mardi 29 mai 2012

intentar

Estoy convencido de que en un principio Dios hizo un mundo distinto para cada hombre, y que es en ese mundo, que está dentro de nosotros mismos, donde deberíamos intentar vivir. Oscar Wilde

Se fue en exilio José Ramón Morales, de Cubaespañola.

Supo defender sus ideales e ilusiones como un hombre civilizado, como pocos en estos tiempos, sin ofensas ni bravuras. Fue de los primeros en abanderar su blog, en dejar comentarios de aliento, sin temor a mostrar su corazón, disfrutando la ternura, la amabilidad de quien pintaba entre orquideas. Fue un Hombre bueno. Qué en paz descanse. José Ramón Morales, (Caimito, Cuba 5 de noviembre de 1954-Miami 28 mayo 2012) Cursó estudios en el Pre-Universitario de Marianao en La Habana, Cuba y Medicina Veterinaria en el Instituto Superior de Ciencia Agropecuaria en el Universidad de la Habana, Cuba. En Mayo de 1980, se muda para Miami Florida, Estados Unidos, donde estudió Historia del Arte en el Miami Dade Community College, cerámica en "The Ceramic Shop" y en "Manny Ceramics", pintura con el profesor y pintor Gustavo Acosta en "Meza Fine Art Studio" y escultura con el profesor y escultor Florencio Gelaber. Perteneció al grupo de intelectuales y artistas que se nuclearon en Zu Gallery y creó el blog Cuba española.( datos tomados de El exageta)

lundi 28 mai 2012

destrozo


"Yo destrozo mis versos, los desprecio, los regalo, los olvido: me interesan tanto como a la mayor parte de nuestros escritores interesa la justicia social"
Rubén Mtnez Villena.

mercredi 23 mai 2012

La inmortalidad de David Lago González en su cumpleaños.






Hoy no conoceré el menú de un restaurante de suerte en Madrid, planificado al avance tras contar las calderillas y donde habría festín, pase lo que pasaba el fin de mes, la mesa sería más que un mantel y un asado, llamaría al rosado, al tinto, atraería al camarero de nalgas apretaditas que nos hacía volver la cabeza como adolescentes en celo.

No tendré complicidad, ni los fuegos neuronales que chisporroteaban con mi amigo David Lago González. Cuando él me buscaba, o era yo la deseosa, porque había terminado un poema y es poco medianoche , todo es poco, lo grande es Madrid y su cielo protegiéndonos cuando se susurran versos y no se espera elogio, ni se teme al cuchillo que transforma la piel, la lengua perforada por antiquísimas maldiciones, un poema dicho antes de desaparecer, cualquiera de los dos dando la espalda, hacia el Metro, hacia la divinidad de la cama , a reposar el cuerpo tras ese trabajo agotador de escribir en sobresalto, menor siempre, siempre nos parecía el escrito menor a la pulsión de llegar al texto.

He guardado silencio pero hoy es cumpleaños. Desde octubre último no recibo llamadas o correos, hasta quince en un día sobre la RAE, la mimosa, el gallo que desafina, o la dama que vende plumas de pavorreal arrastrando la cola.
¿Cómo es que nos quisimos? Fue en Metro Bilbao, en la primavera del 2006. Su “piropo” me estremeció: “Chica, no te enamores de mí que soy gay”. Quería probar hasta dónde podía ser David, ágil, voz pausada que modulaba las consonantes, las expresiones españolas “ah que sí”, “vamos que…”. El más madrileño de los poetas me confesó que fue en el primer instante. Me lo dijo bajito, arrepentido de decir a una mujer, entre Chamartín y Atocha, que ha encontrado la pasajera que podía entender sus maletas y que nada es importante, solo estar en vida, vaciándonos como excomulgados, perfectos en la pérdida, nobles, amantes de bandidos, desprejuiciados, alocados en un tiempo normado por absurdos sociales.

¿Qué sociedad? Ninguna nos prestaba el bolsillo, y créanme, el río de lava, allá adentro, quemaba.

Pasó el Ángel de los miedos que compartíamos, miedos poéticos, económicos, amorosos, humanos y fue fuerte, tanto que hoy, aniversario previsto, no me atrevo a tener otro amigo como él. No puedo definir por qué este amor, esta familiaridad y complicidad, y el dolorcito en el pecho en cada despedida a la boca de Metro Tribunal.

Confieso que no he tenido tanto destello por el verso, honradez literaria, integridad sin moralismos y pendejadas, con ningún otro intelectual he tirado la tarde mirando pajaritos en una plaza de Lavapiés, he buscado dónde cenar, he hablado de pintura, de malos y buenos amantes, de poetas ingleses, o escritores del Este, hasta creernos refugiados de la Siberia, excomulgados por nuestra propia comunidad y terminar inventando plegarias, leyendas, mitos , delirios entre tristezas que espantábamos como se debe, con la dosis de ironía necesaria para disolverlas en el aire “enmariguanado” de Madrid.

