mardi 30 mars 2010

Y le relatarás a tu hijo ...feliz PESSAJ




El Séder de Pésaj: Séder significa “orden” en hebreo, y con este nombre se denomina la cena festiva de la primera noche de Pésaj, debido al orden preestablecido que deben guardar todas las bendiciones, ceremonias, alimentos, bebidas...de la celebración.

Al iniciarse la cena, quien la preside tiene delante de sí, sobre la mesa, la keará o “fuente” con los símbolos del Pésaj. Entre ellos se destacan el maror o hierba amarga (generalmente un rábano picante que evoca la amarga vida de esclavos que los hijos de Israel vivieron en Egipto); el zeróa (un hueso con carne asada, en recuerdo del cordero que se sacrificaba en el Templo de Jerusalén); el jaróset (una mezcla de manzanas y nueces picadas y amasadas con vino, semejante a la pasta de ladrillos que elaboraba el pueblo judío en Egipto); el carpás (verduras que se mojan en agua salada antes de comerlas –símbolo de las lágrimas de los esclavos israelitas en Egipto, o bien de las aguas saladas del Mar Rojo-); un huevo (recuerdo de uno de los sacrificios de la fiesta) y jazeret, otra verdura más (que varía según las diversas costumbres).



Complementan la mesa del Séder tres mazot (panes ácimos) colocadas una encima de la otra (símbolo de los tres sectores del pueblo judío: los “sacerdotes” o descendientes de Aarón; los levitas, hijos de la tribu de Leví; e Israel, todo el resto del pueblo), una copa de vino especialmente reservada para el “profeta Elías”, de quien se cree que también llega simbólicamente a cada hogar judío para participar junto con los presentes de la noche del Seder, y finalmente las copas de vino para todos de las cuales se beberá, sucesivamente, cuatro veces a lo largo de toda la noche. Estas cuatro copas celebran la liberación de los hijos de Israel de la esclavitud de Egipto, que esta definida en la Biblia con cuatro verbos diferentes, cuando Dios la promete a los israelitas: “Os sacaré de los sufrimientos de Egipto, os salvaré de su esclavitud, os redimiré con brazo extendido…y os tomaré para Mí como pueblo”. (Éxodo 6,6-7).



La Hagadá de Pésaj: La Hagadá o “Relato” de Pésaj es el texto tradicional que se lee en la mesa del Séder,contiene textos de muchas épocas diferentes, que van desde los tiempos bíblicos y la salida de Egipto al mando de Moisés pasando por la época del Talmud y la Edad Media, y llega hasta los tiempos modernos mediante un capítulo especial con el que muchos hogares judíos evocan en un momento del Séder también el Holocausto y la rebelión del guetto de Varsovia contra los nazis, iniciada en la primera noche del Pésaj del año 1943. También hay otras variantes de Hagadot modernas que agregan otras citas de la Biblia y de poetas hebreos medievales y modernos.

“Y le relatarás a tu hijo (la historia del éxodo de Egipto)” (Ex. 13,8).

Quien provoca el relato de esta noche es el menor de la familia, quien se dirige solemnemente a su padre para formularle las conocidas cuatro preguntas que empiezan con las palabras Má nishtaná, "¿En qué se diferencia (esta noche de Seder de otras noches del año)?” y con eso da lugar a que el padre le comience a contar toda la historia de la liberación del pueblo judío por obra de Dios.







foto de Judios de France

Hodie paradisum non vidi



Hodie paradisum non vidi

היום אני לא ראיתי את גן העדן

Dziś nie widział paradise
Сегодня я не видел рай
Aujourd'hui Je n'ai pas vu le paradise
Heute ich habe nicht die Paradise gesehen

Deslenguado en Sátiras de Bio-Estética
Filosofía para pantólogos de barra de bar

samedi 27 mars 2010

Efory Atocha ediciones publica BAGAZOS, de L. Santiago Méndez Alpízar / Chago





ESTA ES LA NOTICIA





Con saltos de alegría y sanos humos comparto con los amigos de Efory Atocha la buena nueva: albricias!!!!


Les adjunto la cubierta de mi próximo librito de versos, que estará disponible en todas partes para después de Semana Santa.

Igualmente les haré llegar en tiempo las invitaciones para próximas lecturas, presentaciones.

Es importante que agradezca, otra vez, a todos los amigos que me han brindado su trabajo y han estado para lograr que Efory Atocha ediciones sea real, exista.

Para Andrés Mir, Javier Gazapo, Rogelio Portal, Iván de la Nuez: muchas, muchas gracias!!!

Como he dicho la Colección Atocha de Poesía Hispanoamericana se inicia y ya están apalabrados varios libros de diferentes autores.

El próximo (Septiembre) será publicada: El pájaro de Oro. Poesía Completa de Rogelio Saunders, con Prólogo (estudio) de Pablo de Cuba. Igualmente están en proceso antologías de Dolan Mor, Andrés Mir...

