samedi 26 juin 2010

primer libro ilustrado de la obra de José lezama Lima



Primer libro ilustrado sobre la obra de Jose Lezama Lima.Les presento veinte y un personajes secundarios, que encontré en su obra, otros quedan a mi lado, en un intento de dar vida a sus palabras. Este es mi Lezama habitado. En espera de que sea publicado en papel proximamente.

Gracias a Fernandina de Jagua por el link

mercredi 23 juin 2010


José María de Heredia fotografiado por Paul Nadar, París, 25 de febrero de 1896. © Archives photographiques de la Médiathèque de l’architecture et du Patrimoine.

ICONOGRAFIA CUBANA XXII : Heredia, el francés.
Javier de Castromori, en MEMORANDUM VITAE

mardi 22 juin 2010



esta noche es la fiesta de San Juan

aqui, en Haute-Normandie - Seine Maritime,se encuentran varios pueblos San juan: Saint Jean du Cardonnay, Saint Jean de Folleville, Saint-Jean-de-la-Neuville, st. jean à Oissel y esta noche hay hoguera, y las doncellas se calentarán las faldas ,saltando las flamas bajo musica celta y los mancebos terminarán de apagar los carbones encendidos en una playa perdida, de igual nombre, oculta en los acantilados...



yo estaré en la de Saint-Jouin-Bruneval - porque los druidas no preguntan el nombre, e invitan a adentrarte en las aguas heladas del Tilleul (tilo) donde acaban las madrugadas frente a un anciano horno de pan.



El pan saldrá de este horno..





al amanecer.



poetas, la luna no vale la pena...
aunque sea la noche de San Juan y haya hogueras, orgias...



La demanda de las lágrimas de la reina.
The quest of the queen's tears, Lord Dunsany (1878-1957)
Sylvia, reina de los bosques, reunió a la corte en su palacio y se burló de sus pretendientes. Les cantaría, dijo, les ofrecería banquetes, les narraría cuentos de los tiempos legendarios; sus juglares harían cabriolas ante ellos, sus ejércitos les saludarían, sus bufones bromearían con ellos y tendrían extravagantes ocurrencias; sólo que no podía quererles.

Ésa no era forma, dijeron ellos, de tratar a príncipes en todo su esplendor y a misteriosos trovadores que ocultaban nombres regios; no está de acuerdo con la fábula; no hay precedente de ello en la mitología. La reina podía haber arrojado su guante, dijeron ellos, en la guarida de un león, podía haber pedido una veintena de cabezas de serpientes venenosas de Licantara, o de haber exigido la muerte de cualquier dragón notable, o enviarles a todos ellos tras alguna demanda fatal, mas que no pudiera quererles... ¡eso nunca se había oído!... no tenía parangón en los anales del romance.

Y entonces ella les dijo que, si tenían necesidad de una demanda, ofrecería su mano al primero que la hiciera llorar; y la demanda sería llamada, para referirse a ella en las historias o canciones, la Demanda de las Lágrimas de la Reina, y el que las consiguiera se casaría con ella, aunque sólo fuera un insignificante duque de algún país desconocido en los romances. Y muchos de ellos estallaron en cólera, pues esperaban alguna demanda sangrienta. Mas el anciano chambelán de los lores dijo, mientras murmuraban entre ellos en un lejano rincón de la cámara, que la demanda aunque ardua era sensata, porque si ella podía llorar alguna vez, también podía amar. Ellos habían conocido toda su niñez: ella nunca había suspirado. Muchos hombres había visto, pretendientes como cortesanos, mas jamás había vuelto la cabeza cuando alguno de ellos pasó cerca. Su belleza era como los apacibles ocasos de esas tardes amargas en que todo el mundo está congelado: producía asombro y escalofríos. Era como una montaña soleada que se alzara en solitario, embellecida por el hielo, como un desolado y solitario resplandor, avanzada la tarde, lejos del mundo confortable y sin apenas acompañamiento de estrellas: la perdición de los montañeros.