No se equivocó, su poesía es un monumento raro, una voz que ha decantado aguas , que creció sin ira de hombre maltratado por las circunstancias y el destino de su tierra; tierra que llegó a apilonar en una maceta donde sembró buganvillas , cada primavera tendría lavandas para su madre, para las mujeres de la familia que parecían bordar mantas sobre los espejos de su apartamento, junto a los que colocaba los dibujitos que le iba regalando, y hasta una enorme gallina azul en la que, a su vez, introduje las historias de ambos, porque un poeta tiene que sobrevivir, es su único mérito y estábamos tan deshilachados que podíamos servir de jeroglíficos y él no me dejaría perder la razón, tenía que escribir y yo no le dejaría abandonar los poemas, teníamos que tirarnos a la superficie, pasar de vena a vena un alientillo de nada, la respiración del que comprende y comparte y teme, porque duele que en este tiempo de vanidades , un personajillo de la farándula, un ente mediatizado, o un llamado poeta suelte discursillos archi- conocidos y no intente derramarse como tinta, manchar el papel, defenestrarse en un poema; y se puede, claro que se puede decir nuevo, decir honrado, perfecto, limpio, trabajado, se puede como si fuese una venganza frente a la adversidad del exiliado, del humano.

¿Qué podíamos perder? Fue nuestra pregunta y nuestra única respuesta. Nada, absolutamente nada, quedarnos aislados, y ya lo estábamos porque la bondad de decir lo que se piensa, la verdad que se siente es un pecado en cualquier tribu de la Tierra.

Puedo afirmar, mordiéndome los labios, que no se equivocó, apenas unas líneas en dos revistas del exilio anunciaron su muerte, y en la isla siguió muerto desde que partió, y, sin embargo, pocos llegamos en el verso a su cintura. Sus escritores, su inteligencia motivará a los estudiosos decentes cuando las mareas hundan lo superficial y oportunista. Quiero creer que se hablará de su obra como de un puntal de la literatura y el pensamiento cubano. Por el momento y fiel a mi amigo, con la misma paciencia y rigor con que publicamos tres, sus tres últimos libros, he conformado un tomo de su poesía. Saldrá este año cuando las formalidades legales lo permitan. *

David me ha abandonado, pero no seré cómplice de silencios. David será el coraje, la integridad que tanto falta en estas brumas de fin de época. El amigo Luis Ruiz me impulsa a que comparta, al menos, esas fiebres que comenzaron por disgustos. Con pudor, y para quienes preguntan a diario, cito, en una especie de parte médico, razones corporales, que no toco el alma, no, esa es inmensa.



de : "David Lago-Gonzalez"
à : "García Alonso Margarita"
date : 01/08/11 12:16
objet : REPERCUSIÓN Y FIEBRES

Mi amor, estoy tan harto y cansado con esta situación febril mía que, con buena suerte, podré forzarme a bajarme a comer sobre las dos. Además, estoy sacando los dos perros de Gil (que están en París), y anoche me quedé allá, y hoy otra vez porque mañana tengo analítica en el hospital a las 9:05, puedo ir andando hasta Plaza de Castilla y de allí tomar el autobús que me lleva al hospital pero es muy importante que esté a esa hora.

Ya veremos qué pasa. El viernes tengo consulta con mis dos médicos. Sigo sin querer ingresar: por lo general nunca me descubren nada y tengo que compartir habitación con los drogatas y hasta hacer de chivato porque lo mismo les da fumar que colocarse dentro de la habitación. Que se coloquen me importa un pito, pero que fumen NO.

Vendrán mejores tiempos.
Acaban de llegar todos los libros pedidos. Ni si quiera he abierto los paquetes.
Besos.
D.
Laura?
David Lago-Gonzalez"
à : "Margarita GARCIA"
date : 08/09/11 19:07
objet : Re: pensé
Querida, he aterrizado (literalmente) esta tarde. Los médicos se inclinan a investigar un carcinoma de hígado y el 15 tegno cita el especialista en cuestión. No quiero especular sobre el tema, no vale la pena. Yo estoy tranquilo.
Besos, corazona.
David


de: "David Lago"
date : 18/09/11 10:03
objet : Rv: PARTE
Bueno, las cosas van como siguen.

1. Voy al gastroenterólogo, que me dice que la única solución es quemarme el quiste al mismo tiempo que sacan material (suficiente) para analizar si es maligno o no. Para esto me llamarán por teléfono para darme la cita. Al gastro tampoco lo vi muy preocupado. Y sí antes le pregunté si él consideraba que las fiebres provenían de allí. Me dijo rotundamente que NO.