La intención es que Efory Atocha ediciones tenga diferentes secciones, que llegue a la Narrativa y al Pensamiento.

No será intención de Efory Atocha ediciones cobrar nada por las publicaciones, y así mismo dará a todos los autores una parte acordada en ejemplares: corriendo por cuenta de Efory Atocha ediciones todos los gastos.

Los libros se podrán adquirir a través de la red de ventas de Publidisa y estarán dispuestos en, casi, todo el mundo. En España estará en las librerías más conocidas, como La Casa del Libro o la del El Corte Ingles: estamos haciendo gestiones para que también se pueda solicitar en otros sitios de interés.

Muchas gracias por estar de manera notable acompañando en esta nueva aventura: saludos y sanos humos.

L. Santiago Méndez Alpízar
/ Chago





la enorme alegría...


Puedo dar mis cuatro saltos de entusiasmo, conozco el libro, y me ha inspirado algunos gráficos, que formarán una edicion ilustrada que saldrá por los paises que aman el verso bueno, personal y cosmopolita, de quien incursiona en Madrid nombrando a la ciudad, tallando sus monumentos con esa voz unica de nuestras letras. Un placer compartir.











II

“Soy un joven que vive en la calle y les voy a mostrar varios ejercicios de Contorsionismo. Luego ustedes me darán lo que bien puedan. La voluntad”

No digamos cómo hemos llegado al suelo del vagón del Metro

Ni la chispa que aún resulta al final de los ojos

Aquella pedrada que le dimos al cristal de la tienda

-el arrebato-

Primer diente podrido / los calambres eternos

Hubo una vida

Ahora eres un joven con los dientes podridos que vendes un cuento en el suelo de un vagón de metro

Que pides para llenar de amoniaco los pulmones

-polvo al polvo y a tus pulmones base y amoniaco que va de chiforrover-

Un enjambre de avispas:
dolores de no sentir más que dolores

Aquello que dices fue otra trampa

Una estrategia diseñada desde tiempos de la augusta Roma
Desde antes

Ya no estás en la baraja





No te equivoques: Mañana
Seguiré Arañando en el Poema



Tal vez un disparo en la cabeza

Un harakiri /

con los poemas que /
con todos los poemas que
siguen llenando el cerebro de esta máquina

Una caída libre desde algún puente famoso

Un puente por donde tengas que pasar
un puente donde larga sea mi sombra / larga sea
mi muerte

Entonces /
llenarás de agua / de colonias la memoria

Completarás tus desgracias con las mías

Comenzaré a ser persona / un hombre bueno /
relegado /

Hombre de su tiempo / adelantado /
quizá
para la época /

Con un final sabido desde el primer día
desde el momento en que agarraron la cabeza con los fórceps



L. Santiago Méndez Alpízar (Remedios, Cuba, 1970), « Chago », ha publicado el libro ¿Entonces, qué? (Editorial Verbum, Madrid, 2007). Se trata de una antología que en tres cuerpos poéticos recoge poemas escritos en La Habana entre 1994 y 1995 (« Punto Negro »), y otros escritos en el exilio entre 1996-2004 (« Flashback ») y 2004-2006 (« Efory Atocha »).
El libro puede adquirirse pulsando aqui...

jeudi 25 mars 2010

un deseo




recostarme en el jardin de mi madre, sobre los barcos que mi padre construye entre arecas y palmeras, como si no hubiese estado tanto tiempo lejos...

foto de Philip Dixon

dimanche 21 mars 2010

feliz primavera a todos


El invierno ha estado rudo y han comenzado los chinchineos en Normandia, pero me voy al bosque a buscar botones de oro, que traen a las casas suerte y amor.

Desde el viernes estamos preparando Pessah (la pasqua judia, del 30 proximo, se determina por la primera luna después del rompimiento de la primavera,que celebramos hoy). Debo cacherizar la cocina, todo todito que brille, hacer las compras y preparar el pan ácimo elaborado con matzá **.

El Pésaj (Pesach o Pésag) es una fiesta de libertad, los judios conmemoramos la liberación de la esclavitud a que estuvimos sometidos por los egipcios.
La primera noche se celebra el Seder de Pésaj, una cena durante la cual se lee la Hagada (relato del Éxodo). Es una fiesta alegre, para disfrutar en familia donde estreno un vestidito que ya mostraré. Mazaltov jey!

Pe-saj significa la ’boca que habla’ ,cuando miles de años atrás los descendientes de Abraham volvieron, luego de cuatro siglos, a tener el derecho de opinar.Espero que suceda en la isla.

A mis amigos dejo las palabras del Rabin Dufour, y los consejos para los festejos.

Pessa'h, C’est sortir de toutes nos prisons, matérielles et non matérielles et aller vers la libération, la pureté et le vrai, et ensemble. De quoi devons nous nous libérer en nous?
Sur quels malheurs internes devons-nous faire "delete, effacer, mettre à la poubelle" et passer à autre chose de mieux?
De quoi devons nous nous libérer dans nos conformismes endormis?