Si ella pudiera llorar, dijeron ellos, podría amar...suite

lundi 21 juin 2010

efecto




DANTE’S FOOL

Agradable sorpresa en La finca de Sosa, poemas de Omar Pérez,


de Lingua franca

DANTE’S FOOL

Y sé que has blasfemado: Firenze, patria di poco amore
sin perder la ternura
el amor, Dante, a la tierra no el apego dei veterani,
la nostalgia dei tradittori
sino que de Perseverancia y Lealtad, Corcordia fluye
y el spiritu soffia dove vuole, mas no donde quiera
sopla el espiritu.
Verificare
y si tutto il naturale é sempre sanza errore,
el largo studio, il grande amore para qué sirven sino para servir?
Es el amor, etcetera, y si no, verificare in una vita nuova.

Que el hombre nuevo, nostalgia del errore que a todos a la vida nos trajo:
Paradiso: perdido
o no recuperado
la manzana está siempre allí: verificar.
To lead, you must be someone who practices regularly,
I understand. Mas si lo natural é sempre sanza errore
la vida nueva, el grande amore para qué sirven sino para vivir?
El spíritu integral sopla donde quiere: no dirijo y nadie lo dirige:
Infierno, Purgatorio, Paraíso
por sólo mil de las antiguas liras. Beatrice convida:
l’amor mi fa, che mi fa parlare: How’s the coffee?
Good: café corretto.
Como el amor, la vida:
hombre siempre erguido animal
de lontananza
y hablando cosas que el callar es bello. Verificare.
No sólo la vida de las Cuatro Estaciones
Milano Centrale, Barcelona Sanz
París Gare de Lyon, Amsterdam Centraal
sino que Perseverancia y Lealtad Concordia fluye
lo natural é sempre sanza errore:
paso es el paso y el spiritu soffia dove vuole.
Y si un cualquiera, Dantis Imitator, mediante Pipa de la Paz, andante
medium: fumar, parar, fumar: los fumadores mueren jovenes,
tambien los soñadores.
Verificar en lenta exhalación
de albahaca, menta y la canzone
a un lado.
Al otro: todo es ritmo
ciencia comienza donde termina el canto.
Y sé que has blasfemado: patria
De Loco Amore
mas si el spiritu sopla donde quiere
lo Natural é sempre sanza errore: verificar
en la trama del mondo parlando cose che
bello callar en lenta exhalación

Omar Pérez (La Habana, 1964). Poeta y traductor. Libros: Algo de lo sagrado, ¿Oíste hablar del gato de pelea?, Canciones y letanías, La perseverancia de un hombre oscuro.
+ en el Blog de Manuel Sosa

el museo de arte americano de giverny




La presencia de los pintores americanos en Giverny desde el siglo XIX y su relación con Monet ha sido determinante para la creación del Museo de Arte Americano. Al origen del proyecto se encuentra Daniel J. Terra (1991-1996), químico de profesión y descendiente de emigrados italianos quien debe su fortuna al invento de una tinta de secado rápido y a la creación, en 1940, de la compañía Lawter Chemicals. El éxito de sus negocios le permitió empezar a coleccionar obra de arte, primero paisajes ingleses y después exclusivamente arte americano, animado por la voluntad de promoverlo en el extranjero. En 1980 inauguró su primer museo en Evaston, Illinois, remplazado poco después por el Museo Terra de Arte Americano de Chicago (1987) y el Museo de Arte Americano de Giverny (1992).

Fue diseñado por el arquitecto francés Philippe Robert. De carácter moderno, el edificio y su vasto jardín de más de 2 hectáreas se integran armoniosamente en el paisaje. La colección reúne 700 obras que van desde el siglo XVII hasta el siglo XX, incluyendo a artistas como Mary Cassatt, Stuart Davis, Robert Henri, Winslow Homer, Edward Hopper, James McNeill Whistler. Algunas obras fueron realizadas en Giverny a lo largo de la particular historia de la relación entre los artistas americanos y este pequeño poblado de la campiña francesa.