2. Voy a Pepe a informarle. Me deja con la boca abierta cuando me dice que esperaríamos a que me quemaran para ver si desaparecían las fiebres o no.
Yo le insisto por lo mal que me siento, si a lo mejor no tengo más anemia... Y referente a todo el malestar en esa franja pre-frente/ojos/nariz/pómulos y hasta a veces ligero dolor de muelas.
Él me manda una analítica urgente para el siguiente día, que fue ayer.
Me la hice. Tengo menos anemia (10,5) pero los glóbulos blancos muy altos, cuando mientras estaba ingresado los tenía muy bajos: tengo infección.
Hablando, preguntando y contestando, me dice que tenga lo que tenga me va a poner antibióticos. Y me manda a hacerme una radiografía urgente de los senos frontales (de la cara, entiéndase). DIAGNÓSTICO: SINUSITIS.
Agmentine, Iboprofeno, enjuages con agua salina e inhalaciones. Humidificador día y noche.
Tratamiento de choque durante una semana.
Ya ves, tantas pruebas sublimes y terribles, y lo que tengo es una sinusitis (que no es moco de pavo tampoco, pero bueno...)
Me retiro.
"David Lago-Gonzalez"
à : "Margarita GARCIA"
date : 22/09/11 14:55
objet : Re: como
todo muy LENTO
mañana voy de nuevo al médico y en la medida que pueda intentaré ponerme un poco pesado con él
estoy muy cansado, marga
besos
Luego fueron las llamadas, las horas en que temblaba cuando me contaba que le era imposible pasearse por Madrid, estaba muy débil. “Ven, chica, ven y me sacas”. Lloré mucho y lloro. David me falta.
“No tengo miedo, no tengamos miedo” me dijo como quien batalla un catarro, y luego fue la llamada de un hospital madrileño, en madrugada un punto hostil, rojo en el respondedor.
Sin David a la mano, nado muy mal a la orilla de la noche, ¿qué haré, cómo le salvo, quién me protege, celebra, tutea y putea con gracia y talento?
Las pastillitas azules de la inmortalidad le esperan. David, felicidades, no te equivocaste en nada, perdimos la guerra, pero fuiste un hombre, poeta hasta la última batalla.




*gracias a Diana Paralosamigos, por ayudarme en la compilación. Video de Luis Ruiz, Homenaje en el TINAJON, donde nos cuenta: "Un dia como hoy nació nuestro amigo y poeta David Lago González. El video ya lo había puesto aqui, se lo hice en Madrid, Junio del 2011. Después de almorzar juntos en un Restaurant de La Chueca, quizo llevarme a ese Café donde según él se tomaba el mejor Espresso de Madrid. Además, quería mostrarme la belleza inaudita de uno de sus camareros. También bebimos un licor que a él le gustaba mucho. Fué la última vez que lo vi. David, descansa en paz. Un abrazo. Ya volveremos a vernos; Quizás." Libros en BUBOK publicados por Editions Hoy no he visto el PARAISO.

vendredi 18 mai 2012

fin de época

Conflicto de especie en Wordpress

ángulo oscuro

Luis Cernuda- " Cómo llenarte, soledad" Cómo llenarte, soledad, sino contigo misma... De niño, entre las pobres guaridas de la tierra, quieto en ángulo oscuro, buscaba en ti, encendida guirnalda, mis auroras futuras y furtivos nocturnos, y en ti los vislumbraba, naturales y exactos, también libres y fieles, a semejanza mía, a semejanza tuya, eterna soledad. Me perdí luego por la tierra injusta como quien busca amigos o ignorados amantes; diverso con el mundo, fui luz serena y anhelo desbocado, y en la lluvia sombría o en el sol evidente quería una verdad que a ti te traicionase, olvidando en mi afán cómo las alas fugitivas su propia nube crean. Y al velarse a mis ojos con nubes sobre nubes de otoño desbordado la luz de aquellos días en ti misma entrevistos, te negué por bien poco; por menudos amores ni ciertos ni fingidos, por quietas amistades de sillón y de gesto, por un nombre de reducida cola en un mundo fantasma, por los viejos placeres prohibidos como los permitidos nauseabundos, útiles solamente para el elegante salón susurrado, en bocas de mentira y palabras de hielo. Por ti me encuentro ahora el eco de la antigua persona que yo fui, que yo mismo manché con aquellas juveniles traiciones; por ti me encuentro ahora, constelados hallazgos, limpios de otro deseo, el sol, mi dios, la noche rumorosa, la lluvia, intimidad de siempre, el bosque y su alentar pagano, el mar, el mar como su nombre hermoso; y sobre todo ellos, cuerpo oscuro y esbelto, te encuentro a ti, tú, soledad tan mía, y tú me das fuerza y debilidad como el ave cansada los brazos de la piedra. Acodado al balcón miro insaciable el oleaje, oigo sus oscuras imprecaciones, contemplo sus blancas caricias; y erguido desde cuna vigilante soy en la noche un diamante que gira advirtiendo a los hombres, por quienes vivo, aún cuando no los vea; y así, lejos de ellos, ya olvidados sus nombres, los amo en muchedumbres, roncas y violentas como el mar, mi morada, puras ante la espera de una revolución ardiente o rendidas y dóciles, como el mar sabe serlo cuando toca la hora de reposo que su fuerza conquista. Tú, verdad solitaria, transparente pasión, mi soledad de siempre, eres inmenso abrazo; el sol, el mar, la oscuridad, la estepa, el hombre y su deseo, la airada muchedumbre, ¿qué son sino tú misma? Por ti, mi soledad, los busqué un día; en ti, mi soledad, los amo ahora.

jeudi 17 mai 2012

13 Bic de una historia ordinaria

Grasofismos Lamarga

ordinarias historias

grasofismos lamarga

garabatos lamarga

giribullas lamarga

bic lamarga

garabatos ordinarios

la colecc. en Grasofismos Wordpress

հաճելի ոսկորները

mareo

GANAS DE MAREAR

Camilo José Cela

“¿Por qué no se vuelve a la honesta costumbre de hablar con palabras y no con frases? ¿Por qué no se llama a las cosas por su nombre y por qué se disfrazan las más elementales nociones con las siete sayas del barroco eufemismo? El de los nombres de los oficios quizá sea uno de los rincones léxicos donde mayores dislates se cometen, y en su degradación se suple siempre la noble y vieja palabra por la frase de nuevo cuño y eficacia dudosa: la comadrona ha pasado a ser profesora de partos, al aparejador lo han convertido en arquitecto técnico y el practicante se ha caído dando volteretas por el despeñadero verbal del ayudante técnico sanitario al que, para colmo, se le suelen designar con la sigla de las iniciales de la frase: ATS. Todavía más ridículamente perfecto es el cambio de nombre del acomodador que, con no poca buena y gratuita voluntad, intentó pasarse a llamar perito instalador de multitudes. Como no es cosa de perder el último vagón del penúltimo tren del despropósito, propongo que a los párrocos, de ahora en adelante, se les designe como obispos técnicos auxiliares de grado medio.”