Nous libérer de nos chutes répétées d'un esclavage à l'autre.
Le Rab Dufur, en Modia

LIBERARNOS DE CUALQUIER TIPO DE ESCLAVITUD es nuestra divisa, la de esta primavera que comienza. Felicidades.



calendario:
Ayuno 1ers Nés- - año 5770 : Lunes 29 Mars 2010 - 14 Nissan
Pessa'h (YomTov) - año 5770 : Martes 30 Mars 2010 - 15 Nissan
Pessa'h (YomTov) - año 5770 : miércoles 31 Mars 2010 - 16 Nissan

**La matza (matzot en plural) es un pan ácimo que se consume durante la Pascua Judía y cuyo origen se remonta al mismísimo Éxodo.

samedi 20 mars 2010

Albis Torres una semana hacia la luz



En esta época donde las informaciones se superponen como una montaña escabrosa, la cotidianeidad adquiere dimensión interplanetaria con Internet, la muerte de una amiga, de una vecina que escribía poesía y rondaba el Vedado, podía quedar en airecillo de palabras reiterativas sobre lo poco que publicó Albis Torres.

El tiempo estaba invitándome a ese duelo no hecho, al ejercicio humano del recuerdo, a los versos con los cuales andamos, sea cual sea la prisa, en el tiempo poético tan desgarrador de una semana, a veces larga, a veces tentada de cambiar de tema.

Que breve y larga resulta una semana, donde se muere una mujer, y el sábado siguiente renace, se transforma en luz el alma errante de una poetisa cubana.

Agradecida a Wendy Guerra por dejarme entrar en esta otra puerta de su universo, la tan secreta que hiere, la de su mama. A los que han leído en silencio y a Carmen Karin Aldrey quien nos lega en el pasaje. “Recuerdo a Albis muy bien, me parece tenerla delante... me impresionó saber que había fallecido... tantos años en el camino!!! Pero sabes, la muerte no existe, así le llaman a la partida del cuerpo, a la desintegración de la materia. La energía sobrevive, busca sus afinidades y se mantiene evolucionando. Nuestros amados difuntos, por llamarlo de alguna manera, están en una dimensión que quizás no sabemos percibir, o no estamos preparados para ello, pero que tiene su intersección con la nuestra... algo así como en el Diagrama de Venn. Creo firmemente en que nos vamos, pero sólo de viaje. Quién sabe cuántas veces más regresaremos”.

Fe
Hay mitos que nadie ha fabulado,
mitos como universos que habitan
en los seres humildes.
El mío son las olas y un hombre
que las vio diligentes hacer y deshacer,
el paisaje lunar de las Galápagos
y un hombre que no cruzó el océano
e imaginó, mil veces veinte, un viaje
sin riberas.
Mi país es ese instante único
que ahora mismo sucede en todas partes,
orillas de la tierra,
lugares a los que no sé ir
ni puedo, y llego sin embargo.
Amo esa alquimia de olas y pacientes orillas.
No hay mejor patria
ni asta en que poner
bandera alguna.
He aquí mi acto de fe por Albis Torres.




Wendy Guerra Torres
LA MEMORIA Y EL POLVO

Para mami: Albis Torres


Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Silvio Rodríguez

Humano el gesto de una mariposa perdida
aleteando en el sollozo epistolar de lo que empieza
borrando la tinta del cuaderno enloquecido
diciendo mentiras sobre la prolongación del viento
y dibujando la calma con la espera de la brisa.
Un halo de verano vino ahogando la arrogancia,
y en el dolor que recuerda la agonía
vuela violácea y extraña.
Como si fuera invisible su estado de grávida belleza
pierde
el sentido del centro que la guarda
y cae desnuda, ante mis pies, ausente de rubor
y cae vencida de delirio y viajes fatuos.
Mientras recobro el polvo de sus textos
ella me olvida y escapa
entre sus alas
la memoria.


Homenaje a Albis Torres en la semana de su muerte, y de su nacimiento.
15 de marzo del 2004 ----20 de marzo de 1947.
Para que sea menos la poetisa de la que no se conocen sus versos. Descanse en paz.

vendredi 19 mars 2010

PATIO, Albis Torres



PATIO

Patio: muchedumbre de cosas extraviadas;
¿Qué habrá que nunca pude llegar a oír?
Enredillos de arañas; leve pisar brillante de babosas.
Como el enamorado pobre que llora, sin esperar
que acuda a su reclamo;
¿Qué habrá que nunca pude llegar a oír y te has
quedado tanto?


