samedi 28 février 2009

Luc Jacques, desde Belgica y el Cosmos

ha realizado este video de algunas de mis pinturas. Su obra poetica y pictorica se encuentra en el titulo de este post, aqui....
http://lorghi.aggelia.be

tambien Ha subido mis pinturas a Youtoube . Muchas gracias Luc.

jeudi 26 février 2009

RECONDENACION DE LAS BUENAS



"Me niego a vivir en el mundo ordinario como una mujer ordinaria. A establecer relaciones ordinarias. Necesito el éxtasis. Soy una neurótica, en el sentido de que vivo en mi mundo. No me adaptaré al mundo. Me adapto a mí misma".

Imagínate, Anaïs Nin, si debo estar recondenada…ja.

mardi 24 février 2009

El mundo de MICKiE




Un juego de cartas para Mickie.

Tengo una amiga blogera y artista, su nombre es Zurama, madre de un hermoso niño autista llamado Mickie, para quien lanzamos esta convocatoria: un juego de cartas para Mickie. Con este juego de cartas trataremos de mejorar la comunicación, de traducir a Mickie el mundo y de aprender el suyo.
Todo lo relacionado con esta causa se encuentra en…


http://parentsagainstautism.ning.com/
http://mickiesprogress.blogspot.com
http://autismoporinyeccion.blogspot.com
http://www.zurama.com
Sé que puedo contar contigo… Divúlguelo, la única autoria es la bondad.
Estos son los correos para enviar las cartas….
autismtookmickie@gmail.com
margari@wanadoo.fr
Las bases y detalles quedan aquí, en varios idiomas….

"El Mundo de Mickie"


Tratamos de que no existan barreras, de encontrar modos de comunicación y de aprender el mundo de Mickie, nombrando el nuestro.
Las personas interesadas-artistas, infografistas, dibujantes, personas sensibles, Todos, pueden participar enviando un dibujo.
Como cartas de un tarot, en 10 cms x 5cms, con trazos simples, a línea, a crayón, que conformaran un juego, donde estarán presente las emociones y el mundo que nos rodea.
Los blogs pueden afichar la convocatoria, así como pasarla a escuelas e instituciones...

En Francés:
Convocation.
"Le monde de Mickie", ou Un jeu de cartes pour Mickie.

Nous traitons de que n' existent pas des barrières, de trouver des manières de communication et d' apprendre le monde de Mickie, en nommant le nôtre.
Les personnes intéressées les artistes, graphistes, des dessinateurs, des personnes sensibles, Tous, peuvent participer en envoyant un dessin.
Comme des lettres d' un tarot, dans 10 cm x 5cms, avec des traits simples, à une ligne, à crayon qui façonneront un jeu, où seront présents les émotions et le monde qui nous entoure.
Les blogs peuvent afficher la convocation, et inviter à des écoles et des institutions à nous rejoindre.
Merci.


In Italian:
Convocazione.

"Il mondo di Mickie, o un gioco di carte per Mickie.
Noi discutere che non esistono barriere, trovare i mezzi di comunicazione e di imparare il mondo di Mickie, i nostri nomi.

Coloro che sono interessati artisti, grafici, designer, persone sensibili, tutti possono partecipare inviando un disegno.
Come le lettere di una tarot in 5cms x 10 cm, con linee semplici, una linea a matita, che forma un gioco, dove saranno presenti le emozioni e il mondo intorno a noi.
Blog possono visualizzare la convocazione, e di invitare le scuole e le istituzioni ad unirsi a noi.
Grazie.


In English:

A few weeks ago, a blogger and artist friend of mine, Magarita Garcia Alonso, came up with the idea, or convoking a card game for Mickie.
"Mickie's World"
Trying to brake barriers and find ways of communication and learn Mickie's world, by explaining our world.
All persons interested-artists, graphic artists, drawers, sensitive people, All may participate sending a drawing.
Something like Tarot Cards, in 10 cms x 5cms, with simple traces, or a line, a crayon, that will make up the game, where emotions will be present as well as the world around us.

Thank you.



EL LINK HACIA EL BLOG DE MICKIE EN EL TITULO DE EsTE POST.

lundi 23 février 2009

He dormido un mes y medio con un muerto.



No, no se trata de mi ex con su carácter agriado y su pasajera pero permanente hostilidad a darle al cuerpo; a él todo el morbo en la palabra. Es mi vecino.