Recogido en A bote pronto, Barcelona: Seix Barral, 1994

nada

mardi 15 mai 2012

INVASIÓN DE HORMIGAS en la Habana


como parte de la Bienal, sobre el teatro Fausto.

GUAMÁ EN LA OBSCENA BIENAL DE LA HABANA · Once obras para disfrutar del panorama artístico nacional e internacional.
PROBLEMAS CON LOS REMOS

agujero





Hallarse en un agujero, en el fondo de un agujero, en una soledad casi total y descubrir que sólo la escritura te salvará. No tener ningún argumento para el libro, ninguna idea de libro es encontrarse, volver a encontrarse, delante de un libro. Una inmensidad vacía. Un libro posible. Delante de nada. Delante de algo así como una escritura viva y desnuda, como terrible, terrible de superar. Creo que la persona que escribe no tiene idea respecto al libro, que tiene las manos vacías, la cabeza vacía, y que, de esa aventura del libro, sólo conoce la escritura seca y desnuda, sin futuro, sin eco, lejana, con sus reglas de oro, elementales: la ortografía, el sentido. MARGUERITE DURAS

pan con queso


Poema de febrero.



Prometí arrancarme la lengua,
pero el espectáculo de la sangre,
el gusto metalizado de la sangre
me convulsiona.

De hecho y por cobarde quedé muda,
gota de agua en el fondo del carbón.

De haber sabido esta decepción humana,
hubiese regalado los sentidos.

Dentro, aquí dentro no he podido extirpar
la tragedia, la palabra sofocante
donde he caído por error.

Con gesto tranquilo
me autorizo a cortar el queso
la rebanada de pan,
a masticar sin testigos.

de mi poemario inédito None.