El museo cuenta con un importante programa de residencias para artistas e historiadores del arte.

el museo de monet




Parece que no se irá el frío, 12 °C nublado, así que ... saliditas dominicales a 20 minutos de casa...

La principal atracción de Giverny es la Fundación Monet, compuesta por la casa y los jardines en los que vivió y trabajó el pintor impresionista durante 43 años.

Muchas de las estancias de la casa-museo están decoradas con la colección de grabados japoneses de Monet. Lo que más me gusta es el jardín, replantado tal y como lo tenía el pintor. En un extremo, un pequeño paso subterráneo conduce al Jardin d’eau, el estanque de sus nenúfares.

Su gigantesco estudio es hoy la tienda de "recuerdos" del museo.



FUNDACION CLAUDE MONET

jeudi 17 juin 2010

de los atardeceres que parecen festivos entierros de nosotros mismos.





LOS MISMOS AMANECERES/EL MISMO BAR/ Y UNA FRIVOLIDAD QUE NOS DENUNCIA.


Por qué tendríamos que irnos tan lejos
como si volviera a amanecer
habitar una tierra que nunca fue la prometida.
Desde lejos solo el viento nos calma
y muchas veces nos alejamos tanto
que luego es un rostro diferente a la partida.

Por qué deben morirse hasta los agonizantes
palmares donde grabaron nuestros nombres.
Es la sequía de los “tiempos revueltos”
sin un “viaje a la semilla”
que de el descanso. Llegar sin ser errante.

Y si estamos muertos
como peces fritos en una parcela
que pagamos mes a mes sin justo menosprecio
si del musgo al aro sobre la cerca
dejada a su abandono donde nos tiende el sol
a veces bailamos como marionetas
de alcohol en el destino;
Cómo morir de cara
y cruzar la otra agonía de volver.
No es volver a la vida de antes
pero es casi un ensayo
de prestarle el cuerpo
a las calamidades:
un pensamiento heredado
-un amante me lo dijo-
la sed de las raíces
como un balostre de hierro
Que le dieron a los padres por su oro.

Por qué hay que estar a salvo
de las pedradas y de los muros
de los cementerios con nombre de pueblos
y de la calle principal
donde una vida transcurre detenida
sin paso que lleve sino a la caída
de los atardeceres que parecen
festivos entierros de nosotros mismos.

Si una persona entiende
el día señalado para dejar de ser
la huella más cerca del abismo:
cientos de vidas como telón del vacío
y unos cantos sordos flotando flotando
de una orilla a otra de los precipicios
sin dejarnos todo el peso de la agonía
pero viendo las amargas horas
donde todo parece una calle muy larga
que siempre provoca el mismo amanecer;
y si alguien entiende
Qué nombre ponerle a nombre del martirio.

Todos somos el danzón en el ombligo
!oh vida!, Beny More apenas nos bendijo.
Y la blancura en la oscuridad de Bola
trajo ese desgano roto de sonreír
como si nuestra única gracia
fuera la felicidad de un viento en popa
y a toda vela.
Allá lejos su piano nos desmadra
contra el reloj de un tiempo muerto
sin un movimiento mecánico
que nos desarme;
Siempre en la línea de un fuego
que permite que nos podamos linchar
pero nadie sabe perdonarse
ni los menos útiles sacrificios.

Otros amigos van de tontos en su chaqueta negra
Charles Chaplin los imita
sobre las luces de una ciudad
puesta para decir adios sobre las palmas de una mano;
luces como fósforos
que pudiera como Angustia y Desamparo
no mecer jamás la gloria
de tanto odio vencido.
Si volvieran a quemarse las ciudades
en la mueca donde charle coloca
uno a uno los golpes de la pedrada;
Fajad Jamís que lee sus versos
cansado en un pedestal
donde un viento asesino lo despeina.
Los cementerios que no son de París
y aquellas tiendas de encanto
donde uno pegaba su boca a la belleza
y podía tragarse esa vista casual
que toda belleza arrastra;
como pregones del manísero
alguien que también nos amó
a pesar de nosotros mismos
con unos granos calientes
sacados de una foto en blanco y negro
de la eternidad.

