lundi 6 août 2012

en Marte









si he sobrevivido en este planeta, que la vida me alcance para ver otros.

El rover ha aterrizado en el cráter Gale, una depresión de unos 150 kilómetros de ancho que, en el pasado, pudo haber estado cubierta de agua. En medio del gigantesco agujero, se levanta una misteriosa montaña llamada Sharp, de unos 5,5 kilómetros de altura, compuesta por sedimentos antiguos y materiales estratificados.

Simulando vivir en Marte