Vivimos en la mentira Aleksandr Solzhenitsyn

Escrito en Rusia y publicado el 12 de febrero de 1974 en el diario norteamericano The Washington Post, poco después de ser desterrado de su país, “Vivir sin mentira”. Por Aleksandr Solzhenitsyn «Hace tiempo no nos atrevíamos ni a susurrar. Ahora escribimos y leemos samizdat, y a veces cuando nos juntamos en la sala de fumadores del Instituto de Ciencias nos quejamos unos a otros: ¿qué malas pasadas nos están jugando y a dónde nos arrastran? Alardeamos gratuitamente sobre los logros cósmicos mientras existe pobreza y destrucción en casa. Respaldamos regímenes lejanos, no civilizados. Iniciamos la guerra civil. Acogemos temerariamente a Mao Tse- tung… y seremos nosotros a quienes envíen a la guerra contra él, y tendremos que ir. ¿Existe alguna salida? Encima someten a juicio a quien les da la gana y meten a los cuerdos en los manicomios —siempre ellos— y nosotros permanecemos incapaces. Las cosas casi han tocado fondo. Ya nos ha afectado a todos una muerte espiritual universal, y la muerte física pronto se inflamará y nos consumirá a todos y a nuestros hijos -pero seguimos riéndonos cobardemente, igual que antes, y refunfuñamos sin mordernos la lengua. ¿Cómo podemos detener esto? ¿Carecemos de fuerza? Nos han robado la esperanza, y hemos sido tan deshumanizados que por la modesta ración de comida diaria estamos dispuestos a abandonar todos nuestros principios, nuestras almas, así como todos los esfuerzos que realizaron nuestros predecesores y todas las oportunidades para nuestros descendientes -pero que no molesten a nuestra frágil existencia. Carecemos de firmeza, de orgullo y de entusiasmo. No tememos ni a la muerte universal por las bombas nucleares ni a una Tercera Guerra Mundial, y ya nos hemos refugiado en las grietas. Sólo tememos a los actos de valor civil. Sólo tememos separarnos de la manada y dar un paso solos, y encontrarnos de pronto sin pan blanco, sin calefacción y sin estar empadronados en Moscú. Hemos sido adoctrinados en cursos políticos, y de la misma manera se fomentó la idea de vivir cómodamente, y que así todo vaya bien para el resto de nuestra vida. No es posible huir del entorno y de las condiciones sociales. La vida diaria define la conciencia. ¿Qué tiene eso que ver con nosotros? ¿Acaso no podemos hacer nada? Pero podemos —podemos hacerlo todo. Nos mentimos a nosotros mismos a cambio de seguridad. No son ellos los culpables de todo —lo somos nosotros mismos, sólo nosotros. Se podría objetar que hasta un juguete puede pensar lo que quiera. Nos han amordazado. Nadie quiere escucharnos y nadie nos pregunta. ¿Cómo obligarles a escuchar? Es imposible cambiar su forma de pensar. Sería normal votar para expulsarlos del poder –pero no hay elecciones en nuestro país. En Occidente la gente conoce las huelgas y las manifestaciones de protesta, pero nosotros estamos demasiado oprimidos y de hacerlo nuestras perspectivas son terribles: ¿cómo renunciar a un puesto de trabajo y echarse a las calles? La amarga historia rusa ya exploró durante el siglo pasado otros caminos que resultaron fatídicos. No son caminos para nosotros y sinceramente no los necesitamos. Ahora que las hachas han hecho su trabajo, cuando todo lo que se sembró ha brotado de nuevo, vemos cómo se equivocaron aquellos jóvenes presuntuosos que creyeron que a través del terror, de la rebelión sangrienta y de la guerra civil harían de nuestro país un lugar digno y feliz. El círculo, ¿está cerrado? ¿Es que realmente no hay salida? ¿Es que lo único que podemos hacer es esperar de brazos cruzados? ¿Acaso puede cambiar algo por sí solo? Nada sucederá mientras sigamos reconociendo, alabando y fortaleciendo —y no dejamos de hacerlo—, el más perceptible de sus aspectos: la mentira. Cuando la violencia se introduce en la vida pacífica su rostro brilla con autoconfianza, como si llevase una bandera gritando: “Soy la violencia. Huye, déjame pasar. —Te aplastaré”. Sin embargo la violencia envejece rápido, pierde la confianza en sí misma, y para mantener una cara respetable llama en su ayuda a la falsedad —cuando la violencia no puede posar su poderoso brazo ni todos los días ni sobre cada hombro, entonces sólo nos pide obedecer a la mentira y participar diariamente en la mentira—. Toda la lealtad exigida descansa en esto. Y la salida más simple y más accesible a la liberación de la mentira descansa precisamente en esto: ninguna colaboración personal con la mentira. Aunque la mentira lo oculte todo y todo lo abarque, no será con mi ayuda. Esto abre una grieta en el círculo imaginario que nos envuelve debido a nuestra inacción. Es la cosa más fácil que podemos hacer, pero lo más devastador para la mentira. Porque cuando los hombres renuncian a mentir, la mentira sencillamente muere. Como una infección, la mentira sólo puede vivir en un organismo vivo. No nos presionemos. No hemos madurado lo suficiente como para dirigirnos a las plazas a gritar la verdad o a expresar en voz alta lo que pensamos. No es necesario. Es peligroso, pero déjennos negarnos a decir lo que no pensamos. Este es nuestro camino, el más fácil y accesible, el que tiene en cuenta nuestra arraigada, inherente cobardía. Y es mucho más fácil –incluso es peligroso decir esto– que el tipo de desobediencia por la que abogó Gandhi. Nuestro camino es hablar fuera de ese corrompido límite. Si no uniésemos los huesos muertos y los peldaños de la ideología, si no cosiéramos los trapos podridos, nos asombraríamos por lo rápido que la mentira quedaría desamparada y desaparecería. Lo que estuviera desnudo aparecería entonces desnudo ante el mundo entero. De modo que cada uno, en su intimidad, debe realizar una elección: o seguir siendo siervo de la mentira voluntariamente –por supuesto, no queda fuera la inclinación a mentir, pero otra cosa es alimentar a la familia, educando a los hijos en el espíritu de la mentira–, o despreciar la mentira y volverse un hombre honesto y digno de respeto tanto para los hijos como para los contemporáneos. A partir de ese momento: - No escribirá, firmará o imprimirá por ningún medio una sola frase que, en su opinión, deforme la verdad. - No dirá esa misma frase ni en público ni en privado, ni por sí mismo ni por instigación