Homenaje a Albis Torres en la semana de su muerte, y de su nacimiento.
15 de marzo del 2004 ----20 de marzo de 1947.
Para que sea menos la poetisa de la que no se conocen sus versos.

jeudi 18 mars 2010

VISITANTE, Albis Torres




VISITANTE

Llegó temprano, cantando con su voz de agua
a tocar en la puerta
y esperó paciente que lavara
la interminable fila de camisas,
se estaba bien entre las ropas blancas
y aún cantaba.
Escapó a la cocina.
Entonces él, aún más paciente
se adormeció al aroma del sofrito.
Espabilose, y sacando fuerzas de flaquezas
esperó
subido en los sillones para no enfadar a la mujer
que abrillantaba losas de monótonos trazos.
La vio sacar innumerables cosas, zurcir arrugas,
ordenar remiendos.
Pensó el poema tomarla para sí cuando muriera
la última luz en el quehacer constante de la casa.
Atrapado en sueños de fatiga
pone su mano de agua sobre el pecho de la mujer.
Piensa que volverá mañana, aún más temprano
a poseerla.

Homenaje a Albis Torres en la semana de su muerte, y de su nacimiento.
15 de marzo del 2004 ----20 de marzo de 1947.
Para que sea menos la poetisa de la que no se conocen sus versos.

lundi 15 mars 2010

El guajiro y su sombra, entre cafetales...Albis Torres





ALBERGUE DE LOS CAFETALES
Contra nosotras
conspiran las antiguas leyendas
de los cafetales.
En medio de la noche
suena el cencerro
de algún mulo perdido.
¿Quién sabe
dónde de detuvo
rendido y aterrado
ante el juyuyo
de macabras burlas?
Pero la risa puede más
que todas las leyendas.
Somos nosotras, compañeras
despabilando el día entre las hojas
y el grano de café,
goteando el último bostezo de la noche.
El frío, las fatigas,
el jarro de café de boca en boca
nos reconstruye en una sola pieza.
Albergue de los cafetales
cálido brazo de mujer
contra el que se desploma el silencio.

Albis Torres.



El guajiro y su sombra
Albis Torres
Existió hace mucho tiempo un guajiro enorme, con una sombra –aún más grande que él- que espantaba los caballos.
Solía la sombra a veces apurar a su dueño por el camino, o abreviar el paso, y esto lo hacía meneándose de tal manera que por mucho que el hombrón disimulara llegó el día en que nadie le hizo compañía en su caminata hasta las canteras, a donde cada madrugada se encaminaba la cuadrilla de labor.
El guajiro, torpe como era a causa del poco estudio y el mucho andar entre bestias y cristianos que no las aventajaban, sentía vergüenza y mucha soledad.
Un día, teniéndola a tiro con el rabillo del ojo, la vio rascarse detrás de una oreja, y le dio tanta rabia el verla tan fresca aliviándose la comezón mientras que él había perdido todo contacto humano por su culpa que, alzando la voz se puso a cantar:
Tantas cosas hembras veo
que ha creado la natura
todas buenas, menos una,
la única que yo poseo
La sombra quedó inmóvil a pesar de que su dueño ya andaba echándose al hombro los bártulos.
Lo que se siente al ver un hombre trajinando mientras su sombra lo observa, lo saben bien las dos ancianas que se esfumaron por el mismo recodo que venían, clamando misericordia.
Luego echó a andar la sombra tras el guajiro, por el camino bordeado de cujes que no tenía más animación que el desgarramiento de un sinsonte.
De momento dejó de correr el aire, el sinsonte paró en seco su letanía y ni el polvo del camino se alzaba. Era como si algo se hubiese detenido. Los cujes se vieron secos y desamparados como nunca, y jamás hubo camino más a la intemperie.
El guajiro no era capaz de entender lo que sucedía, y mientras se aprestaba a medir la dirección del viento desde su pulgar, brincó la sombra y se perdió, no sabe el desdichado si a su diestra o a su siniestra.
Fue entonces que el sinsonte retomó su canto y el bosque de cujes siguió siendo el mismo empolvado y anónimo de todos los días.
Si un guajiro acompañado por una sombra con criterio propio se queda sin amigos ¿qué le pasa a un guajiro que no tiene ninguna? Se sabía de él por la dirección desde la cual huían los pájaros.
A la condena de la soledad se unía la de un estado de vaguedad en el que nada presidía o seguía a sus gestos. Nada se plantaba bajo sus pies. Lo que anda con todo el mundo y se repite aún a sí misma le faltaba, y era como si nada de lo que hiciera, oyera, dijera o tocara tuviese consistencia.
Entonces decidió morirse y hubo velorio en su casa. Asistieron los agradecidos vecinos, mientras él se acomodaba endomingado en la caja entre rezos, flores y velas.
La gente hablaba de cosas de velorio y el hombre sin sombra esperaba, nervioso como un recién casado, a que le llegara el sueño y con el sueño una muerte clara, sin la compañía inquietante de las sombras.
Entonces ella entró. Arrimó un taburete a la caja donde el guajiro, más que verla, la sintió en el silencio parejo de los reunidos.
Inmóvil en el taburete, daba más lástima que miedo.
El guajiro esperó conteniendo el resuello.
Entonces ella se asomó, y el hombrón, de un brinco, la tuvo con una mano por la cintura, mientras que con la otra se hacía del arreo con el que le propinó una paliza a la rebelde, la que, aunque podía esperarse, no dijo ni pío.
Ahora va la sombra sin criterios detrás del guajiro, y cuando se desgarra un sinsonte a las doce del día, mientras camina junto a la cuadrilla de sombras tras la cuadrilla de jornaleros, tiende a girar en busca del pájaro, y el hombrón se para en seco y la mira. La mira de lado y la sombra vuelve a su gesto y anda, anda como se debe andar.