Qué podemos merecer ahora
si los fondos tocados
no se convierten en magia
si estar lejos no es la única premonición
y aliviar cuando se olvida
no garantiza que otro amanecer se queme.

Juan Carlos Recio
NY 16 de Junio del 2010

sugerencia


Foto del BURRON AZUL

dimanche 13 juin 2010

lecciones de prehistoria




"Dos palabras no se relacionan tanto como “hurgar” y “prehistoria”. Los escritores cubanos saben evitarlas porque la curiosidad suele tener un costo incalculable...
"...¿qué verías, oh desterrado? ¿Ardor universitario? ¿Malas lecturas que diluyen tu imagen, entonces enérgica, ya casi borrada por el alivio que traen los años: la foto descolgada? ¿Te resistes a comprobar que toda necedad sobrevive a su traducción?

¿Te has atrevido, aunque nadie haya adelantado su voto, a perdonarte a ti mismo?"

EN La finca de Sosa



Manuel Sosa
(Meneses, 1967) Ha publicado los libros "Utopías del Reino" (Premio David 1991, Premio Nacional de la Crítica 1993), "Saga del tiempo inasible" (Premio Pinos Nuevos 1995), "Canon" (2000), "Todo eco fue voz" (antología, 2007) y "Una doctrina de la invisibilidad" (2008). Actualmente reside en Atlanta, Georgia, donde se desempeña como trabajador social

A leer igualmente en la Finca: Fauna revuelta: Neruda sobre los escritores cubanos

vendredi 11 juin 2010

Caos de Rios-& marejadas de Aldrey:tempestad en La Mancha







Photomontajes de William Rios.

No tengo que decir a los amigos que ando completamente pérdida, la cabeza y el cuerpo fracturado de recorrer con susto este tiempo, esta vida, donde, a veces, las mordidas han estropeado la luz y hasta las marejadas negras de lo vertido en los mares ensucia la costa de la isla a la deriva.

A veces vagabundeo en Groenlandia poniendo lociones a cada hora, y me llegan noticias y justifico el día, me doy plazos; ellos saben que ni ego, ni zapato cubren el pie que se adentra en los acantilados de La Mancha.

William Ríos es un hombre que admiro. Su creación es sólida, fuerte, poética y sensible, lo mejor es que no quiere saberlo por eso va deslumbrando, metiendo madera de genio, dejando atrás lo superfluo para quedar grande en la grafica contemporánea.

Me ha dado la gracia de este montaje, atrapó a unas mujercitas que andan por Miami, confundidas con la civilización y los habitantes, y les enseñó la atmósfera, en clase magistral de carpintero, les dijo ¿ves el caos? y ellas cambiaron los ojos, se hicieron por su arte inmortales.

Luego, la mañana abierta, llega Karin Aldrey, que ha acariciado sus cabellos rojos y cuenta marejadas, porque también sabe que tengo la fibra del pincel atada a un hilillo; ella presiente, es de un cincel que asusta cuando describe leyendas. Poeta grave, bondad extrema.

Amigos que me arropan cuando hay tormenta, gracias. De los estremecimientos hondos, le agradezco cualquier detalle, y sobre todo este plazo que me permite seguir. Nunca sé por donde estoy, y solo el corazón de mis amigos me sitúa, me protege. Bendiciones y mucho amor



Cubaleah- en Fernandina de Jagua.



Karin Aldrey


“Yo vine a Le Havre como si hubiese partido a Groenlandia, hastiada de lo conocido: hombres, poetas, intelectuales, críticos... desesperada ante mis semejantes, extenuada del infierno en mi isla. Sólo el frío me consuela en este exilio, pues quema y no apaga el fuego interior.”

