vendredi 31 décembre 2010

Ignoria: Arthur Rimbaud - Frases


ilustraciOn de William Rios

Ignoria: Arthur Rimbaud - Frases:
Cuando el mundo se reduzca a un solo bosque negro para nuestros cuatro ojos asombrados, — a una playa para dos niños fieles, — a una casa musical para nuestra clara simpatía, — te encontraré.


No quede aquí abajo más que un viejo solo, tranquilo y hermoso, rodeado de «un lujo inaudito», — y abrazo tus rodillas.


Sea yo quien haya cumplido todos tus recuerdos, — ¿quién retrocede? Estamos muy alegres, — ¿quién se cae de ridículo? Cuando somos malísimos, — ¿qué harían con nosotros?


Engalánate, danza, ríe. — Nunca podré tirar el amor por la ventana.


— ¡Compañera mía, mendiga, niña monstruo! Qué poco te importan estas desdichas y estas maniobras, y mis apuros. Apégate a nosotros con tu voz imposible, ¡tu voz!, única aduladora
de esta vil desesperación.


Una mañana encapotada, en julio. Un sabor a ceniza revolotea por el aire; — un olor a madera que suda en el lar, — las flores maceradas — el saqueo de las avenidas — la llovizna de los
canales en los campos — ¿por qué no ya los juguetes y el incienso?


* * *


He tendido cuerdas de campanario en campanario; guirnaldas de ventana en ventana; cadenas de oro de estrella en estrella, y bailo.


* * *


El alto estanque humea de continuo. ¿Qué bruja va a salir por el poniente blanco? ¿Qué violentas frondosidades van a ponerse?


* * *


Mientras los fondos públicos se consumen en fiestas de fraternidad, repica una campana de fuego rosa en las nubes.


* * *


Avivando un agradable sabor a tinta china un polvo negro llueve suavemente sobre mi velada. — Amortiguo las luces de la araña, me tumbo en la cama, y vuelto hacia el lado de la sombra os veo, ¡niñas mías! ¡reinas mías!


* * *


En Iluminaciones
Traducción: Ramón Buenaventura

donde hay luz ponen los precios por las nubes

mardi 28 décembre 2010

Cerval, de Carlos Augusto Alfonso, editado por Hoy no he visto el paraiso.






EDITIONS HOY NO HE VISTO EL PARAISO

EN VENTA EN BUBOK Y LIBRERIAS DE TODA ESPAñA



Carlos Augusto Alfonso Barroso (La Habana, 20.01.1963)
Sus trabajos y colaboraciones aparecen en diferentes publicaciones cubanas y extranjeras. Es co-compilador de la Antología de jóvenes poetas Retrato de Grupo, Editorial Letras Cubanas, 1989.
Obra Poética:
El Segundo Aire. Premio “David” de la UNEAC, 1986.
Población Flotante. Editorial Letras Cubanas, 1994.
La Oración de Letrán. Premio “Pinos Nuevos”. Editorial Letras Cubanas, 1996.
Fast Delivery. Editora Abril, 1996.
El Ladrón de Licario. Premio Proyecto de Creación “Dador”, 1997.
Cabeza Abajo. Premio “Julián del Casal” de la UNEAC, y Premio de la Crítica, 1997.
Cerval. Premio Internacional de Poesía “Raúl Hernández Novás”, 2001; y Premio de la Crítica, 2004.
( Dirección de correo electrónico: carlosaugusto@cubarte.cult.cu )

mardi 14 décembre 2010

Reina Margarita informa a la corte que entra en retiro espiritual.



La reina Margarita de Groenlandia tiene a bien informar a la Corte que entra en retiro espiritual, a fin de escribir el DECRETO de fin de año, que compartirá a fines de diciembre, deseándoles buenos preparativos para las fiestas, muchos regalos, si posible salud, trabajo, dinero y amor. Les dejo entre vuestras manos las decisiones para el 2011.
Auguri





Alta costura casera

dimanche 12 décembre 2010

Goya pintó un cerdo en un muro




Goya

Goya pintó un cerdo en un muro.
El niño chico del barbero
Grabado vio sobre la plata
El león; y fueron los ocasos.