Antes de contar lo sucedido pienso en mis compañeras de trabajo en el Invifas, a la altura de las torres gemelas en el Paseo de la Castellana. Las chicas pegadas a la pantalla, en otro capitulo de esta telenovela que dicen me llevaría a la fama. Todo lo que por ahí se pierda me cae encima.

Breve recapitulativo y muerte en si.

Regresé el 10 de enero a Le Havre, el día después que nevó en Madrid a blanquear la ciudad y desde entonces silencio. La pared de mi cuarto da al cuarto,- estudio es como llaman a los apartamentitos-, de este señor gordito, con bastón, atizado por el vino, quien consideraba una obligación pedirme una moneda, azúcar, agua, leche o criticar las esculturas del corredor que compartimos. Cuestión de que quede claro, quien es quien, y el territorio de donde se viene.

El venía de la calle y el Estado francés le dio un techo. No recordaba el último año en que vivió en una casa, quizás en la infancia lejana y son rudos los inviernos.

Desde que llegué ni una voz, nadie maldecía a las sillas o tiraba el vaso, no tenía eco y comencé a preguntar por su suerte. Un mes y medio pregunta y protesta con la guardiana del edificio, señor, que pasaron hasta las fiestas donde estamos censados compartir saludos.

Hasta la noche de ayer domingo que pasé del desvelo a los escalofríos y sensaciones extrañas, a lo cual mi negrita, la gata Mimi se sumaba con los pelos paraos, lo que me era de poca ayuda.

Esta mañana vino la policía, el cerrajero, el notario publico, y la asistente social . La calle repleta de curiosos. Abrieron la puerta con gran ruido y lo encontraron muerto, por lo menos desde fines de octubre. No había olor en el pasillo, pues hace demasiado frío y las casas están “hermetizadas”.

Recogieron los restos en un saco negro, plástico, como los de basura y se lo llevaron en un camión blanco y fue entonces que comenzó el tufillo, más bien una picazón en la nariz y en los ojos y un desconsuelo indefinible del aire, soportable eso sí, pero perenne. Parece que quiere despedirse del olvido. El que nunca tuvo casa, no quiere abandonar su techo, ni que le molesten el gran sueño.

No, nunca tuvo nombre, solo "Monsieur" y un raro apellido.

Heme aquí poniendo vela e incienso. Compré albahaca y ron blanco para despojarme. He dormido todo este tiempo al lado de un muerto, pared fina contra pared, sin saberlo. Una estrecha capa de cemento te divide, mientras se este de este lado lo cuento, pero no me extraña que hoy vele, tenga deseos de meter al primero que pase en mi cama , ni que desafine.


samedi 21 février 2009

Me están saliendo nuevas y duelen las que caen.



He tenido una semana de nubes. El Centauroparadis, Kafka, Milena, Borges, Lezama, Bonnie y Clyde han fracasado en el recuento, se han quedado chiquitos delante de mi fragilidad y permanencia. Ya domesticaron mi memoria. Antes me consolaban, ahora no me alivian.

Acabé con la pintura sin que el baño oculte los peces que nadan sobre una cortina pálida e interpuesta entre el agua y la puerta. Quizás la cortina mire como parten mis alas junto a los restos de pintura que se disuelven y enrumban el metro de cañerías, donde no hay estaciones.

Yo desciendo de esa inmensa siesta fluir madrileño y pongo los pies en tierra.
No es la estación, no es la buena. Por nada del mundo saldría a pasear en esta ciudad tan gris y fea, con sus aceras desniveladas y cagadas por los perros y tantos habitantes mutantes, testimoniando, ah que si Maupassant, cruces de parientes, o demasiada contaminación del camambert o de zona industrial. Pa’ feos tengo una maestría en photoshop.

Mi ex -analista me aconsejaría de hacer un esfuerzo, esa, aparte de su neurosis de escuchar, no se entera del resto. Primero me mutilaría los ojos, no hay arreglo, Le Havre y yo estamos definitivamente divorciados.

Hice lo necesario para homenajear al albañil que conocí y amé, si, el de la figura de bambú y los pelos lacios, negros, finos de bebe…y a parte de estropearme el cuello, ninguna capa de naranja, verde o azul cubrió la epidermis de “ese”. A cargar con el maldito, no hay remedio. Uno no se cura de “Todo”.

Habrá que pasar a otro cuento, intentar escribir en paracaídas y lanzar, desde los acantilados, las palabras con bolsillos repletos de piedras; si se asientan en el fondo del mar, puede que valgan algo cuando las descubran en los siglos venideros.