de otro, ni como agitador, profesor, educador, ni siquiera como actor. - No representará, adoptará o difundirá una sola idea que considere falsa, o que distorsione la verdad, ya sea a través de la pintura, la escultura, la fotografía, la técnica o la música. - No citará fuera de contexto, ni oralmente ni por escrito, sólo por complacer a alguien, o para enriquecerse, o por lograr éxito en su trabajo, una idea que no comparta o que no refleje con precisión el asunto en cuestión. - No se obligará a asistir a manifestaciones o a reuniones contra su voluntad, y tampoco levantará ningún cartel o eslogan que no acepte completamente. -No levantará la mano para votar a favor de una propuesta con la que no simpatice sinceramente, ni votará públicamente o en secreto a quien considere indigno o dude de sus capacidades. - No se obligará a asistir a una reunión en la que quepa esperar una discusión forzada o distorsionada de una cuestión. - Abandonará inmediatamente cualquier reunión, sesión, conferencia, representación o película en la que el orador mienta, distribuya estupideces ideológicas o propaganda desvergonzada. - No se suscribirá ni comprará ningún periódico o revista en los que la información sea deformada o donde los hechos principales sean ocultados. No hemos enumerado, desde luego, todas las desviaciones posibles y necesarias de la falsedad, pero una persona que se vaya purificando fácilmente sabrá distinguir otros supuestos. No, al principio no será igual para todos. Algunos, al principio, perderán sus empleos. Los jóvenes que quieran vivir en la verdad tendrán, al principio, muchas complicaciones, porque se exigen declaraciones llenas de mentiras, y es necesario elegir. Pero no hay ninguna escapatoria para alguien que quiera ser honesto. Todos los días, cualquiera de nosotros tendrá que enfrentarse con al menos una de las situaciones que acabamos de mencionar, incluso si es investigador en la más exacta de las ciencias. Verdad o falsedad: libertad o servidumbre espiritual. No dejemos que quien no sea lo suficientemente valiente como para defender su alma se sienta orgulloso de sus opiniones “progresistas”, no le dejemos alardear de que es un académico o un artista, o una figura reconocida, o un general, más bien dejémosle decirse a sí mismo: pertenezco a la manada y soy un cobarde, pero me da igual mientras esté bien alimentado y caliente. Incluso este camino, que es el más modesto dentro de las posibilidades de la resistencia, no será fácil para nosotros; pero es más fácil que la autoinmolación o la huelga de hambre: las llamas no rodearán tu cuerpo, tus ojos no estallarán por el calor, y al menos siempre habrá pan negro y agua limpia para tu familia. Los checoslovacos, ese magnífico pueblo de Europa a quienes traicionamos y engañamos ¿acaso no nos han enseñado cómo un pecho vulnerable puede defenderse incluso de los tanques si existe un corazón noble dentro de él? ¿Consideras que no será fácil? Sin embargo, es la posibilidad más sencilla. No será una decisión fácil para el cuerpo, pero sí lo es para el alma. No, no es un camino fácil, pero ya existen muchísimas personas que durante años han mantenido estos principios y viven por la verdad. No serás el primero en tomar este camino, te unirás a los que ya lo han iniciado. Será más sencillo y más corto para todos nosotros si lo tomamos juntos y sumamos nuestros esfuerzos. Si somos miles de personas no podrán hacernos nada. Si somos decenas de miles cambiará el rostro de nuestra tierra. Si estamos demasiado asustados, no deberíamos quejarnos de que alguien nos robe el aire. Ya lo hacemos nosotros. Déjennos, entonces, hundirnos más, déjennos lamentarnos, y así cada vez estará más cerca el día en que nuestros hermanos biólogos sean capaces de leer nuestros pensamientos inservibles y despreciables. Y si nos amedrentamos, incluso después de haber dado este paso, entonces es que somos inútiles e indignos, y se nos podrá lanzar a la cara el desprecio de Pushkin: “¿Por qué debería tener el ganado los regalos de la libertad? Su herencia, generación tras generación, es el yugo y el látigo”». (Texto publicado el 18 de febrero de 1974 en el periódico The Washington Post)Aleksandr Solzhenitsyn Escritor y premio Nobel ruso, nacido en Kislovodsk. Hijo de un terrateniente cosaco y una maestra, estudió en la Universidad de Rostov. Sirvió en el ejército soviético entre 1941 y 1945, año en que fue sentenciado a ocho años de prisión por las opiniones antiestalinistas que escribió a un amigo. Deportado en la Rusia central, enseñó matemáticas al tiempo que escribía. Sus experiencias en la cárcel le proporcionaron material para su primera novela, Un día en la vida de Iván Denisovich (1962), que fue publicada en la revista literaria más importante de su país, Novy Mir (Nuevo mundo), y le procuró una gran celebridad, ya que la novela causó sensación tanto en la URSS como fuera de ella. Posteriormente, aparecieron tres relatos en forma de libro, como Nunca cometemos errores (1963) y Por el bien de la causa (1964). En 1969 fue expulsado de la Unión de Escritores Soviéticos por denunciar la censura oficial, que había prohibido algunos de sus libros. Tres de sus novelas más importantes son: El primer círculo (1968), El pabellón del cáncer (1968-1969) y Agosto 1914 (1971). Fue galardonado en 1970 con el Premio Nobel de Literatura. Solzhenitsin fue deportado a Alemania Oriental (ahora parte de la República Federal de Alemania) y privado de la ciudadanía soviética en febrero de 1974 a raíz de la publicación de El Archipiélago Gulag 1918-1956. Este análisis extremadamente documentado del sistema de prisiones soviético, del terrorismo y de la policía secreta, se publicó primero en Francia (1973) y apareció poco después en otros idiomas. El Archipiélago Gulag 2 y 3 fueron publicados en 1975 y 1978 respectivamente. Viajó a los Estados Unidos en 1975 donde reside actualmente. Sus últimos trabajos son Cómo reorganizar Rusia (1990) y El problema ruso: al final del siglo XX (1992). En 1990 recuperó oficialmente la ciudadanía soviética y, al fin, pudo regresar a su país en 1994, donde tuvo un recibimiento digno de un héroe, a pesar de lo cual no dejó de criticar los defectos de sus conciudadanos.