Homenaje a Albis Torres en la semana de su muerte, y de su nacimiento.
15 de marzo del 2004 ----20 de marzo de 1947.
Para que sea menos la poetisa de la que no se conocen sus versos.

Dormida sobre un potro y Dibujo de niña, Albis Torres




MUJER DORMIDA SOBRE UN POTRO

Dichosa imagen de esta mujer desnuda
dormida sobre un potro.
Aquí está detenida
las patas de la bestia condenadas
en un género de lianas trepadoras.
Dócil bajo su carga
el potro ni ladea los costados
no sea que se caiga
y de repente se rompa
como el cristal del agua con su hocico
este encantamiento.
No parece cansado
y sin embargo anduvo cientos de lugares.
Entre la muchedumbre
un niño los vio pasar
con la fascinación de poseerla sólo él,
distante y abrazada
hermosa.
Un viejo señaló,
otros viraron las espaldas.
Pero en el patio de la escuela
todos la vieron
y cuando ya cruzaba otras ciudades,
formados
los cuatrocientos treinta y seis adolescentes
dijeron
si, director
una mujer con los cabellos sueltos
y los ojos cerrados
sobre un potro.
Cuántos montes y ciudades
cuántos ríos y bahías,
cuánta ciudad con ríos
cuántos ríos cruzando las ciudades
yéndose a desangrar en las bahías.
Pero ahora está aquí
vestida por azar
de cuanta cosa hermosa le negó el camino.
Dejémosla
no sea que la blanda dejadez de sus espaldas
nos diga que está muerta
o que de pronto
sepamos el color de su mirada
y ya no sea más
una mujer dormida sobre un potro.
Albis Torres.




DIBUJO DE LA NIÑA


La niña duerme atrapada entre los libros.
Quién vendrá a desatar sus pequeños demonios.
Quién vendrá a defenderla un día cuando apague el cigarro y la despierte,
acabando de una vez con este sueño.
Breve sueño.
La niña duerme al menos, mientras la dibuje.

Albis Torres

Homenaje a Albis Torres en la semana de su muerte, y de su nacimiento.
15 de marzo del 2004 ----20 de marzo de 1947.

Para que sea menos la poetisa de la que no se conocen sus versos.

Hoy es el día después, cuando "lo" inerte se prepara al viaje y el espiritu se agarra a las paredes...

HAY GENTES TAN DESGRACIADAS….Albis Torres





HAY GENTES TAN DESGRACIADAS….

Ella fue la mujer a quien quiso
y traerla a casa la primera alegría de su vida.
Hacía gallinitas de papel.
Las hacía como si nada
conversando, pensando.
Él miraba moverse aquellas manos tan queridas
y sacar de la nada alas, crestas
y una cola que hacía agitarse y crujir
al ave imaginaria.


Todo parecía tan simple.


Cuando ella se fue
trató muchas veces de repetir el milagro
dobló y desdobló papeles, tal vez pensando
que si daba sólo con una de aquellas pajaritas
regresaría atraída por el conjuro.

Parecía tan simple.

Su último intento fue a dar a la basura
reducido a una triste bolita de papel.

Fue entonces que entendió que su mujer
estaba hecha de muchos dobleces,
de un mecanismo mudo que la hacia aletear
sin una idea exacta de vuelo.
Intento mecánico de ganar altura
Siempre que se le tirara con buen tino de la cola.
Y la olvidó para siempre

Albis Torres.

15 de marzo del 2004 ----20 de marzo de 1947.





para cualquier reproduccion de la foto, contactar a su hija Wendy Guerra.

Para que sea menos la poetisa de la que no se conocen sus versos…

dimanche 14 mars 2010

Albis Torres, el hada de las personas menuditas se fue hace seis años




Este es un viaje al país de las personas menuditas. En realidad comienza mañana 15 de marzo, pero desde hace un buen tiempo desempolvo maletas y trato de recordar los cocimientos que aprendí en la calle Jovellar.

Descendía las cuatro pisos del edificio que hacia esquina a O y 27, pasaba por la parada de ese extraño triangulo que te lleva a cualquier otra dimensión del Vedado, -en realidad es una frontera muy fina, cruzas la calle de Infanta y vas descendiendo a barrios de callejuelas solariegas, a otro mundo…- yo cortaba por el parque de los estudiantes, y llegaba a la casita donde brindaban te, o tila, o manzanilla o sopas aguaditas de vegetales, como si el cuerpo de sus habitantes se alimentara de bibliotecas interminables, de papeles , tecleos , garabatos y audacias. Todo muy lógico si era ilógico o poema.