Hace años que colecciono tarots –cuando me da el chubasco, le meto a Chango y hago ofrendas al panteón africano. Coloco las cartas, una a una sobre la madera y releo los pactos, la torre que cae, el carruaje que invita, mientras Madame Bovary saca su guante y se despide, atrevida, a Londres, aunque no esté a la moda.




Hoy hablaré en clave sobre los cercanos.

Mi hija ha quitado a su príncipe azul, me inquieta que ninguna dulzura alcance a mi chiquita; Maya, la de la Isla , cree en el poemario que creamos y amazona editoras; Lala me dedica un poema . Le he regalado pollitos pa’ la sopita a Vanessa, Denka y Alexei Díaz Paz, quienes han tratado de calmar mi mal genio y, sobre todo, de bajarme los pelos parados.

El Marques de Sade estimula las sombras; es de esos hombres con quien conecto cérvico-delirante-extrapolar, y no le conozco.

Me llegó-cuando arriba X solo puede ser por correo electrónico, como un abrazo de aire- decía que llegó y veo la foto de Carlos con su hija. “Tienes los ojos más de amor que he visto en mi vida”-le respondo, “ya los viste en el noventa”, murmura. Reconozco que fueron muleta cuando la destrucción no deseada de Madrid. Los amores ancianos sirven para limpiar las manchas y advertirte del abismo, o del bache, o del tropezón, que no hay que exaltar a los malos “deseres”.

Yo, tan apática a la intimidad intimidante de los humanos, me había desnudado con el gato barcino y este me ha herido, ha destruido la neurona que me embriagaba, por puro temor del queso y del ratón en escabeche. Le tenía reservado una recogida de uvas en Montmartre, pero los mitos se van escachando, por pura excusa de papillas.

Es grata la brisa de New Orleans, deben estar fumando papiros en cualquier parte. Un hombre, desde el puerto, me regala blus et bluses azulados.

Finalmente el caos, soñé con mi abuela y mi madre y mi ex quien “enniñecía’ y ennegrecía entre paredes blancas en una isla lejana , y desperté dando palos a mi teclado. Nada, solo quedamos, yo y el papel en blanco y ese dolor inmenso cuando hay que cambiar las alas. Hay urgencia, o escribo y me salgo de aquí o maldeciré el próximo verano.

mercredi 11 février 2009

"HAZzz" sexo con el muro de tu cocina



Pintar una casa es un acto de extrema violencia. Durante días estará usted encerrado en su interior y desplazará la geografía intima. Una mujer que diga, “yo asumo, cambio el color”, es de temer.

Hay que preparar los más mínimos detalles para la desestructuración y saber, que debe guardar fuerzas para después acomodar, rozar la armonía con lo que quede del destrozo.

Muchas casas francesas, sobre todo en la Normandía huelen a bibliotecas, están empapeladas y han sido calentadas al fuego durante inviernos. Si evitamos el olor a queso y con mucha imaginación, tras el espesor de muros, vive una leyenda.

Empecemos por mi cocina, la he decapado, puesta al desnudo, tras quitar seis papeles diferentes: amarillo; con florecitas; con tazas y platicos a relieve; blanco muy manchado; y una belleza de Liz, seguro que de un azul muy vivo. Cada capa de papel tiene cuerpo, espalda para proteger el muro, y pegamento.

Usted quitará lo que se ve, dejará sus uñas en la espalda y se pegará al resto. Es erótico lo sé, el papel tiene esa virtud de hacerme “orgasmar”.

Se conoce la superficie pero poco el muro, el espacio sólido que te protege del frío, y de la intemperie, la estructura donde duermes, escribes, lloras y piensas. El papel es la cara que te ve en el transcurso de años, la que se acuerda de aquel desayuno al alba, donde tu novio, el de entonces, derramó su leche. Es todo, pantalla y cine imaginado. Detrás, esa capa superficial de papel acumula la historia.

Quitar el papel parece tarea de tontos. Hablo de la primera capa. Luego se pega a los dedos el testimonio. Aparecen en la segunda piel números, alguien ha medido la superficie de tu mundo para apresarlo en otra capa; en la tercera encuentras frases, antes de depositar la nueva piel, el árabe, rumano, checo, polones…-hay que ser un exiliado para ejercer en los muros ajenos-, escribió sus iniciales, dejó un mensaje a su patria, a su novia lejana.