lundi 14 mai 2012

ciegos y mujeres




Trish Vickers, una novelista ciega inglesa, utiliza una serie de gomas elásticas para que los renglones no se le tuerzan al escribir. Un día, cuando su hijo se acercó a su casa para leer lo último que había escrito, 26 páginas de una novela, allí no había nada: se le había acabado la tinta y ella, sin advertirlo, siguió redactando una página en blanco tras otra. La polícía local, gracias a sus trucos forenses, consiguió recuperar como por arte de magia casi todas las palabras.
Un caso real, que puede servir como metáfora a la invisibilidad del trabajo de tantas escritoras a lo largo de la historia.

(Fragmento extraído del artículo "Literatura invisible", de Isabel Fonseca).

Publicado en FB por Donde viven los cuentos.

los poetas de siete años

samedi 12 mai 2012

ayer escapé de las crónicas poéticas ocultas del diablo.



Como el río tajante, no el afluente ni el remanso,
como el caudal de agua arribo
a la edad donde todo es permitido.

(Margarita García Alonso)

Ayer tuve un momento de felicidad extrema. Soy de una intensa timidez campesina; alejada de grupos y comunidades por la situación geográfica y también espiritual, pues acostumbro a preguntar lo que no entiendo o me inquita con la misma franqueza de la burra a quien le ponen a comer en un pastizal seco.

No es la moda, lo sé, pero los dos componentes anteriores me impiden de pintar gracias para obtener publicaciones, críticas, entrevistas, y esas formalidades propias de la profesión, lo cual me ubica en que solo me mencione el diablo en sus crónicas poéticas ocultas.

¿Y qué gano no domesticándome? Sin dudas, la libertad. De todas formas como está la crisis, dada la edad y si me muero por acá, tendrá el ayuntamiento que tirar los restos al Mar de la Mancha y sin tumba y esos tralala no creo que me envíen flores, ni sea motivo de un parte oficial.

El momento feliz me lo ha dado un desconocido que me pide amistad en Facebook: Juan Costa Soler. Ha publicado en su muro estos versos y aconseja un artículo que he escrito. Hasta dice que es estupendo.

El elogio de un desconocido es un inmenso premio, considerarlo así debe ser también una enseñanza genética que traigo del Km 101 en Matanzas.

Me ha quedado rondando la felicidad de que alguien que desconoces pueda murmurar algún verso que has escrito...Agradecida.

me suda hasta el cielo.

Poema de enero.

Para Gabriel Lizarraga.

Un día, algún monje diligente/ encontrará mi obra esforzada y anónima/. Boris Godunov, de Pushkin.


Sobre una hoja estampada con el horrible logo
de una fábrica cercana a casa,
escribo a todas luces sobre el fin de una época.

El viento transforma la arena
en rosetones aislados
del bosque salen fieras que desmiembran
sin hambre, por placer, no sé,
nunca he sabido, no he podido averiguar
que pieza abriga la ternura del Hombre,
pero ahí van, envenenan, rasgan,
mutilan y prosiguen a la noche que se avecina.

Creo que habrá guerra, un impulso genético
me avisa: « fue el último muerto»
de un tiempo donde el Hombre se perdió
en un torrente de rostros anónimos
en oscuras informaciones manipuladas.

- hemos pedido la capacidad de sobrevivir,
hasta el héroe se mancha de vulgaridad-

Los poetas, antes desvelados
a la menor quebradura se alistan
para leer vacuidades en parqueos
que caben en la pantalla de un ordenador.

Soy testigo del desmantelamiento de mi ojo,
las fibrillas de neurotransmisión fundidas
sin espaviento escupen basureros:
entre alaridos la plebe sacude confetis,
sale en fotos multi-pixeles-macro-colores
retocado el grano, la pústula en la nariz
se adentra donde el común viajero
hace su “paripé” de viaje terrestre.

Como si viviese en el faro del planeta,
ayer supe el fin
y diligente arranqué un extenso texto
como si fuese hojilla de helecho estival,
como si me subiese al carromato
que rozaría el magnífico día
que pregonan incautos por allá afuera.

-Quedan pocos recuerdos
de la isla donde nací, pocos cercanos.-

Pensé que no tendría dudas, ni deudas
pero envejecí entre desconocidos
no curé a mi hija no terminé un libro
que atore al buitre al editor al amigo
y ni siquiera voy al espejo
pues toda huida fue quedarme en ellos.

De mi poemario inédito "None".


jeudi 10 mai 2012

insistencia

"No son los males violentos los que nos marcan, sino los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos que forman parte de nuestra rutina y nos minan meticulosamente como el Tiempo." (Cioran) insistencia 1. f. Reiteración, porfía:'insistencia' también aparece en estas entradas- acostumbrado - aporrear - asar - asedio - barrila (dar la) - declarar - cavilar - deprecar - enamorar - encarecimiento - fin - golpear - hacer - hostilizar - loco - machacar - machaque - mirón - ojo - pedigüeño - persistencia - porfía - renegar - sablazo - tabarra Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe

mardi 8 mai 2012

Otro día, otro comienzo de semana.

Perdonalos Dios Mío pues saben lo que hacen: quieren construir imperios sobre la cabeza de gente que ha trabajado sin aliento toda la vida. Perdonales la imposición, la violencia , la negación de muchos, el silenciar a otros para elevar su altar, y sobre todo no permitas que se suicide otro pintor, otro poeta.

lundi 7 mai 2012

Desembarco de los Flamby's en Francia.

‎"flamby" es una conocida marca de flan industrial al cual se le quita una tirita y cae en el plato completamente aturdido y sin mucho gusto. Es el nombrete con el cual se conoce a Hollande en Francia.
y pronto las barricadas en las calles...

samedi 5 mai 2012

la tijera.




Amor,
te voy a contar
el secreto de la lavanda.

¿Tienes algún mensaje para Malasaña ?