Goya olió la sangre de los toros.
El pupilo de carmelitas
Sus manos dio a un orfebre, supo
Dorar sin tacha una aureola.

Goya vio los ojos de la Pucela:
Dio serenatas (con guitarra),
Trepó al balcón; en cambio, Keats
Creó «Bright Star» (bajo las drizas).

Goya vio cómo la Gran Puta
Cogía a los gárrulos peleles
Y se reía, belfo laxo,
Y los ahogaba en una taza;

Les exprimía sus juguitos
Con manos secas, sin piedad,
hasta escucharlos balbucir. . .
Goya se fue a las catacumbas.

Vio a los bastos Roñones por el aire,
Con bocio y leporinos, violados
Por chulos lampiños, vampirialados:
Sobre Madrid, bulla nocturna.

Oyó cascarse los segundos
Como semillas, y verter
El sucio abismo del Vacío
Que hay entre el péndulo y el suelo.

Ríos de venas muertas, células descompuestas,
Amígdalas podridas, uñas.
Pelo muerto, piel muerta, garras, pelaje, muertos,
Velos, membranas, párpados, narices.

Y ojos que todavía, en la muerte, seguían
(San pestañas ni párpados) conscientes
Del puerco centro y, aún más puerco,
El local verme que aún lo arruina.

Sabó la peste del tictac.
Con ella fue Goya al Espacio,
Sedando tufo de sus miembros,
Y se paró en la faz sin rasgos,

Que no veía ni amparaba,
Pero que era, y que es. Pasó el segundo,
Goya volvió y pintó la cara;
¿pie escribió: «Yo ya lo he visto»...

En un desván pintó fulanas,
Gordas, dormidas, ovilladas;
Y al pie anotó: «Mejor que duerman.
Si despertaran, llorarían»...

Versión de Carmen Toledano

Conrad Aiken

Tim Walker en pintamos como un culo





Tim Walker en PINTAMOS COMO UN CULO

Retrato de una muchacha



grafica de WILLIAM RIOS

Retrato de una muchacha

Esta es la forma de una hoja, y esta la de una flor,
y éste es el pálido tronco de un árbol
que contempla sus ramas en un charco de agua estancada
en una tierra que nunca veremos.

El tonto en la rama, silencioso, suave cae el rocío,
en el atardecer casi no hay sonidos...
Y las tres hermosas peregrinas que llegan juntas
tocan ligeramente el polvo del suelo.

Lo tocan con pies que apenas turban el polvo, como alas,
tímidas, aparecen juntas, silenciosas,
como bailarinas aguardando en una pausa de la música, la música
que llene el exquisito silencio...

Este es el pensamiento de la primera, y éste el de la segunda,
y éste el grave pensamiento de la tercera:
"Nos demoraremos así por un instante, pálidamente expectante,
y el silencio terminará, y el pájaro

cantará la pura, dulce, clara frase del crepúsculo
hasta llenar la campana azul del mundo;

y nosotras, a quienes la música reunió como a hojas,
como hojas seremos arrastradas.

¿Hacia qué sino la belleza del silencio, perpetuo silencio?,,,"
esta es la forma del árbol,
y la flor y la hoja, y las tres hermosas peregrinas pálidas:
eso eres para mí.