Sigues pasando la frontera, a golpe de cuchillo, rapadora, y agua, llegas al último papel, que no ofrece resistencia, es casi muro, casi arena de tiempo, y se deshace en tus manos, te ofrece sus poros.



Como un libro maltratado yace en el suelo el papel de muro; los papeles acumulados en charco de agua engomada. Es inútil tratar de rescatarlos para proteger el suelo cuando posas brochazos,- inusuales en una mujer moderada y conservadora de instintos salvajes-; lo que te ha costado horas elevar, se abrochará con toda su alma a tus pies y, otra vez, deberás gratar mosaicos.

Cuando encierras los papeles en una bolsa, sabes que todo ha cambiado. Le has arrebatado a tu hábitat la costra y estas cansada, pero limpia de pecados. Todo lo que venga tendrá cara nueva.

Es que será el método correcto para echar cal, a un lado el cemento, a un amor de amores de amor que esperaste y amor que llegó y amor que te defraudó? Se parece en el cuento, hay violencia, y pasión. Si tu sexo está que mete miedo de tanto pedir sin que le den nada, desquítate, araña muros y que te den consuelo.

Me dirán, pero es más fácil con un consolador, o el vecinito que te chifla al pasar. Si, pero esos no dejan de ser accesorios y estoy hablando de cambios.

Has pasado por terremotos interiores, tusamis y desalientos, hasta lamentas la suerte de haber comenzado; pero ahora tienes que escoger un color, determinar el golpe del pincel, olvidar el papel, ser.



Esto de pintar es un arte masculino, establecido con normas anti- feminidad y que debes cambiar, en apenas tres horas de pintadera sostenida. Ser pintora de cuadros me ha resultado de poco merito. No hay razones para tener que quitar los tomacorrientes, cuando pueden sostener cualquier color y esconderse en la pared. Ya no vivimos en la época en que era importantísimo para el bombero entrar y saber, inmediatamente, donde estaba la prisa.

Lo del color uniforme es también de machos; un degradado de azules, hace de un muro el cielo. Pero hay que osar, dejar al visitante inoportuno con ese “voyons, margarita”, que en traducción literal significa, “veamos, margarita”, pero en realidad viene con peros y consejos, algo así como “metiste la pata, niña, no sabias que…”

Muchos objetos se han deteriorado, diríamos que de forma intencionada, pues guardaste con sumo cuidado la tacita con el asa rota de una mañana de dos en la mesa, y, sin embargo, el plato de Maripinta, la metepuñetas a la hora, ay, ese se ha manchado y saldrá a pasear al basurero.

Todo volverá a entrar en “cierto” orden,-absurdo pensar que después que se ha llegado no vale la pena intentar la diferencia- ese equilibrio entre papel, muro, pintura , objeto necesario, decoración, que te ha dictado, tu capa más profunda.

No será del color naranja, ni tendrá el ribete dorado, pero ya sabes hasta donde te llegó la fuerza, donde cogiste el segundo aire, y, sin darte cuenta, la casa, ahora tuya, te ha trasformado.

Una mujer que pinta su casa tiene deseos de saldar cuentas, de amor, de espacio agradable, de menos contaminación, y es de temer.

Todo ha cambiado, las tripas y la mirada.

Ahora  comienzo a pintar el cuarto….

samedi 7 février 2009

Se me fue un amigo, se me fue un amor.



El actor Jorge Guerra murió. Tenía 66 años.

En la década del ochenta reinaba en la escena del teatro Karlos Marx, junto a Virulo, en espectáculos que doblaban de la risa a los más duros.

Matanzas, fue su “otro” lugar, donde nos hizo pasar castings para la Seña del Humor, entrenó a los muchachos, corrigió libretos, perfeccionó e impulsó el grupo yumurino a la esfera nacional.



Jorge Guerra ya era muy conocido en su patria, Chile, por el personaje de Pin Pon, quien salía de una cajita para contar historias a los niños.
Cuando hablé de mi amor por el teatro, las empanadas, el vino y las confidencias ahí estará Jorge; cuando me falte afecto volveré a su ternura de hierbita fresca, a sus susurros, a su duende. No estaré sola, es el tercer novio que se ha ido.

En el link,-titulo de este post- esta la noticia y videos.
http://latercera.com/contenido/661_99672_9.shtml

Un abrazo a todos los amigos del teatro y en especial a Rubencito Aguiar, que cuando se enteró, dio un salto en Madrid y me lo hizo saber.