No tengo que hacer mucho esfuerzo, he estado tanto tiempo lejos que no vi como cambiaba el rostro, ni siquiera escuché los aullidos de la mujercita que trabajaba los guiones de radio con la misma excelencia que si fuese un poema. Me lo ha contado su hija, me lo ha contado Carlos Augusto, un poeta con quien comparto el miedo de la locura. Quizás, si logro escribir esto, vuelva a recobrar el sueño.

En esa esquina coincidíamos; la mayoría de las veces ella andaba con un príncipe menudito- que éramos todos muy finos en aquella habanera forma de detenerse en las calles, excepción del negro Vitico, Amiel el librero o Vladimir un poco cargadito-todos: Reina, Marilyn, Víctor, Carlos Augusto, Emilio, Pedro, Harold, Ernesto y hasta el bien cuerpeado de Omar parecían seres decantados de una revista mágica.

Para dar más aliento a la historia, el príncipe que nombro se llama Sigfredo y tenía con esta mujercita un royo de cintas, y tal conocimiento de los libretos y los boleros, que en casa, cuando el Moro estrenaba un vinilo pensaba inmediatamente en que lo escucharan, porque la cara embriagada que ponían avalaba a cualquier creador.

La mujercita venía de Cienfuegos adentro y yo de Matanzas colina, y nos dábamos a la poesía, ambas teníamos una hija y amábamos al Moro y como en los cuentos de menuditos no hay edad, lo mismo me ponía seria que me iba con la chica llamada Wendy- otro nombre que asegura que esta historia cierta, es completamente de duendes-a parrandear por los cines y hasta la estación de radio, compartiendo, si la época era propicia, una buena ración de salchichas vienesas, un óleo, o un concierto.


El mundo donde les ubico tiene mucha relación con las obras de Erick Johansson
y es una sordina de barco que entra al puerto de la Habana, o de barco que parte. Lo terrible llegó cuando ya estaba lejos. La madre menudita debe haber sentido como el aire se enrarecía, amanecer significaba que alguien había partido- confieso que me duele –la ex estudiante de pintura comenzó a recibir seres en las manchas de la pared, entre los libros se escondían rostros, y en los espejos un alemán de fuerte constitución le robaba a cada descuido un recuerdo, la consumía.



Nada se podía, vaciarse de saber le debe haber iluminado desde adentro, quizás, como maga de bondad le fue concedido convertirse en una onda radial, y quedarse en el espacio, quizás será escuchada cuando avance la tecnología, pues tenia secretos, demasiados apuntes, todo desorganizado porque la vida nos apura y los editores que toman riesgos son escasos, por suerte la descendencia que tuvimos se encarga de seguir desgreñando cabezas, y nada esta perdido, es la herencia de los polvos de una isla que sobrevuela …cuando se es madre se comprende que estos apuntes son escasos y debemos cuidarnos como huérfanas cuando parte un hada.

Lo que si aseguro es que mañana comienza con la muerte de Albis Torres, ocurrida hace seis años, una semana extraña hasta el 20 donde hubiésemos estando celebrando su cumpleaños.

Las personas menuditas son así, transcurren en apenas una semana, son metáfora, porque el tiempo le es totalmente incomprensible.


DIÁLOGOS ENTRE LA BRUJA Y EL ÁNGEL
V
-¿Qué es lo más importante en el amor para ti,
Ángel?
-Para mí, la libertad. ¿Y para ti, Bruja?
-Para mí, la sabiduría.
-¿Entonces por qué te rizas el pelo y te hechas
tantos polvos en la cara?
-¿Y por qué no vuelas tú con más frecuencia?
-Porque los rizos y los polvos te quedan bien.
-No en otra cosa gasto yo mi sabiduría.
IX
-Imagínate que una cuerda pende desde el cielo
frente a ti, Bruja. ¿Qué harías?
-Una cuerda no puede caer desde el cielo.
-Imagina que puede ser.
-¿Tiene un lazo en el extremo?
-¿Por qué una bruja tiene que pensar siempre
que las cuerdas tienen un lazo en el extremo?
-De lo contrario no sería una bruja.
-No, no tiene un lazo –contesto impaciente el Ángel.
-En ese caso, esperaría junto a ella.
-¿No correrías?
-No. Creo que no.
-¿Y para qué esperar?
-Porque una soga extendida desde el cielo
solo puede significar dos cosas:
un cabo en la distancia o un SOS.
-¿Qué harías?
-Aguardar.
-¿La ayuda que te brindan?
-No Ángel, no necesito ayuda.
-¿Esperar por quién te necesita? ¿Eres tan solidaria, Bruja?
-Me importa un bledo que alguien necesite ayuda.
-Entonces, ¿a qué esperar?
-Ángel querido, sólo una vez penderá una cuerda
desde el cielo frente a mí.
Si sigo de largo, pasaré el resto de mi vida
esperando que vuelva a suceder.