Cabina vacía en la plaza de Carlos Cambronero | Foto: Somos Malasaña

Somos Malasaña, el periódico de tu barrio en Madrid, se pregunta hoy ¿Tiene hoy sentido una cabina telefónica? ¿Y una cabina telefónica vacía?

y soltamos:

Margó Reina de Groenlandia: sirven para dejar mensajes de amor a todos esos que no te llaman. Yo pondría, esperando a que se realice lo que pedís, una caja de llamadas mensajes que nunca llegan o llegaran...se vale llamadas a aquellos números que sabías de memoria y ya no existen... todos firmados con números y hacia otros números...

Somos Malasaña: ‎@margó pongámoslo en marcha!

Margó Reina de Groenlandia:
Pos sí que sería fantástico, ninguna otra ciudad del mundo tiene cabinas para escuchar lo que nunca te dijeron o decir lo que tanta falta te hace. Hasta podéis publicar una sección " Lista de llamadas/mensajes a la cabina sin teléfono de..." muy, pero muy cuántico!!!!

¿Qué te parece la idea?

jeudi 3 mai 2012

Cáritas-Madrid.






Alejandro Toledo, publicista cualificado que ha realizado numerosos spots de publicidad y videoclips para estrellas de la canción, decidió ofrecerse para rodar gratis un vídeo promocional para Cáritas. Toledo tomó tal decisión al encontrase en Madrid con un antiguo compañero de profesión. Tras saludarle, se dio cuenta de que su colega entraba en un comedor social de Cáritas, lo cual le conmovió. Todas las personas que han participado en la elaboración del vídeo han trabajado gratuitamente. Lo cuenta Quico Alsedo en la edición digital de El Mundo.

"Yo bajaba por la calle Martínez Campos y, coño, a lo lejos veo a un tipo con el que había trabajado y que había tenido bastante éxito en el mundo de la publicidad. Le seguí para saludarle y de pronto le veo entrar en un comedor social. Me dije: '¿Y este tío qué hace aquí?'. Y entonces le veo salir con una bolsa de comida. Iba perfectamente vestido, con su bolsa de comida que acaba de sacar de Cáritas...".
Aquel momento unió al publicista español Alejandro Toledo, residente parte del año en Los Ángeles y autor por ejemplo de videoclips para Alejandro Sanz, a Cáritas, adonde se dirigió el profesional para ofrecerse a rodar gratis un vídeo promocional.
"Yo ya había hecho un trabajo para la Comunidad de Madrid en el que había tenido que visitar varios comedores sociales, y siempre me había sorprendido mucho que te encuentras gente con corbata, con traje, gente que no te imaginas que tiene que comer de la caridad, y sin embargo...".
Toledo contactó con Cáritas y les propuso la realización del vídeo, "incluso quise hacer algo más potente para intentar recaudar fondos: una web desde la que te lo pudieras descargar por un euro, pero no teníamos infraestructura". Utilizó para las imágenes a su propia hija como actriz, y a un malabarista callejero "que ya había salido en un vídeo que hice para Alejandro Sanz".
"Todo el mundo trabajó gratis para hacerlo", explica Toledo, que valora el trabajo que en "unos 40.000 euros". Cuenta cómo "volví a recorrerme todos los comedores sociales y a sorprenderme, desde luego con el trabajo de Cáritas, pero sobre todo con los usuarios de los comedores sociales: gente como nosotros, no con el clásico perfil del pobre, de la persona sin recursos". Toledo ha trabajado para Marlboro, Ford, Mercedes, Loewe, Renfe, Acciona.

Amarar/Desamarrar en Porto Matanzas, en La bicicleta roja.


Hoy en LA BICICLETA ROJA, visitado por Mabel Cuesta.


Y es que Amarar/Desamarrar (El Barco Ebrio, 2012)* de Margarita García Alonso, es un homenaje a Matanzas, los viajes y los versos. O al menos así se aposenta en la lectura, en las estructuras que teje, en los laberintos a los que invita...

Todo se reifica en sus leyendas, sus míticos personajes enloquecidos y allí muertos, en el aura majestuosa de sus puentes, ríos y claro está en su "valeriano" mar (La mer, la mer, toujours recommencée)....



Mabel Cuesta
Ensayista, profesora y narradora. Es Graduada de Licenciatura en Letras Hispánicas por la Universidad de la La Habana, Cuba en 1999 y Doctora en Filosofía (Lengua y Literatura Hispánicas) por la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Ha publicado los libros de cuentos: Confesiones on line (Aldabón, 2003); Cuaderno de la fiancée (Ediciones Vigía, 2005) e Inscrita bajo sospecha(Betania, 2010). Cuentos suyos aparecen en las antologías: Las musas inquietantes (Ediciones Unión, 2003); La hora 0 (Ediciones Matanzas, 2005); Havana Noir (Akashic Books, 2007); Two Shores: Voices in Lesbian Narratives (Grup Elles, 2008) y Dos Orillas: Voces en la narrativa lésbica (Grup Elles, 2008). Asimismo sus trabajos de crítica literaria y ensayística, pueden leerse en publicaciones especializadas de Cuba, Estados Unidos, México, Honduras, Canadá, Brasil y España. Se desempeña como profesora de Lengua y Literatura Hispanocaribeña en University of Houston (Houston, Texas).

La novela en venta en EL BARCO EBRIO
y en BUBOK

hala Madriddddddddddddd!