-Margarita García Alonso-


Cuenta la leyenda que del mar de la Mancha, asoman desde épocas remotas cabezas de extrañas criaturas escupiendo fuego y elevando sus alas al viento siempre gris del Canal. Cuentan, con voces susurrantes de fuerte acento manchot, que las diosas normandas bajan cada noche y se deslizan por el pincel alucinado de una artista inmersa en la seducción. Dicen, con dulzura de hada y rabia de dragón, que ese pincel viaja por hermosas cabelleras de un rojo intenso y allí abre caminos que conducen a los duendes, las ausencias, los espíritus inquietos de los condenados al olvido y exilios inevitables.

De allí, de esa inmensa llanura que es el mar, los pechos de diosas sincretizadas nacen al tacto de las pasiones. Las líneas de párpados rasgados en la melancolía, empujan a la orilla la existencia del ser que vibra entre la locura y las maravillas al respirar la espuma.

Un rostro blanco como el nácar existe porque a veces el ruido agota y decide desdibujar sus días. El quiere que su grito sólo sea escuchado por los que logren entrar a través de sus pupilas. Los que alcancen a tocar su desnudez. Los que sepan penetrar su circunstancia. El vive porque así lo quiso la mano que bajó del viento del canal al caballete y a la mesa donde los aceites y el aguarrás dejan a diario su huella.

Las diosas de las islas llegan cabalgando sobre los centauros del resplandor, van dejando su rastro en las aguas donde otras leyendas se han escrito a través del tiempo. Sólo el pincel puede convencernos cuán cerca puede estar la realidad del sueño.


Carmen Karin Aldrey (c) 2010
(Escrito para Zu Galería con motivo de la exhibición de la obra plástica de Margarita García Alonso)

Algunas veces




Algunas veces
nubes oscuras se apoderan
del horizonte
el rostro se esconde
entre paredes sólidas
las manos se niegan
a responder al lienzo

Algunas veces
callamos por no herir
o simplemente para no descubrirnos
imponemos normas absurdas
a nuestro silencio
nos inventamos dioses
para aliviar el pesar

Algunas veces
caminamos hacia atrás
con los ojos abiertos
cerramos la puerta al mar
nos escapamos de la vida
sin remordimientos
miramos al suelo y no al camino

Algunas veces
dejamos de entender
y huimos.



Karin Aldrey (c) 2009

SOLIGREGARIO

Carmen Karin Aldrey
Artista y escritora cubana radicada en la ciudad de Miami, USA

Peregrinos por el Mundo, suplemento de Arte y Poesia de
La Peregrina Magazine

La Peregrina en facebook

jeudi 10 juin 2010

LA LLUVIA Y TODOS LOS ANIMALES QUE AUN NOS CANTAN.





LA LLUVIA Y TODOS LOS ANIMALES QUE AUN NOS CANTAN.
Por Juan Carlos Recio


Para Marga, Klaritza Calvo, Burrón Azul y Chago, que hicieron posible lloviera sobre nuestras cabezas


Mientras Margarita avisa tempestad
y los bomberos salen para estar más cerca
de los miedos normandos
asomado a esa ventana virtual
donde hasta las lluvias acidas
son un espejismo.
Mientras los guajiros
mudan sus reses lejos del arroyo
y algunos cuentos de infancia
tienen en su primer amor
un poco de castigo;
mientras las cercas de las escuelas al campo
un poco más rotas que las otras cercas
servían a las fábulas de algunas otras
generaciones que se aplicaron
como animales sueltos en la intemperie.

Mientras llueve y algunos recuerdan
esas voces de aquellos campos
con aves de corral, ladrido de perros
y un poco de la nostalgia
de una cubanidad que a fuerza
sin esos desbordes que se lleven por fín
los trastos oscuros de nuestras miserias;
rotas alas de vuelos rasantes
en surcos o ruinas que también
guardan las líneas de aquellos rostros;
mientras esto ocurre
y Klaritza devuelve su felicidad
a pesar de ciertos panteones
donde tal vez descanse otros huesos
que no fueron sembrados
como tallos de plátanos en esas guerras
que nada tenían que alumbrar
en nuestros destinos:
cuando al fin escampe
habrá que repensar estas historias
y verlas florecer
en algunas sitierías no cercadas del olvido.

