      De pobre
a peón de rosa.

   A presente,
   estoy triste
 hubiese cambiado
     mi corazón
por un árbol de pan.