Alrededor de las 23.10 horas de ayer, y luego de infructuosos intentos de reanimación por parte de los médicos del hospital Barros Luco, falleció el destacado actor Jorge Guerra, reconocido por su personaje Pin Pon.

El artista de 66 años, que hace una semana había sufrido un infarto al corazón, estaba con ventilación mecánica desde el miércoles y sufrió una descompensación que finalmente le quitó la vida.

El creador del emblemático muñeco Pin Pon, había presentado una pequeña mejoría durante los últimos días, sin embargo, su estado de salud había empeorado, según anunciaron en la mañana de ayer fuentes del establecimiento.

En estos momentos los restos del actor son velados en el Teatro Oriente.

vendredi 6 février 2009

Himen virtual en subasta.




Me estoy deteriorando como « mujer con pareja ». Ya casi no queda nada. Estamos en febrero y sola, compro enormes sacos de vegetales congelados: brócolis, céleris, carotes, oignon, haricots verts y champignon, que dispongo en un plato a voluntad mientras tecleo, en una especie de nube abstracta pues han desaparecido las letras.

He bajado de peso, es decir, me he desinflado de aberraciones domesticas; pienso pintar la cocina de naranja sostenido, pues entraré, como un anuncio publicitario, a visitarla en las mañanas con la venida del sol.

Sembré mis tulipanes holandeses; en la primavera robarán ojos en la calle Hilaire Colombel.

Mi gata Mimi, la negrita madre de Wicsy, no tiene ardores y revisa los armarios.

Mi “Centauroparadis Virtus-Al” ha salido a descubrir que existe aun en el corazón de los hombres- ir al titulo de este post, ahí está el link, avisarme si usted le alimenta, será bien recompensado-; y estoy presta para volverme a enamorar, hasta me pregunto si empiezo a estarlo. Soy liviana e inconstante para estas cosas, es genético.

Mi hija Laura pinta como un ciempiés, cien manos para cien obras a la semana y aunque discutimos de autoría, no nos vamos al desmayo. Próximamente inventaré el sombrero que impida que nos conectemos a nivel de creación, así evitaremos embrollas de quien lo pensó primero.

Mi vecina Jeannina se ha comprado una computadora, último grito, mejor chic, la más cara del mercado y le enseño a encenderla y a jugar, que es lo que le interesa, lo cual me hace sentir una mujer cibernética, rica en conocimientos tecnológicos, con todo el futuro web a mis pies.

Después regreso a casa, a mi pc que chinchana como un tractor, asfixiado por la falta de memoria virtual -es ya un delirio postear o viajar en la red, por suerte con los cincuenta abandoné el hackeo y el pandilleo cibernetico. Fíjense, asumo el nombre completo, el que me dieron mis padres, desde el día "50aniversario", y trato de que lamanga, esa viciosa de juegos y polémicas, sea pronto olvidada. Esto se lo debo a Mariajesu que me enseñó, no si gran esfuerzo, a comportarme en la administración, en Madrid. Yo le dejé un hermoso archivo, de recuerdo.

Tengo una finca en Facebook con muchos rostros, mucho tiempo perdido, pero sigo queriendo al mismo grupito conocido. Me han aceptado muchísimos que me ignoraban hasta ayer,-y seguirán haciéndolo- nadie me ha negado la amistad, con lo que he ahorrado algunos euros en análisis. Trato de no hacerme virar, y por todos los medios, de estar entre las fashion victimas facebook mas visitadas. Ya calmaré el juego, he puesto voluntad, no he sido atroz, ni cínica, en ningún comentario.

La novela Amarar, esa que escribo, pierdo, borro y reescribo desde 1982, se ha puesto anciana sin encontrar amante editor y pronto se prostituirá en mi blog. Le pesa demasiado el himen, y la tengo que ayudar.

Dos hago constar: aumentan los intelectuales que me escriben al correo, y les da pena o no quieren ser reconocidos como visitantes de este blog; y, me carteo y siento una enorme admiración por algunas escritoras cubanas lesbianas, sin que posea la química para investigar que sería mi cuerpo en los brazos de otra mujer, lo que me entristece, por no estar apta para la experiencia. Me iré del mundo sin conocer. Ellas me quieren, y aceptan asi, sin prejuicios, una “heterosata”, provoca siempre revuelos a su alrededor.

Mi amigo, el gato barcino, está de acuerdo conmigo, con este frío no habrá buena cosecha de mangos.

Por el resto, sigo reportando y espero testimonios, doblada de la risa, pues esto se parece al diario de una incorrecta...