Juan Carlos Recio
NY 9 de Junio del 2010


Está tarde mientras una tempestad era avisada por Margarita, un grupo nos pusimos a recordar ciertas aventuras campestres y otros acertijos, del plagio a lo que ellos idearon salió este poema, de cercas, animales e intemperieres, ojalá que pronto podamos correr por esos potreros con más felicidad y menos nostalgia... JCR

Nota: En la trastienda encontrarán la fiesta de los mojados... con permiso de todos los participantes en el aquelarre, incluidas terneras, chivas y la difunta gallina...

mercredi 9 juin 2010

Decreto de junio, de su majestad la reina Margarita



Decreto de junio, de su majestad la reina Margarita

Desde hace dos días reflexiono. No hay que asustarse, poseo record en introspección, una de ellas me duró quince años y en ella trabajé hasta el absurdo poniendo capas, y decapando mi novela AMARAR. A cada Pc perdido, o viñadera el manuscrito se adentraba en otra, fenómeno a tener en cuenta por los novelistas en el futuro. Hay que poner punto final y pasar a otra cosa.

..”Ocurrió entonces la aparición del ángel. Fue en una taberna del puerto, estaba desesperado. Había matado en una riña, y buscaba papeles que le permitieran recomenzar. Le regalé los míos, hice don de certitudes, desvestido de toda identificación humana, arranqué mis huellas dactilares, las pegué en sus dedos; le autoricé a confundirse bajo mi nombre, a fecundar, robar, seguir camino, curado de cualquier cosa que pudiera autorizarme a ser un hombre.

El ángel se empeñaba en hacerme compañía, en aprender mis gestos y se amaneraba delante de los espejos, marcado por la ligereza de quien no ha pasado por las mismas. Yo huía, no tenía identidad a soportar.

…Cuando Matanzas se me hizo la destinación de regreso, abandoné al ángel. En el puerto vi que lloraba. Días después, en plena travesía, el capitán del barco me contó que el ángel se había arrojado en el metro de Madrid, perseguido por espantosas visiones. Mi ángel, con una cicatriz en el rostro, desintegrado en la estación del metro de Madrid, comprendió que me quería…ya no era un impostor, se había desnudado de mí. El ángel había adquirido sabiduría, hasta parecía inmenso en su luz de ángel muerto. Repleto de egolatría, yo esperaba que desplegara las alas. Más no tenía. Seco, pasmado en el ensueño de que se puede cambiar el destino, al adquirir la mole de mis conocimientos, estaba más desolado que un cántaro roto frente a la fuente de agua.

Al fraguar su forma de etéreo ser, supo que nada de lo que un hombre atesora a lo largo de su vida merece restituirse a la inmortalidad, y se fragmentó… Mientras, yo sigo igual, el mismo vagabundillo que huye…”



Reflexionar es una de las tareas más difíciles a que debe someterse quien decida escribir. Un poeta lo recordó y fue incisivo: tocó ejes astrales que me gobiernan y desgobiernan: el amor y la muerte, descarrilando emociones.

He tenido a bien esconderme, da mucho susto, y he comprendido, con humildad que es la única forma de entender, que será en lo adelante, uno de los ángeles que yo pensé que pintaba - muchos me han salido rebeldes y me fueron deshaciendo el pincel, la mano, el brazo, las entrañas-; otros, mas bien escasos pero de fuerte bondad, tienen una existencia tan luminosa que curan cuando hacen esfuerzos por componer las fibras , ocultas en los restos.

Espera, tú que me lees, en la estación o en el puerto, cuando llega EL , te deja esa impresión de que todo, por suerte, no está previsto y el riesgo, el mayor, es la vida. Gracias.

En este mes de junio, su Majestad la reina Margarita decreta “reflexión”, y nombra al Duque del Paradero de Camarones, príncipe de las carrileras de trenes del planeta, Caballero de Orden y memorias poéticas, por ser un terrible desbordador de emociones y por su sabiduría humana.