Conrad Aiken

samedi 11 décembre 2010

Instalación de los murales de Margarita García Alonso y de Belkis Cuza Malé en Miami









Instalación de los murales de Margarita García Alonso y de Belkis Cuza Malé par Baltasar Santiago Martin
Fotos de Baltasar Santiago Martin





FUNDACION APOGEO
Director Baltasar Santiago Martin.
ARTE PÚBLICO GLOBAL
HIALEAH, FLORIDA
Miami 2010

vendredi 10 décembre 2010

Encuentro con DARIO APOSTOLI en la noche y mareade Europa




"Io sto benissimo nel mondo, lo trovo meraviglioso, mi sento attrezzato alla vita, come un gatto"


Encuentros y ENCUENTROS en las noches de Europa. El de anoche- JUEVES 9 DE DICEMBRE- en el 116, lugar de creación de la Colonie du Sextant, se inscribe en el sobresalto, el disturbio, el estremecimiento. Dario Apostoli llego de Italia con sus videos que se inscriben dentro del Arte contemporáneo, filmados con el celular.

Acostumbrada a este tipo de eventos, las muestras me dejan, en mayoría, con un dolor de cabeza y en la nuca cercano al vértigo. Jornadas he pasado en la sala oscura frente a macro pixeles y rejuegos conceptuales de tal fuga, que he dudado en la capacidad de mi cerebro a adaptarse a las funcionalidades y percepciones del arte en su incursión de las nuevas tecnologías.





Pero Dario Apostoli -Berne , 1970 conocido como fotógrafo de blanco y negro y desde el 2008 pues incursiona en la manifestación- mostró filmes de una agudeza humana, y brindo una conferencia inusitada a los testigos presentes, impresionados por el grano de esa imagen donde la textura explota en miles de reflexiones.

Particularmente Ombre, a partir de fantasmas de la infancia, cortó el aliento por un montaje secuencial que se acerca al terror. En esa línea, Balançoire, hiere las figuras en un espejismo de la fragilidad humana ; y pone la gota sublime, en el lirismo de tres pequeños videos donde el mar, sujeto que predomina y deambula , ubica al "instante" como unica causal de plenitude. La muestra atrae y adentra en lo magistral y, personalmente, me despertó la poesía de Pasoline.




Pier Paolo Passoline traducido a una secuencia que fluye bajo el ronroneo de la marejada y sigue la silueta y el descubrimiento de la inmensidad.

"Era un mattino in cui sognava ignara
nei ròsi orizzonti una luce di mare:
ogni filo d'erba come cresciuto a stento
era un filo di quello splendore opaco e immenso.

Venivamo in silenzio per il nascosto argine
lungo la ferrovia, leggeri e ancora caldi
del nostro ultimo sonno in comune nel nudo
granaio tra i campi ch'era il nostro rifugio.

In fondo Casarsa biancheggiva esanime
nel terrore dell'ultimo proclama di Graziani;
e, colpita dal solo contro l'ombra dei monti,
la stazione era vuota: oltre i radi tronchi
dei gelsi e gli sterpi, solo sopra l'erba
del binario, attendeva il treno per Spilimbergo...

L'ho visto allontanarsi con la sua valigetta,
[dove dentro un libro di Montale era stretta
tra pochi panni, la sua rivoltella,
nel bianco colore dell'aria e della terra.
Le spalle un po' strette dentro la giacchetta
ch'era stata mia, la nuca giovinetta...".


Sí, cual una trilogía intemporal, un poema de luz y sombras se perfila uno de los videastas a recordar en la escena internacional. Contenta por este primer encuentro con el artista– ya conocía de su obra, ahora realmente en el trono de lo mucho que observo en salones; y de las colaboraciones que se anuncian a partir de mis scripts junto a Rafael Maze.

Una gracia del cielo, a señalar y a seguir.


LE 116
116 rue Jean-Jacques Rousseau 76600 Le Havre

fotos de Laura Perez Garcia

Linden Lane Magazine




Vol 29 No. 4 Winter 2010
Cuban literature & art: Aristide, Daína Chaviano, Alina Galliano, Elena Montes de Oca, Félix Luis Viera, Baltasar S. Martín, Armando de Armas, Raúl Eduardo Chao, Félix Anesio, Ena "La Pitu" Columbié Alicia Alonso interviewed by Baltasar S. Martín. Illustrations by Aristide y Clara Morera. Fotos: Delio Regueral and Ena La Pitu Columbié.