ESA MUJER, LO QUE QUIERE ES QUE LA MIREN

¿Quién dejó de asistir
a su deber de hombre
que esta mujer retoma cada día
con aire funerario?

Y mira sobre el hombro
suficiente
rumiando una salud
no compartida.

Pobre mujer,
me asusta su rostro
de virgen homicida.


CIENCIA FICCION

Y si llegara un hombre verde
y si llegara un hombre verde
y si llegara un hombre verde o azul
en una nave
Y si llegara.

Qué diría de mí, tan despeinada
sin adornos ni gracia.
Qué diría de todos por mi culpa.





Albis Torres
La habitación más tibia, Ediciones Mecenas, 2006.

samedi 13 mars 2010

Paris Normandie






Le Havre Libre

Paris Normandie

Expo Bouquinerie

Attention aux robes

Continuité du travail qui commence en 2002 sur « les alertes », qui induisent des comportements mécaniques. S’inscrit dans les trois lignes thématiques de ma création : la fragilité des objets, les collections de maison, l’inexistence du paradis dans la cité et l’espace graphique de la vie.


Proyecto “Las atenciones”
Comienzo de mis tres grandes líneas de trabajo. Trabajo sobre la fragilidad de los objetos de colección casera; la inexistencia del paraíso en la ciudad y le espacio grafico de la vida.

jeudi 11 mars 2010

Char




LOS SOLES CANOROS
René Char
Francia (1907-1988)


La desapariciones inexplicables
Los accidentes imprevisibles
Los infortunios quizá excesivos
Las catástrofes de todo orden
Los cataclismos que ahogan y carbonizan
El suicidio considerado crimen
Los degenerados intratables
Los que se enrollan en la cabeza un delantal
de herrero
Los ingenuos de primera magnitud
Los que colocan el féretro de su madre
en el fondo de un pozo
Los cerebros incultos
Los sesos de cuero
Los que ivernan en el hospital y conservan la embriaguez
de las ropas desgarradas
La malva de las prisiones
La ortiga de las prisiones
La higuera nodriza de ruinas
Los silenciosos incurables
Los que canalizan la espuma del mundo subterráneo
Los enamorados en éxtasis
Los poetas excavadores
Los que asesinan a los huérfanos tocando el clarín
Los magos de la espiga
Imperan temperatura benigna alrededor de los
sudorosos embalsamados del trabajo.

VEN, SIEMPRE VEN




VEN, SIEMPRE VEN

Vicente Aleixandre.

No te acerques. Tu frente, tu ardiente frente, tu encendida frente,
las huellas de unos besos,
ese resplandor que aun de día se siente si te acercas,
ese resplandor contagioso que me queda en las manos,
ese río luminoso en que hundo mis brazos,
en el que casi no me atrevo a beber, por temor después a ya una dura vida de lucero.
No quiero que vivas en mí como vive la luz,
con ese ya aislamiento de estrella que se une con su luz,
a quien el amor se niega a través del espacio
duro y azul que separa y no une,
donde cada lucero inaccesible
es una soledad que, gemebunda, envía su tristeza.
La soledad destella en el mundo sin amor.
La vida es una vívida corteza,
una rugosa piel inmóvil,
donde el hombre no puede encontrar su descanso,
por más que aplique su sueño contra un astro apagado.
Pero tú no te acerques. Tu frente destellante, carbón encendido que me arrebata a la propia conciencia,
duelo fulgúreo en que de pronto siento la tentación de morir,
de quemarme los labios con tu roce indeleble,
de sentir mi carne deshacerse contra tu diamante abrasador.
No te acerques, porque tu beso se prolonga como el choque imposible de las estrellas,
como el espacio que súbitamente se incendia,
éter propagador donde la destrucción de los mundos
es un único corazón que totalmente se abrasa.
Ven, ven, ven como el carbón extinto oscuro que encierra una muerte;
ven como la noche ciega que me acerca su rostro;
ven como los dos labios marcados por el rojo,
por esa línea larga que funde los metales.
Ven, ven, amor mío; ven, hermética frente, redondez casi rodante
que luces como una órbita que va a morir en mis brazos;
ven como dos ojos o dos profundas soledades,
dos imperiosas llamadas de una hondura que no conozco.
¡Ven, ven, muerte, amor; ven pronto, te destruyo;
ven, que quiero matar o amar o morir o darte todo;
ven, que ruedas como liviana piedra,
confundida como una luna que me pide mis rayos!

mardi 9 mars 2010

anoche en la lectura y expo




con el poeta Yoland Simon, autor de la antologia.


Mlle Laura Perez

con Monsieur Brochec, director de las ediciones L'Aiguille
El poeta Xavier Perier.





jala!!!

desenlace





DESENLACE
Derek Walcott

Yo vivo solo
al borde del agua sin esposa ni hijos.
He girado en torno a muchas posibilidades
para llegar a lo siguiente:

una pequeña casa a la orilla de un agua gris,
con las ventanas siempre abiertas
hacia el mar añejo. No elegimos estas cosas.