Agradecida pues del hilo a croché con que empató el fragmento y lo que palpita en mi corazón de reina.

Sírvase utilizar los cargos cuando se nombre;sin olvidar de hacer la reverencia a amigos de fino lustre que me honran con su querer.

Por el resto partiré a Irlanda, y a Escocia, regiones propicias a la reflexión que entamo en meses de veraneo y mucho cuchi cuchí planetario.

Su majestad la reina Margarita en junio del 2010.



Attempting the Impossible, 1928, óleo
RENE MAGRITTE

bajo la tormenta




Camilo Venegas me ha puesto a llorar,porque en estos ultimos tiempos estoy falta de mimos y esta hermosa cronica es un homenaje a Fayad,a una epoca, a quien fui, y pase sin darme cuenta; y a todo un grupo de poetas que estuvimos perdidos en una tempestad, y sobre todo, porque me he emocionado mucho, al llanto, y no habia, ni siquiera habia reconocido que uno de las grandes problematicas de mi vida, es precisamente esa: que no quiero que nada más se muera a mi alrededor.
Agradecida a todos
Camilo, tienes ojos de poeta.SI, no quiero que nada más se muera a mi alrededor.


lunes 7 de junio de 2010
Ella también escribe , Camilo Venegas, en El Fogonero.

vendredi 4 juin 2010

el pelo al reves II

las energias del pelo al reves.



o verlas directamente en Picabia
oleo, tinta, pastel-tecnica mixta

un honor




viernes 4 de junio de 2010
Repaso semanal a los blogs y webs más interesantes
Di Marga Code nos transporta por el siempre camino dífícil del exilio. Así que el blog no está exento de cierta idea de alejamiento y dolor. En él tendremos muestras del prolífico y creativo exilio cubano. El blog está editado por Margarita García Alonso, residente actualmente en Francia.

En ASAMBLEA DE PALABRAS

AGRADECIDA

jeudi 3 juin 2010

crocus sativus



Hoy cumple años el ángel perfecto, con su cráneo abierto para ejercer el mal, y su pistilo azafranado que colorea el arroz y deja escasas trazas en el cuerpo.
Que llueva “Crocus sativus” sobre Madrid, y alivie su alma.


mardi 1 juin 2010

desde las altas torres de recio




Juan Carlos Recio

DESDE LAS ALTAS TORRES


Para Margarita, por dibujarme en esas torres.

Desde las altas torres,
las luces de este cielo que me invento,
me deja ver en el claro donde ustedes,
cuelgan sus pies sobre el vacío,
que como a mí, nos apasiona.
Nunca he vendado mis ojos ante el abismo
ni he padecido otra altura que mi instinto;
procuro no ser profeta
ni ser quien reina
desde un aire ajeno
que no compulsa
y menos abandona.
Algunas cosas malas he dicho
otras
peores soporto
más nadie tiene su destino
como una cruz o una galleta de sal
para enterrar a los vivos
en esas paredes sin techo
donde algunas veces me han abandonado.

Desde las altas torres
también ustedes me ofrecen su abandono
su ración de miseria
que no me hace menos culpable.

Todos somos victimas y victimarios
nos pasamos la vida en el pago
de esas culpas
y en otros cruces de camino
somos esa señal
donde el espíritu santo
nos hace tres indivisibles personas;
luego quedan los pies colgantes
sin saber más allá de las próximas horas.

Algunas veces me dieron duro
en la espina dorsal
solo para que no olvidara
las lecciones:
esas costumbres que nos indicaban,
nuestra identidad clandestina;
una manera abstracta
de enarbolar ese abandono.

Si algún carácter, de esto,
me queda,
viene de esa niebla
donde los cuerpos rosados
me dieron fricción
y por qué no
me idealizaron.

Ya lo había dicho:
mientras mis padres duermen
el mismo silencio por separado
y soy el último lugar sobre una isla
llevo en mi corazón en vez de alforjas
pequeños animales que me hacen invisible.

Juan Carlos Recio
NY/ Mayo 27 del 2010.

AGRADECIDA