COMPRAR

jeudi 9 décembre 2010



Emperatriz del color!!!!! , regalo de Josean de Hojalata

Dario Apostoli en el 116, Le Havre





Vidéoscope #02

Spécial Dario Apostoli

le jeudi 09 décembre 2010 à 19h


Dario Apostoli naît à Berne en 1970. Il commence à pratiquer la photographie à seize ans en autodidacte, explorant ses diverses formes : natures mortes, portraits, reportages. Il se consacre exclusivement au noir et blanc depuis quelques années, et s’occupe personnellement du développement et du tirage de ses photos. Depuis 2008, il expérimente le cinéma en filmant quelques courts métrages avec son téléphone portable. Ces films explorent les parts d'ombre et de lumière.

LE 116
116 rue Jean-Jacques Rousseau 76600 Le Havre

mardi 7 décembre 2010

Petits Contes Amers, nuevo TITULO DE EDITIONS HOY NO HE VISTO EL PARAISO


ditions Hoy no he visto el Paraiso les invita a la salida de

Petits Contes Amers
Alexis Dendiével
Illustrations de Margarita Garcia Alonso

Commander les Petits Contes Amers


Les Petits Contes Amers regroupent des poèmes d’Alexis Dendiével, illustrés par Margarita Garcia Alonso. La préface est de Sébastien Lemoine. Ils constitue le premier volet d’une trilogie présenté par ces artistes pratiquant la création sous plusieurs formes.



“Laissez-vous bousculer par ces « Petits Contes Amers », au coeur de l’intimité d’un voyageur aux étoiles qui construit son art « avec l’Autre » et déconstruit « malgré l’Autre », ceci pour se retrouver comme un enfant face à la « Femme » – celle qui donne la vie et celle avec laquelle on compte donner un sens à sa vie.” – Sébastien Lemoine

Editions Hoy no he visto el Paraiso
Comander
PREFACE/ PRESENTACION
Dans chaque port… des rencontres. C’est au Havre que j’ai connu Alexis Dendiével et Margarita Garcia Alonso, il y a maintenant plus de dix ans. Le Havre, une ville au passé si torturé qu’elle exprime tant d’aversion pour certains et tant de passions pour d’autres. Une ville d’adoption aussi, pour Alexis, venu tout droit des plaines du Nord et pour Margarita qui a rejoint le vieux continent bien loin de son Cuba natal.

Outre la très grande amitié qui nous lie, l’art, ou plutôt la création artistique, n’a pas cessé de nous rapprocher. Pour résumer, j’avais mes chansons et mes poésies, Alexis avait ses musiques et Margarita ses peintures. Mais en vérité, nous avions tous nos chansons, nos poésies, nos musiques et nos peintures.

Aujourd’hui, je signe la préface… Cela résonne comme une réminiscence de toutes ces années où nous avons composé nos arts, confronté nos expériences et partagé nos envies.

Je pense que vous vous laisserez plonger dans ces « Petits Contes Amers », en plein coeur de l’intimité d’Alexis, voyageur aux étoiles qui s’exprime cette fois par les mots avec un vecteur principal, la « muse » qui inspire à la fois le musicien et le poète – celui qui a du coeur mais pas assez de place pour y caser ses émotions. Dans cette intimité, on se laissera bousculer par la construction « avec l’Autre » et la déconstruction « malgré l’Autre » à travers des textes au style puisé parfois dans les fables ou dans les légendes ou simplement signifiés – pour s’amuser avec les mots.Ceci pour se retrouver comme un enfant face à la « Femme » – celle qui donne la vie et celle avec laquelle on compte donner un sens à sa vie.

Un paradoxe que l’artiste, le coeur trop plein, semble porter à la fois comme une inspiration mais aussi comme un mystère irrésolvable. C’est de cette poésie qu’use Alexis tant par les mots que par les notes (il n’y a que l’écriture qui les différencie), d’ailleurs le lien avec la musique est évident. Comme cette sincérité qui caractérise tant ce 8recueil que le personnage lui-même.Un paradoxe.