Mas somos lo que hemos hecho.
Sufrimos, los años pasan,
dejamos caer el peso pero no nuestra necesidad

de cargar con algo. El amor es una piedra
que se asentó en el fondo del mar
bajo el agua gris. Ahora, ya no le pido nada a

la poesía sino buenos sentimientos,
ni misericordia, ni fama, ni Curación. Mujer silenciosa,
podemos sentarnos a mirar las aguas grises,

y en una vida inmaculada
por la mediocridad y la basura
vivir al modo de las rocas.

Voy a olvidar la sensibilidad,
olvidaré mi talento. Eso será más grande
y más difícil que lo que pasa por ser la vida.

lundi 8 mars 2010

inauguro la primavera de los poetas, con un frio de ...




Lunes de apuros y movidas. Esta noche leo mis poemas en francés en “Les Yeux D’Elsa”, -Los ojos de Elsa, el poema de Aragón ha dado nombre a esta magnifica plaza cultural de la ciudad- junto al poeta Yoland Simon, quien presentara la antología “La femme est un songe”, de Terres d’auteur, donde me incluyen por eso de que en otra lengua vivo y siento desde hace un buen tiempo.
Después habrá inauguración de la exposición y brindis… por ahora carrera porque abrir Le printemps de poètes- la primavera de poetas – con este frío, y la responsabilidad de llegar a lectores de largos inviernos, es decir, educados a la musicalidad del viento, es bastante para mi natura de recogida, con tal de que no se me enrede la lengua…
Buen comienzo de semana y felicidades a las mujeres.





Cinquanta, cinquante, cincuenta- Matanças.

"Cache la mémoire de ton visage avec le masque de celle que tu seras
et fait peur à la fille que tu étais".

Alejandra Pizarnik


Je ne fais plus de comptes sur le champ infécond
Je me suis retirée à la Mer de la Manche
Je suis au Grand Exil : la terrifiante vieillesse
Qui étale son foulard, qui arrive sans prévenir.
Regardez, l’esprit veut rester et la logique le coule
Je naufrage en cinquante lettres de la cabale.

Rien n’a été en vain : je suis en Europe avec
Trois ou quatre vies dérangées
L’île, le continent ne sauve pas ma moitié :Matanzas.

Le voyage a commencé dans une obscure gare
Le plafond argenté, l’argile des colonnes soutenait le ciel
- je crois que c’était Ur des Chaldéens-
Les persécuteurs avaient des chien
La multitude qui tuait l’air avec ses cris
Agonisait dans les détails que je traduisais dans une langue morte
Sous peine de perdre la vie.

Harrân pouvait être le port où jamais je ne retournerais
Car le Roi Nimrod ne supporte pas qu’on lui touche les cheveux.

Je mesurais le temps par l’accumulation de papiers, de lettres,
De cartes, de factures sans ouvrir
Pendant que la nuit se dématérialisait en sable, sous le vent glacé.

“Quitte ton pays…et sois une bénédiction”.

L’Euphrate, le Canimar, le San Juan, le Yumuri, la Seine
N’importe quel fleuve effacait les traces de ma cité natale,
Mais la boue m’empêchait d’avancer, je salissais les écritures.

Il pourrait être Ur, mais c’est Matanzas l’écho qui grandissait au Sinai

Cache ton visage Sarah –le siroco commence-
« dis que tu es ma sœur, ouvre tes robes et ta chair au pharaon ».
Prise par Abraham je lie mes cheveux avec la
Perche de l’aube, je nourrissais les eaux,
Cassais des tablettes d’argile, tétais une autre langue
Abattue dans les bras du néant.

Dieu m’envoyait des chèvres, du lait, du miel
L’épicentre du cantique et la mer salée flétrissait les doigts,
La mer morte emplissait et vidait mon corps.
Mon frère égorgeait un bouc et je regardais vers l’Est
Dis-moi, serais-je dévorée par le désert ?

La cité où je suis née c’est le vertige, la polémique
Si je fus, si je fus une autre, je ne me souviens plus

J’ai un vague souvenir du port bleu
Les murailles de la Havana, les falaises du Havre

-A Madrid non, là bas j’étais pute, je donnais la langue
Que j’avais oublié

Trois pays me nomment, dans les trois je tuais au couteau
La fille que j’y étais
Il n’y a pas des tombes, que des noms effacés.

Ma mère cueille le riz sur les nuages roses
Mon père regard les muettes,
Peut-être que les goélands savent où je suis.




Madame Bovary

Vêtue de velours et de dentèles déchirées
Pour des prières qui tombent au milieu de la rue
je touche les vitres, je jette des pierres à la pluie
-peut importe le jour en Normandie,
Tous égaux, tous aveugles-
J’ai roulé un cigare, je n’ai pas envie de recoudre les gants,
Je n’ai pas envie de parler aux passants, envie de rien
Dès l’instant que je sais qu’il y a une aiguille dans la pomme.