Qui de mieux pouvait l’illustrer si ce n’eshttp://www.blogger.com/post-edit.g?blogID=5582977524298459350&postID=1754290431253603623#t Margarita Garcia Alonso avec la symbolique qui lui est propre, des bribes lâchées entre ses souvenirs d’enfance à Cuba et son cheminement jusqu’au Havre, ces images qui semblent flotter dans sa tête. Elle a su décrypter les « contes amers ».Comme je l’imagine, entourées de ses bougies, emprisonner la souffrance et l’espoir sur papier d’une main automatique, se laissant aller aux commandements de sa moelle créative. Comme je la vois s’imprégner de la consistance de ces écrits pour glisser son fusain et plancher l’esquisse des « contes amers » illustrés.

Comme il est surprenant de ne plus, à la fin, différencier le texte et l’illustration – preuve de la communion évidente des arts et des âmes qui ont bien fait de se rencontrer.C’est cela aussi la beauté des ports…

Sébastien Lemoine




EDITIONS HOY NO HE VISTO EL PARAISO



visitar la pagina de autor aqui:
comprar



aqui el espacio de Musiksur

samedi 4 décembre 2010





Mi mensajero puso girasoles
para el vértigo de las abejas
en la jarra violeta
puso girasoles de luz amarilla,
se los robó a Van Gogh
a las virgenes
a las sombras
puso girasoles para bañar por las noches mi cuerpo
y las flores son cosas extrañas
seres turbulentos
entran como finas agujas
a hincar el corazón
se instalan en los precipicios y calman la locura,
mi mensajero trajo
la soledad en la boca
de un girasol cortado y sus ojos sus pétalos y los tallos son húmedos
como la tarde en que un muchacho
vino a entregarme
lo único que tenía
para mí.

"Otra Naturaleza"
de R.M.Rguez

Regalo de Mayito Prado

vendredi 3 décembre 2010

Desórdenes




Por JUAN JOSÉ MILLÁS

El insomnio consiste en permanecer despierto mientras la realidad sueña, ronca o se mea en la cama (a veces te sueña, te ronca y se mea sobre ti). Un ojo abierto a las cuatro de la mañana, observando las sombras del techo, es como un grumo insoluble del día en medio del puré de la noche, un coágulo de abajo en el arriba, un cuajo de vida en la muerte, un núcleo de vejez en la infancia, un ramalazo de inteligencia en la estupidez... Imaginemos un trozo de noche atravesando el día. Hace poco, en un autobús de Madrid, a las dos de la tarde, un hombre ecuatoriano de mi edad dormía profundamente en el asiento de enfrente. Dormía y dormía pese al ajetreo circundante, pese a los frenazos, pese al estruendo procedente de la calle. Lo observé hasta que llegamos al final de la línea, donde nos levantamos todos menos él, que tuvo que ser despertado por el conductor.


Esa noche, durante el insomnio de las cuatro de la madrugada, intenté imaginarme a mí mismo durmiendo, de día, en el asiento de un autobús que atravesaba una ciudad extraña, lejana, quizá hostil. Mecido por esta idea, caí al poco en un sueño profundísimo del que me desperté no sé si al cabo de media hora o de tres años. El caso es que no me encontraba en la cama, sino en un autobús de Quito, adonde había viajado por razones de trabajo. Pasado el primer momento de perplejidad, y una vez que logré situarme en el espacio y en el tiempo, intenté averiguar cómo se había producido aquella rara articulación entre esos tres momentos tan distantes: yo en un autobús de Madrid, frente a un ecuatoriano dormido; yo, en la cama de mi dormitorio, insomne, recordando al inmigrante; y, de repente, yo, dormido, en un autobús de Quito. No lo logré, no supe qué había ocurrido. He ahí un grumo de desorden cronológico en medio del orden temporal al que estamos acostumbrados.

Mishima, el último samurái


40 años del suicidio del autor japonés más influyente en Occidente